Loader

Wilnelia Merced se refleja en Meghan Markle

La ex Miss Mundo les desea a los novios que vivan felices para siempre como ella y Bruce Forsyth
Photo
Como parte del casamiento, la tienda Fortnum & Mason lanzó el té The Wedding Bouquet Blend, que es promocionado por Wilnelia. (Foto: Suministrada)
  • Compartir esta nota:

Durante más de tres décadas la puertorriqueña Lady Wilnelia Merced-Forsyth ha disfrutado de cerca las bodas de la familia real celebradas en el Reino Unido. Sin embargo, ha sido la historia de la actriz estadounidense, Meghan Markle, y el príncipe Harry, en la que la Miss Mundo 1975 se ha visto reflejada como en el cuento de “La Cenicienta”.

Al igual que Meghan, ella encontró a su príncipe azul en su recién fallecido esposo, Sir Bruce Forsyth (Sir o Caballero de la corona británica fue el título que le confirió la reina Elizabeth II) y se fueron a vivir a una mansión, precisamente a 15 minutos del Castillo de Windsor donde el sábado se celebrará la boda del año. Como si fuera poco, ambas tienen sangre africana en sus venas y son hijas de padres divorciados.

Hasta cierto punto, nuestro matrimonio ha sido un cuento de hadas. Todas creemos en la historia de una chica que no pertenece a la nobleza, que es extranjera, de raza mixta y padres divorciados que se convierte en princesa, o en la duquesa de Sussex, que entiendo es el título que le van a darle a Meghan porque aún no está confirmado”, comentó la empresaria en exclusiva para Magacín.

Wilnelia se emociona cuando habla del amor de su vida.

“Les deseo que tengan muchos años de felicidad como los tuve yo, solamente la historia lo dirá… A mí me dieron un año de casada y estuve 34 con Bruce. No se sabe lo que va a pasar, pero ellos se ven muy enamorados y el hecho de que él la eligiera a ella quiere decir que van a ser muy felices para siempre como yo lo fui. Ella y yo tenemos muchas cosas en común”, afirmó.

Wilnelia reside a un minuto del hotel Coworth Park donde pernoctará el príncipe Harry el viernes en la noche, mientras que su futura esposa se quedará cerca de él en el hotel de Cliveden.

La empresaria destacó que al Meghan tener mezcla de razas es una buena representación “de lo que es la sociedad actual de este país con gente de diferentes nacionalidades, culturas, etnias, que abraza a una extranjera”.

Pero esta vida de privilegios, anticipó, tiene sus sacrificios.

“Ella va a perder su libertad. Desde que se case, tendrá un guardaespaldas las 24 horas del día y una agenda hecha por el palacio. Nada de irse con sus amigas”.

“Lo que me dio pena es el que su padre no va a asistir a la boda. La ilusión de toda novia es que su padre la entregue, más cuando los ojos del mundo están puestos en ella. Lo que me extraña es que no hayan protegido al padre que ha estado en el ojo público”, expresó.

Por otro lado, compartió que la gente quiere ver feliz a Harry, ya que después de la muerte de su madre, la princesa Diana, es la primera vez que tendrá a toda la familia, de ambos lados, unida.

Diana será una inspiración durante la boda, pues, por ejemplo, su hermana Jane hará una lectura. “Además, el ramo de la novia se compone de rosas blancas en honor a Diana y peonías, la flor favorita de la novia, así como una ramita de mirto que usan en las bodas reales luego de que la Reina madre la eligiera para su boda. La pareja además no quiere regalos de boda sino aportaciones a fundaciones. Es el legado que ella les dejó. Diana abrazaba a los pacientes con sida, era sensible y siempre deseosa de ayudar. Meghan logrará un crecimiento dentro de la realeza”, anticipó Merced.

Al concluir la boda, el ramo de flores de Meghan quedará sobre una de las tumbas de un soldado desconocido.

Como parte del casamiento, la tienda Fortnum & Mason lanzó el té The Wedding Bouquet   Blend que se agotó de inmediato al convertirse en uno de los favoritos y hubo que pedir más. La bebida de menta americana e inglés, así como pétalos de rosa y jazmín, es promocionada por Wilnelia.

Durante la boda, se esperan alrededor de 100 mil personas en las calles y 600 invitados. Hoy, se realizará un ensayo del recorrido que harán los novios por el “Long Walk” en el carruaje abierto y por si llueve, en carruaje en cristal. 

El viernes se cerrará el pueblo de Windsor como manera de mantener el control del público.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba