Loader

Meghan Markle lucha por los derechos de la mujer desde los 11 años

Para entonces, la hoy prometida del príncipe Harry logró que se cambiara el eslogan de un comercial de un líquido de fregar y, por años, ha trabajado como defensora de participación política y el liderazgo de ONU Mujeres
  • Por The Associated Press
  • 28 NOV. 2017 - 6:55 PM
ONU Mujeres dijo en un comunicado después del anuncio del compromiso que "confía y espera que en su nuevo e importante papel público continuará utilizando su visibilidad y voz para apoyar el avance de la igualdad de género". (AP)
  • Compartir esta nota:

Naciones Unidas - Meghan Markle se convirtió en defensora de las mujeres cuando era una estudiante de primaria de 11 años, y, hoy, lograr la igualdad de género sigue siendo una fuerza impulsora para la prometida del príncipe Harry de Gran Bretaña que se describe a sí misma como "feminista".

Desde 2014, la actriz estadounidense ha ayudado a levantar atención mundial sobre la necesidad de igualdad entre mujeres y hombres como "Defensora de participación política y el liderazgo" de la agencia de mujeres de las Naciones Unidas.

En su papel para ONU Mujeres, Markle pasó un tiempo en el Banco Mundial y con el equipo de la entonces secretaria de Estado Hillary Clinton aprendiendo más sobre el tema. También visitó Rwanda, que tiene el mayor porcentaje de mujeres en el parlamento y donde también se reunió con mujeres refugiadas.

ONU Mujeres dijo en un comunicado después del anuncio del compromiso de Markle con el nieto de la reina Elizabeth II que "confía y espera que en su nuevo e importante papel público continuará utilizando su visibilidad y voz para apoyar el avance de la igualdad de género".

Markle habló sobre su ruta accidental para convertirse en defensora de la mujer en una celebración llena de estrellas en marzo de 2015 para el 20 aniversario de la conferencia de mujeres de Beijing que adoptó una hoja de ruta para lograr la igualdad para las mujeres, que sirve como marco para las actividades de ONU Mujeres.

Sus palabras de apertura provocaron fuertes aplausos y vítores: "Estoy orgullosa de ser una mujer y una feminista".

Markle recordó que alrededor de la época de la conferencia de 1995 en Beijing, ella estaba en la escuela en Los Ángeles viendo la televisión y vio un comercial de un líquido para lavar platos con el eslogan: "Mujeres de todo Estados Unidos están luchando con ollas y sartenes grasientas".

"Dos chicos de mi clase dijeron: 'Sí. Ahí es donde pertenecen las mujeres, en la cocina'", dijo.

"Recuerdo que me sentí sorprendida y enojada y también me sentía tan herida. Simplemente, no estaba bien, y había que hacer algo", dijo Markle.

Cuando ella se fue a casa, le dijo a su padre de sus intenciones, y él la animó a escribir cartas.

"Mi ‘Yo’ de 11 años de edad se dio cuenta de que, si realmente quería que alguien escuchara, pues, bueno, entonces debía escribirle una carta a la primera dama. Así que fui a preparar garabatos para nuestra primera dama en ese momento, Hillary Clinton," recordó Markle.

La hoy prometida del príncipe Harry también escribió a su principal fuente de noticias, Linda Ellerbee, quien tenía un programa de noticias para niños, así como a la "abogada poderosa" Gloria Allred y al fabricante del jabón para lavar platos.

Para su sorpresa, dijo, después de unas semanas recibió cartas de aliento de Clinton, Allred y Ellerbee, que incluso enviaron un equipo de camarógrafos a su casa para cubrir la historia.

"Pasó aproximadamente un mes después, cuando el fabricante de jabón Procter and Gamble cambió el comercial por su líquido para lavar platos Ivory Clear... de 'Mujeres de todo Estados Unidos están luchando con ollas y sartenes grasientas' por ‘Gente de todo Estados Unidos... '", contó.

"Fue en ese momento que me di cuenta de la magnitud de mis acciones", dijo. "A la edad de 11 años, había creado mi pequeño nivel de impacto al defender la igualdad".

Markle destacó que, para ella, igualdad significa que el presidente de Rwanda, Paul Kagame, es igual a la niña en el campo de refugiados que sueña con ser presidenta y el secretario general de la ONU es igual al interno de Estados Unidos que sueña con estrecharle la mano.

Y "significa que una esposa es igual a su esposo, una hermana de su hermano, ni mejor ni peor. Son iguales", reiteró.

ONU Mujeres ha establecido 2030 "como la fecha de expiración de la desigualdad de género", dijo Markle, pero aunque las mujeres constituyen más de la mitad de la población mundial, sus voces aún no se escuchan "en los niveles más altos de toma de decisiones".

Markle reclamó programas para movilizar a las niñas y mujeres "para que vean su valor como líderes" y para que se les brinde apoyo para garantizar que tengan un asiento en la mesa directiva. Y cuando esos asientos no están disponibles, "entonces necesitan crear su propia mesa", dijo en su alocución, provocando fuertes aplausos.

Markle también dijo que Kagame, de Rwanda, quien ha defendido a las mujeres en el parlamento, debería ser un modelo a seguir, "así como necesitamos más hombres como mi padre, que defendió a mi yo de 11 años para defender lo correcto".

  • Compartir esta nota:
Volver arriba