Loader

Estas son las tradiciones navideñas de la familia real británica

Según el antiguo chef de la familia, Darren McGrady, el clima en Sandringham House llega a ser “austero” durante las celebraciones
  • Por O Globo / Brasil / GDA
  • 08 DIC. 2017 - 11:41 AM
Photo
McGrady afirma que la reina es más bien minimalista durante las fiestas navideñas.
  • Compartir esta nota:

A diferencia de lo que se pueda imaginar, la Navidad de la familia real británica parece ser bastante modesta. Por lo menos para los estándares reales.

De acuerdo con el antiguo chef de la familia, Darren McGrady, el clima en Sandringham House, propiedad en Norfolk donde la realeza pasa los días 24 y 25 de diciembre, llega a ser “austero” durante las celebraciones navideñas. De hecho, las tradiciones de la familia de Isabel II no parecen tan diferentes a las practicadas por los mortales: apertura de regalos, ceremonia religiosa, almuerzo con pavo y una cena con platos típicos para cerrar los dos días de fiesta.

Pero, por supuesto, hay algunos detalles que hacen la celebración digna del título “real”. Aunque McGrady afirma a la revista británica “Good housekeeping” que la reina es más bien minimalista durante las fiestas, revela que no hay sólo un gran árbol en la casa sino también una versión artificial en plata de más de 30 años de edad.

“Después del té, abren los regalos en la víspera de Navidad, como en la tradición alemana, ya que descienden de ese linaje”, cuenta el chef. “En la mañana del día 25, la familia toma un desayuno reforzado antes de ir a la iglesia”, agrega.

Según el cocinero, después de las celebraciones religiosas en el día de Navidad, hay un gran almuerzo familiar con exactamente el mismo menú todos los años: ensalada con camarón o langosta, pavo asado, vegetales -como zanahorias y coliflor- y pudín navideño con mantequilla de brandy de postre.

Después del almuerzo, todos asisten al discurso de Navidad de la reina. La familia vuelve a reunirse para el típico té de la tarde, mientras esperan por la cena. La última comida del día siempre se sirve en forma de buffet, con más de 20 ítems tradicionales y un chef a la mesa para cortar las carnes.

“Poco antes del buffet, el chef en servicio va al comedor a cortar las carnes y, cuando termina, Vuestra Majestad le regala un vaso de wisky para brindar con ella. Es una de las tradiciones preferidas de los chefs “, bromea McGrady, quien le cocinó a la familia real por más de diez años.

Después de un día entero de abundancia, Isabel II no renuncia a un dulce antes de dormir. “La reina es una gran chocolatra”, sostiene McGrady.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba