Loader

La vida vuelve a sorprender a Denise Quiñones

La cantante y actriz pone en pausa sus sueños para encaminar a otras a cumplir los suyos
Photo
Denise Quiñones la nueva directora nacional de dicho certamen se observa alegre y satisfecha, aunque acepta que en sus planes no estaba tomar las riendas del concurso en la isla. (Foto: Rosario Fernández)
  • Compartir esta nota:

Denise Quiñones llegó a toda prisa a la entrevista, pero con una sonrisa que lo decía todo. Aún vestida en ropa deportiva, su belleza no pasa inadvertida para quien la mira… no es gratuito ni coincidencia que nos haya regalado la cuarta corona del codiciado concurso Miss Universe en el año 2001. Sin embargo, más allá de lo obvio, llama la atención algo más profundo… “ángel” le llaman algunos, “carisma”, le llaman otros, pero lo que es indiscutible es que su belleza irradia de adentro.

Acompañada en esta ocasión por el director de imagen de Miss Universe Puerto Rico (MUPR), Clark Ivor, la nueva directora nacional de dicho certamen se observa alegre y satisfecha, aunque acepta que en sus planes no estaba tomar las riendas del concurso en la isla. Sin embargo, la oportunidad llegó inesperadamente, como suelen llegar las oportunidades. Así la acogió con pasión y mucha ternura, aunque, si le hubieran dicho que estaría realizando esta tarea hoy, quizás se hubiera reído incrédula. Tiene una visión clara de lo que desea lograr y está segura de que, en la constante búsqueda de la excelencia, está el secreto del éxito.

“Desde que empecé este proceso, y, a través de toda mi vida, un pilar que he mantenido siempre es buscar la excelencia en todo lo que hago. Nunca he pretendido ni he pensado en compararme con nadie más, y, desde bien jovencita, he tenido este sentido de competir conmigo misma y saber que estoy dando el 100%, no importa lo que esté haciendo en cualquier renglón de mi vida”. Es, precisamente, esa máxima de vida lo que trata de inculcarles a sus pupilas de MUPR.

“Les digo que si están dando lo mejor de ellas cada día, aun cuando sientan que todavía no están donde desean llegar, ya con eso es suficiente”, destaca, al mencionar que, como implica el lema del concurso de belleza nacional, “La Belleza Renace”, lo que se busca es que las chicas desarrollen nuevos conocimientos y una actitud que les permitan enfrentar los retos de la vida. “Que se sientan realizadas y ganadoras, independientemente de que se lleven la corona o no”, acota con seguridad.

Para ello, cuenta con el apoyo de su equipo de trabajo y, como es de esperarse, impone unos estándares altos, los cuales se aplica a sí misma. “Lo que espero de mí y de ellos es que estén ahí para darles una buena experiencia a las candidatas, para que, cuando terminen este proceso, sientan que son mejores personas, que han desarrollado nuevas destrezas y que son más completas de lo que eran cuando entraron (al certamen)”. Enmarca su compromiso en la educación, la dignidad y, más que nada, en el respeto. Su deseo es que “las chicas sientan que aprendieron algo, que todo valió la pena”. En este contexto, el apoyo del canal oficial, WAPA TV, y de los auspiciadores ha sido fundamental.

Un fino balance, en ruta a la evolución

Denise logra mantener un delicado balance entre sus funciones como directora nacional de la franquicia y mentora de las jóvenes. Admite, francamente, ser sobreprotectora y sentirse casi como una hermana mayor, pues “siempre tengo el instinto de protegerlas y de que ellas estén bien”. Al mismo tiempo, acepta ser perfeccionista y estar atenta a todos los detalles para ayudarlas a alcanzar su máximo potencial, con la misma disciplina y pasión con la que rige cada faceta de su vida.

Su estrategia, que emana de su personalidad y de sus experiencias de vida, ha probado ser positiva y se nota en la relación que se da entre las jóvenes concursantes. “Es lindo ver un grupo de jóvenes tan bellas y con cualidades que están a otro nivel”, dice orgullosa, mientras destaca que varios de los profesores que imparten los talleres a las concursantes han resaltado la energía y la dinámica auténtica que se da entre las chicas.

“Es un grupo excelente de candidatas y un equipo excelente de profesionales, y todo esto se conjuga para crear algo positivo”, destaca Denise, quien señala que, desde que asumió esta encomienda, las muestras de cariño y de apoyo no han cesado, lo cual agradece desde lo profundo de su corazón.

“Gracias por creer en mí y en esto que también estamos creando a nivel de producción en WAPA y de auspiciadores que han vuelto a creer una vez más (en el concurso) y apostar por esto. Este es un voto de confianza bien grande y bien bonito”, resume, al indicar que la meta por la cual están trabajando es reposicionar y evolucionar el certamen para llevarlo a otros niveles.

Dejar fluir

Son muchas las cosas que están ocurriendo en su vida  y, como relata, vive un momento de mucha ebullición y evolución profesional y personal. Si bien es cierto que el destino la ha llevado a poner en pausa sus más grandes pasiones: el canto, la danza y la actuación, para dedicarse a esta nueva faceta que la ilusiona y que, a veces, la asombra, no lo es menos que toma la vida como viene. A través de los años, ha aprendido a dejar todo fluir y el pasado y el futuro no son los elementos esenciales en estos momentos de su vida.

“Yo fluyo. He aprendido a no formar muchos planes ni expectativas en mi cabeza y sí a vivir en el presente”, dice, mientras añade divertida que no le interesa conocer el futuro, pues “ya tengo bastante con el presente”.

“Tanto a nivel personal como profesional estoy en una etapa de mucho crecimiento, porque me estoy enfrentando a tantas cosas nuevas que también afectan positivamente mi vida personal”, analiza para añadir que salirse por completo de su zona de confort y de lo que son sus pasiones más profundas, le ha permitido expandir sus intereses y exponerse a nuevos elementos que retan su realidad y lo previamente conocido.

“Es bien difícil autoexaminarse, mientras todavía lo estás procesando. Pero, sí, exponerme a estar en una posición de liderazgo y conocer un poco de diferentes cosas, me ha permitido aprender mucho”, recalca Denise, quien se define como espiritual en esencia y amante de la naturaleza, sobre todo del mar.

Su felicidad, cuenta, se compone de los pequeños momentos de la vida: estar con su familia, compartir con sus amistades, disfrutar del amor incondicional de su perrita y, por supuesto, los logros que han marcado su carrera y que le han permitido bailar, cantar y actuar a través de los años. Luego de una pausa, ríe pícara y añade a su lista que también le encanta dormir y comer… “los placeres simples de la vida ¡y qué grandes son!”.

Ávida de aprender

Es inevitable preguntarle lo que implica ser un modelo a seguir y su respuesta es directa. “Que me vean como un modelo a seguir no depende de mí. No pienso sobre eso ni lo busco. Simplemente pienso que tengo que ser quien yo quiera ser y sentirme bien conmigo misma, en paz y en armonía; y hacer las cosas que me gustan, con amor y positivismo”, dice  convencida en el proceso que está viviendo y reconociendo que no se tiene el control absoluto de nada.

“La vida me sigue sorprendiendo, así que ya me seguirá diciendo qué hacer”, asiente con la certeza de quien espera que todo se vaya revelando ante sí, sin apuros y sin expectativas. “Nos creemos a cada rato que tenemos el control, pero no es así. Lo más importante es saber cómo manejar nuestras reacciones a las situaciones de la vida”. ¿Cambiarías algo de tu vida?, es la interrogante que sigue. Responde categóricamente, “no”.

Por lo pronto, aunque en receso por los compromisos que implica el  MUPR, destaca que espera retomar las diferentes facetas de su carrera artística y que los días 25, 26 y 27 de enero de 2019, luego de un cambio de fecha, subirá a escena en el Centro de Bellas Artes Luis A. Ferré, en Santurce, “La divina prostituta”, un monólogo en el que interpretará a una trabajadora sexual. También menciona que su segundo perfume, Dulce amor, ha tenido una gran aceptación y continúa a la venta.

Agradecida por el apoyo

Los preparativos para el certamen siguen a todo vapor y ya se encuentran en la recta final, dice Denise, quien invita al público a mantenerse pendiente a los detalles del certamen, que se llevará a cabo el 20 de septiembre, fecha que coincide con el paso del huracán María sobre la isla, a través de muniversepr.com

En ese aspecto, para la directora nacional de la franquicia, el que las 30 jóvenes hayan asumido el desafío económico, de tiempo y de esfuerzo que implica participar del certamen en un momento tan retante de sus vidas y para el país, es loable.

“Las aplaudo”, recalca, “porque si asumen este reto es porque realmente creen en esto y tienen un deseo muy grande de representar a Puerto Rico y usar el certamen como una plataforma para alcanzar sus propios sueños y metas”.

Créditos

Lugar: Serafina Beach Hotel

Fotos: Rosario Fernández

Peinado y maquillaje: Clark Ivor

Joyería: Lido Jewelers

- Traje blanco con detalles dorados de Gustavo Arango. Joyería de Lido Jewelers

- Traje en tonos azules y verde con flecos en canutillos, de Eclíptica. Joyería de Lido Jewelers

- Traje en estampado de rayas, de Stella Nolasco. Joyería de Lido Jewelers

  • Compartir esta nota:
Volver arriba