Loader

La llegada de los invitados a la capilla de St. George para la boda de Harry y Meghan

El actor George Clooney y su esposa Amal, David Beckham y la presentadora Oprah Winfrey fueron los primeros en arribar a Windsor.
Photo
James Blunt y su esposa, George Clooney y la suya, más Oprah, entre los primeros en llegar a la boda. (Foto: AP)
  • Compartir esta nota:

Los primeros invitados a la ceremonia religiosa de la boda del príncipe Harry y Meghan Markle llegaron al castillo de Windsor, donde a las 12.00 horas (7 a.m. de Puerto Rico) dió comienzo el enlace.

Los 1,200 convidados, "ciudadanos de a pie", que fueron invitados a presenciar la boda desde dentro del castillo, construido en el siglo XI, arribaron a las 9.00 de la mañana hora local

Estos últimos, ataviados con sus mejores galas -ellas con pamela y ellos con chaqué-, no pudieron entrar a la capilla de Saint George, pero pudieron ver lo que ocurrió en el interior del templo religioso a través de unas pantallas gigantes colocadas en los jardines de la fortaleza.

En cambio, otros 600 invitados fueron los que ocuparon los asientos dentro de la iglesia, entre ellos, el hermano de la fallecida Diana de Gales, el conde Charles Spencer, que hizo su aparición hoy en Windsor pasadas las 9.30 hora local, junto a su esposa Karen.  

Casi al mismo tiempo, deleitaban con su presencia a los miles de curiosos que se acercaron a la localidad inglesa para vivir de cerca el acontecimiento la presentadora estadounidense Oprah Winfrey y el actor Idris Elba, que contemplaron el enlace desde dentro de la capilla.

También hizo su aparición el cantante James Blunt con su mujer, Sofia Wellesley, hija del duque de Wellington.

Otras caras conocidas como el actor estadounidense George Clooney, a quien acompaña su mujer, Amal Clooney, y el jugador David Beckham, junto a su mujer Victoria, también llegaon temprano al lugar. Poco después lo hizo la tenista Serena Williams acompañada de su esposo.

 

El cantante británico Elton John fue otro de los invitados estrella quien, además, cantó en la boda, como ya hiciera en el funeral de su queridísima amiga Lady Di, la madre de Harry y William.

John entonó en ese entonces la emotiva canción "Candle in the Wind" mientras tocaba el piano en el funeral de Diana, que falleció en un trágico accidente de tráfico en París en 1997.

Los miembros de la familia real británica llegaron al recinto casi sobre el mediodía. Los padres de Kate Middleton, Carol y Michael, dijeron presentes antes, junto a Pippa Middleton, que atraviesa el primer trimestre de su embarazo, y su esposo James Mathews. 

Pocos minutos antes de que la novia llegara a St, George, Kate Middleton hizo su aparición acompañando a sus hijos George y Charlotte, que oficiaron de paje y damita de honor junto a otros niños allegados a la familia. Su esposo, el príncipa William había caminado junto a su hermano Harry más temprano hasta la capillla, para alegría de los curiosos que se acercaron a ver a los invitados a la boda. 

Mientras, la reina Elizabeth II, adhiriéndose al protocolo, fue la última en entrar en la iglesia, poco antes de que llegara la novia, junto a su esposo Philip, el duque de Edimburgo.

Meghan Markle llegó con puntualidad inglesa a las 12 del mediodía en un Rolls Royce en el que la acompañaba su madre, Doria Raglan, que llegó el miércoles desde California para estar cerca de la ahora duquesa de Sussex.

Meghan entró sola a la capilla, ya que su padre, Thomas Markle, no pudo acompañarla tras ser operado del corazón esta semana en medio de un escándalo por la filtración de unas fotos en las que posó para paparazzis.

Pero Meghan no estuvo sola en el camino al altar. Su suegro, el príncipe Charles, la acompañó en el tramo final y la entregó a su hijo en el altar.

Con información de EFE

  • Compartir esta nota:
Volver arriba