Loader

Melania Trump luce casual a su llegada a Puerto Rico

La primera dama de Estados Unidos opta por un “look” militar para su visita a la Isla
Photo
Melania Trump llegó a Puerto Rico junto a su esposo, el presidente Donald Trump. (Foto: AP)
  • Compartir esta nota:

La primera dama de Estados Unidos, Melania Trump, llegó esta mañana a Puerto Rico para acompañar a su esposo, el presidente Donald Trump, en una visita que tiene como fin conocer los esfuerzos de recuperación de la Isla luego del azote del huracán María.

En esta ocasión, Melania seleccionó un ajuar casual compuesto de una chaqueta con aire militar -un estilo que a la primera dama le gusta, pues lo ha llevado en más de una ocasión- blusa y pantalones blancos ajustados. Para complementar, la exmodelo no dejó a un lado sus clásicas gafas tipo aviador y la gorra.

El elemento que más ha llamado la atención en las redes sociales son las botas Timberland, una marca que estuvo muy de moda en los años 90 y que en los últimos meses ha tomado mayor auge entre las fashionistas. Estas botas se caracterizan por su estilo masculino y su similitud con el calzado industrial.

Photo

Las botas de Melania Trump, junto a los pequeños zapatos de Claudia, la hija del gobernador Ricardo Rosselló. 

No cabe duda que en los últimos meses Melania ha aprendido, a fuerza de críticas, a ajustar su vestuario a situaciones difíciles.

La primera dama estadounidense recibió fuertes críticas, tan reciente como el pasado 29 de agosto, cuando llegó a Texas a visitar las áreas afectadas por el huracán Harvey luciendo un par de tacones de agua de más de cinco pulgadas de altura. Aunque hora más tarde, realizó otra aparición pública con lo que algunos consideraron un ajuar más apropiado para la ocasión, incluyendo tenis, las redes sociales se desbordaron con críticas y hasta las burlas por su manera de vestir.

En una visita que duró menos de 5 horas, la primera dama y el presidente Donald Trump estuvieron en la Isla para reunirse con funcionarios federales y locales, así como para ser testigo de los daños provocados por el paso del huracán María por la Isla. La visita había generado gran expectativa entre algunos sectores del país que esperaban que el presidente anunciara la asignación de más ayudas para la recuperación de la crisis. No obstante, al hacer expresiones a su llegada a la Base Aérea Muñiz, en Isla Verde, Trump -que ya había sido criticado por algunos tuits en los que minimizó la situación en Puerto Rico tras el paso del huracán María- elogió el trabajo que ha hecho su administración. 

"Si miras, cada muerte es un horror, pero si te fijas en una verdadera catástrofe como Katrina y te fijas en los enormes cientos y cientos de personas que murieron y lo que pasó aquí con una tormenta que era totalmente dominante. Nadie ha visto nunca nada de eso. ¿Cuántas muertes hubo?", preguntó Trump al gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló.

"16", contestó el mandatario puertorriqueño.

"Debes de estar orgulloso", replicó Trump.

Durante la visita, la primera familia de Estados Unidos visitó a residentes de la urbanización Luis Muñoz Rivera, en Guaynabo, acudió al Calvary Chapel, en el mismo municipio, donde lanzó rollos de papel toalla a cerca de 200 personas que se congregaron en el lugar y se tomó selfies con quienes se lo solicitaron. Terminada la entrega de artículos, la pareja se montó en un helicóptero para hacer un recorrido aéreo por la costa de San Juan del cual regresó poco antes de las 4:00 p.m. No sería hasta las 4:05 p.m. que el Air Force One emprendería otra vez vuelo rumbo a Washigton D. C., antes de lo previsto en la agenda que se le había comunicado a la prensa por la Casa Blanca.

  • Compartir esta nota:
Notas relacionadas
Comentarios
    Dejar comentario
    Volver arriba