Loader

La modelo Monic Pérez se casará en la Catedral de San Juan

Luego, la también Miss Universe Puerto Rico 2013 contraerá nupcias en Nepal
  • Por Patricia Vargas Casiano
  • 03 JUN. 2018 - 08:01 AM
Photo
Monic Pérez se encuentra en Puerto Rico organizando su boda. (Foto: Vanessa Vélez)
  • Compartir esta nota:

Cual si fuera un cuento de “Las mil y una noches”, esos románticos de nunca acabar, Monic Pérez, Miss Universe Puerto Rico 2013, se marchó a Nepal hace más de dos años buscando esa espiritualidad que prevalece en el Himalaya y que anhelaba como parte de su crecimiento, pero jamás pensó que allí conocería a su futuro esposo. Entiende que todo fue producto del destino, pues estuvo a punto de cancelar ese viaje.

Por otras tantas coincidencias que iremos descubriendo en esta historia, la enfermera conoció a Sean Einhaus, un jugador de golf profesional hijo de los dueños del hotel Dwarikas (nombre del abuelo del novio) en la ciudad de Katmandu donde ella se hospedó. A partir de entonces nunca más se separaron.

La modelo, quien ha logrado una importante carrera en Europa y Nueva York, se encuentra en Puerto Rico organizando su boda que se celebrará primero en la Catedral de San Juan en junio del 2019 y luego en Nepal, con toda la extravagancia que se acostumbra en Oriente Medio. La pareja celebró este año su doble compromiso en Nepal.

“Sean me pidió que me casara con él en diciembre. Habíamos solicitado ir de trekking (senderismo) en una región cerca del Himalaya, que se conoce como el circuito Annapurna, y en el último día de la estadía estábamos en el tope de una montaña en un terreno de su familia donde van a construir su próximo hotel, con la vista más espectacular que he visto en mi vida, en la caída del sol. Lo noté nervioso, hasta que me dijo: 'Hace dos años y un día nos conocimos y quiero que te cases conmigo’. Pero cuando me fue a poner el anillo de compromiso no me servía, era del tamaño del dedo de una niña”, contó Monic a carcajadas.

“Le pregunté a una amiga de Monic cuál era la medida de su dedo anular y la forma que debía tener el diamante, para ir a una joyería a comprarlo. Me dijo que era 6, pero era la medida en Nepal”, explicó el deportista vía telefónica desde Europa, quien eligió ese lugar perteneciente a su familia porque desea que en un futuro, cuando el hotel esté construido, recordar que ahí fue donde le pidió matrimonio a su amada.

El segundo pedido de bodas, ya con la sortija lista, fue en el hotel de la familia. “No me lo esperaba, fue bonito, íntimo, con amigos y con toda la familia Einhaus. Ellos tienen un campamento para ayudar a las víctimas que perdieron sus casas en el terremoto del 2015, son como 300 personas, y ese día estaban celebrando la Navidad, que aunque no se estila en su cultura, la hacen para los niños y sus padres en enero, y mi novio decidió darme la sortija que sí me sirvió”.

Reunión de madres y abuela

En estos días Monic visita la isla acompañada de su futura suegra, la madre de su suegra de 86 años, y Mirna Díaz, mamá de la exreina de belleza, que reside en Nueva York. Por primera vez las tres mujeres se conocen personalmente y visitarán al padre de la novia en Vega Alta.

“Mi suegra quiere ver dónde nos vamos a casar. Se va a reunir conmigo y con los decoradores. Tiene un hotel muy exitoso, por lo que le sobra experiencia. Para mí es importante que ella me ayude”, dijo.

Para la ceremonia religiosa en la catedral de San Juan, Monic vestirá de la diseñadora boricua Sonia Santiago. “Aparte de que es mi amiga, ella fue la primera diseñadora que me dio la oportunidad en el modelaje. Se arriesgó, porque yo nunca había modelado y ella me eligió para su desfile cuando era Miss Arecibo. Luego para el Miss Universo tampoco se pudo porque ya se había seleccionado a otro diseñador, pero me encantan sus trajes de novia”.

Revela que esa noche le gustaría lucir clásica ante los 125 invitados que tendrá entre ambas familias. “Quiero un traje de bodas que cuando vea las fotos 50 años después me siga gustando. No quiero nada sexy sino elegante, porque la familia de mi novio es muy conservadora, especialmente su abuela que va a estar presente, quiero respetar sus costumbres”.

Para la recepción, que será en el Antiguo Casino de Puerto Rico, también vestirá un modelo de Sonia ajustado al cuerpo. Dos días antes del enlace matrimonial se celebrará un encuentro entre familias en la Hacienda Siesta Alegre en Río Grande. La puertorriqueña siempre le dijo a su novio que deseaba tener una boda en su país.

“Para mí es bien importante que la familia de él y sus amistades conozcan mi cultura. Se va a realizar otra boda en Nepal porque la mamá de Sean es bien tradicional, y así los de allá van a poder asistir. Quiero resaltar la mezcla de culturas, la alemana, la nepalí y la puertorriqueña, enfocada en la música y la comida. Voy a tener pleneros y me gustaría tomar clases de salsa para bailarla con Sean esa noche, asimismo aprender una rutina de ‘Bolliwood dancing’ que a su familia le va a fascinar”.

Para su boda en Nepal la modelo seguirá las tradiciones. “Vestiré de rojo como todas las novias allá. Mi traje es como un sari y llevaré muchas joyas, muchos brazaletes y accesorios en la cabeza. Va a ser tremenda experiencia para mí. Jamás en la vida imaginé que tendría una boda con una persona procedente de una lugar tan lejano”.

Como es la costumbre en Oriente, Sean le va a hacer un regalo en oro a su futura esposa. “El oro es algo importante en los matrimonios. Ya mi familia se está encargando de eso”.

Los novios se confiesan

¿Cómo ha sido la experiencia de enamorarte de una reina?

“Para mí, Monic no es la reina de belleza, ni la modelo, eso es lo que ella fue en el pasado. Sé que los puertorriqueños están muy orgullosos de ella, pero ella es sólo mi Monic, con la que comparto ambiciones y sueños, nos apoyamos el uno al otro, nos complementamos y con ella estoy cumpliendo un sueño”.

Monic agregó que se enamoró de él enseguida que lo vio en el vestíbulo del hotel de su familia y vio el trato que tiene con su mamá y su abuela, que viven en el hotel. “Pude darme cuenta lo dulce y respetuoso que es con su familia, eso fue lo que más me atrajo”.

¿Qué es lo que más te gusta de Monic?

Tiene un corazón grandioso, le gusta hacer el bien a los demás. Si una persona se siente mal, ella busca cómo ayudarla. Tiene hermosas cualidades.

¿Cómo vez tu futuro junto a Sean?

Modelando, él con su carrera en el golf, felices con nuestros hijos y realizando unos proyectos en Puerto Rico. Estoy hablando con mi suegra para abrir un hotel como el de ellos en la isla, para mí sería un sueño.

¿Planifican tener hijos rápido?

Sí, mi prioridad es la familia. Tengo 28 años, al igual que Sean, (él es un mes mayor que ella) y no quiero esperar tanto tiempo. Estoy dispuesta a quedar embarazada tan pronto me case, no vamos a planificar los hijos, ya veremos a ver qué pasa.

¿Dónde van a vivir cuando se casen?

Los primeros tres años vamos a vivir en Alemania porque yo allí puedo trabajar de modelo -como he estado haciendo- y él todavía no puede jugar golf en Estados Unidos. Quiero aprender alemán para hablarles a mis hijos en el idioma de su padre, alemán y nepalí, y en español e inglés. Si cualifica para jugar en Estados Unidos, viviríamos quizás en Florida, por el clima.

Has estado en Puerto Rico dos veces. ¿Qué es lo que más te gusta de la isla?, preguntamos al enamorado.

El mofongo (risas). Me gusta todo de Puerto Rico, la temperatura, las personas, me gusta hacer turismo allá.

Señala la novia que la primera vez que visitaron Puerto Rico lo llevó a Guavate. Él es de Alemania donde la gente es seca, así que quedó en “shock” cuando fuimos a un restaurante donde habían muchos viejitos bailando.

No te coronaste como Miss Universo, pero ganaste en el amor.

“A veces pienso que fue malo no ganar, pero nunca hubiese conocido a Sean y mi vida sería completamente diferente. Yo prefiero tener a mi esposo, viajando con él, apoyándolo y eventualmente haciendo un proyecto en Puerto Rico. 

  • Compartir esta nota:
Volver arriba