Loader

Meghan Markle quiere ser una segunda Diana, según un nuevo libro

Es una biografía de Andrew Morton, famoso por haber escrito "Diana: su verdadera historia", que reveló la crisis matrimonial de los padres del príncipe Harry.
Photo
  • Compartir esta nota:

Meghan Markle, la prometida del príncipe Harry de Inglaterra, es un amujer con determinación que de adolescente sentía admiración por la fallecida princesa de Gales y que quiere ser una “Diana 2.0", según una nueva biografía.

Andrew Morton, famoso por haber escrito "Diana: su verdadera historia", que en su día reveló la crisis matrimonial de los príncipes de Gales, ha escrito ahora un libro sobre la exactriz estadounidense, que se casará con el príncipe Harry el 19 de mayo.

De acuerdo con el nuevo libro de Morton, titulado "Meghan: una princesa de Hollywood" y algunos de cuyos extractos publica hoy el "Sunday Times", la prometida del príncipe Harry veía a la que hubiera sido su suegra, como un "modelo a seguir" y sentía mucha intriga por el trabajo humanitario de Diana de Gales.

"Ella siempre estaba fascinada por la familia real. Ella quiere ser una princesa Diana 2.0", relató al autor Ninaki Priddy, una amiga de Meghan Markle de la infancia, publica "The Sunday Times".

El libro, que saldrá publicado el próximo 12 de abril, describe a Markle como una mujer con determinación que un día decidió poner fin a su primer matrimonio con el productor Trevor Engelson en 2013 después de dos años de casados.

Andrew Morton revela que Markle le mandó a su entonces marido el anillo de bodas y el de compromiso por correo, algo que le causó un gran enfado a Engelson, un sentimiento que al parecer aún perdura.

Los amigos de la exactriz en Los Ángeles también han relatado que ella ya no tiene tiempo para verlos y que cancela sus citas a último momento y espera que ellos acomoden sus agendas a la suya.

Entre otras cosas, Morton cuenta que antes de conocer a la reina Isabel II, Markle practicó tomar el té en un establecimiento de los suburbios de Los Ángeles conocido como Rose Tree Cottage, que sirve el tradicional "té de la tarde", compuesto por bocadillos de pepino y scones.

El príncipe Henry y su prometida se casarán en la capilla de San Jorge del castillo de Windsor, a las afueras de Londres en menos de 50 días.

Con información de la Agencia EFE

  • Compartir esta nota:
Volver arriba