Loader

Historias de amor y dolor

Tres mujeres relatan sus experiencias para superar relaciones tortuosas
Photo
Las historias fueron recogidas por la psicóloga clínica Elina Guisassola, a través de los diarios escritos por las pacientes como parte del proceso terapéutico. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

Las relaciones de pareja pueden convertirse en laberintos. Si los deseos de los involucrados no apuntan hacia la misma dirección o no existe balance en el compromiso, comienzan a surgir desacuerdos, insatisfacciones y discusiones que son fuente de angustia constante. Cuando llega el final, esperado o súbito, hay que empezar el proceso de sanar la herida que queda para seguir adelante.

“Novela sin nombre: historias de mujer que todo hombre debería leer”, es el relato de tres mujeres de distintas edades y trasfondos que narran con detalle el inicio de sus romances y el doloroso adiós a los hombres con quienes mantuvieron una relación sentimental que de distintas formas marcó sus vidas.

Las historias fueron recogidas por la psicóloga clínica Elina Guisassola, a través de los diarios escritos por las pacientes como parte del proceso terapéutico. En ellos se desborda el drama individual de cada mujer y los sentimientos -aparentemente incontrolables- que les impidieron salir de un círculo vicioso de dolor.

“Sus vidas se encontraban detenidas en una espantosa y triste realidad al haberse quedado enredadas en una dolorosa desdicha. Son sus voces las que claman en primera persona todo el penoso desconcierto de su malvivir y la lucha desesperada que sostuvieron por encontrar la salida del oscuro laberinto que las había atrapado”, explica la doctora en el prólogo del texto.

Dividido en tres capítulos, el libro comienza con “El diario de Regina”, una profesional muy exitosa y de buena condición social que se convierte en amante de un hombre casado y más joven que ella. Con él, Regina descubre una nueva forma de amar, erótica y excitante, que la absorbe totalmente. Pero un día él desapareció sin ofrecer ninguna explicación.

La segunda narración se llama “Puente Roto” y es contada por Alicia. Casada con el padre de sus dos hijas, con quien gozaba de una excelente relación sexual, pero nunca imaginó que él la dejaría por otra y cambiaría totalmente su forma de relacionarse con las niñas. Ella, que se había quedado al cuidado del hogar y las hijas por insistencia de él, ahora no tenía recursos económicos suficientes para reordenar su vida.

Lucrecia, por su parte, es la protagonista de “Escindida”. Esta mujer se casó muy joven con el primer amor de su vida, pero mientras cursaba estudios universitarios se enamoró de un profesor mayor que ella y comenzaron un relación muy apasionada a espaldas de sus respectivas parejas que duró más de dos décadas. Con el paso del tiempo, esa larga aventura y sus consecuencias dejaron una profunda huella.

Al final de las tres historias, a modo de conclusión, la doctora ofrece sus reflexiones acerca de las situaciones. Espera que las mismas sirvan para acompañar a otras mujeres que también experimentan una ruptura o están debatiéndose entre si continuar o no la relación en la cual se encuentran.

“Lo principal es saber que cualquier persona, en cualquier momento, puede vivir una relación intensa, perderla y seguir adelante, por doloroso que sea el proceso. El libro sirve para saber que hay esperanza, que sí sale de una relación que duele y te dañó”, asegura la también autora de “Momentos de silencio con aromas de café”, “Mujer luna, mujer” y “Sortilegios de la sombra”.

La doctora Guisassola, quien tiene décadas de experiencia en la terapia individual y de parejas, se encuentra en el proceso de escribir una versión masculina de “Historias sin nombre”.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba