Loader

¿Cómo balancear la maternidad o paternidad y la relación de pareja?

Aprende a crear el balance perfecto para tomar la responsabilidad de un hijo sin fracasar en el amor
Photo
Compartir las responsabilidades de la crianza y del hogar es importante para mantener una relación de pareja saludable. (Foto: Archivo)
  • Compartir esta nota:

La distancia y la pérdida de la pasión son algunas de las quejas más comunes entre las parejas luego de que llegan los hijos.

Aunque no se puede tapar el cielo con una mano y hay que aceptar que la responsabilidad de un hijo cambia de manera radical la relación, tampoco puedes dejar que cause estragos tan grandes que ponga en peligro la estabilidad del matrimonio.

Para los padres priorizar su relación sin sentirse culpables por quitarles tiempo a sus hijos, tienen que hacer suyo el lema de “Más vale maña que fuerza”, enfatizó la doctora en consejería profesional, Monsita Nazario. 

Para ayudarte a crear un balance entre la maternidad y la relación de pareja, la experta recomienda lo siguiente:

1. Dale importancia a tu pareja. Busca mantener un equilibrio entre la paternidad y la relación de pareja, ambos tienen que tratar de planificar juntos qué hacer en el tiempo que el bebé duerme, de mantener una comunicación consistente por teléfono cuando estén trabajando, de escribir notitas y tener detalles diarios que sean motivadores.

La experta enfatizó que todos estos detalles les permitirán recordarse uno al otro que están viviendo una etapa muy demandante, pero que es algo que ellos deseaban y que es un periodo que va a pasar y van a sentir la satisfacción de haber sido unos padres no perfectos pero excelentes. 

2. Dedíquense tiempo de calidad. Hagan los arreglos necesarios de vez en cuando para salir de los trabajos y almorzar juntos mientras el bebé está en el cuido o posteriormente en la escuela, entre otras cosas que se planifican basadas en el enfoque y la motivación que la pareja haya ido trabajando. 

“Hay quienes tienen la bendición de contar con abuelos y familiares de confianza que pueden dar la mano. De ser así no deben nunca perder de perspectiva que ellos solo deben ser un recurso para ayudar no para asumir la responsabilidad de criar mientras los papás disfrutan de su relación de pareja sin hacer mayores cambios como si no fueran padres aún”, manifestó Nazario.

3. Compartan responsabilidades. El dejar toda la carga de la crianza en una sola persona puede crear problemas, distanciamiento y hasta resentimiento. Según Nazario, el error más común que se comete a la llegada de un bebé es el que los padres no entran al proceso en igualdad de condiciones. 

Ambos padres deben asumir las responsabilidades de la crianza de manera equitativa sin que uno quede en desventaja. Nazario señaló que es necesario para poder desarrollar la capacidad de ponerse en el lugar del otro y así poder comprender mejor a la pareja cuando se presentan conflictos. 

  • Compartir esta nota:
Volver arriba