Loader

Cómo aprovechar los aceites esenciales en el cuidado de la piel

Conoce los usos de cada extracto según el área que quieres reparar
Photo
En la cosmética moderna, los productos oleosos lo mismo se utilizan para la limpieza que para la hidratación profunda de la piel. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

Más allá de aderezar o enaltecer el sabor de algunos alimentos, algunos aceites ofrecen grandes beneficios cuando se aplican de manera directa sobre la piel o el cabello. Si sabes seleccionar el tipo de aceite correcto, su uso puede generar cambios muy positivos al incorporarlos en tu rutina diaria.

En la cosmética moderna, los productos oleosos lo mismo se utilizan para la limpieza que para la hidratación profunda de la piel.

El dermatólogo Luis J. Ortiz Espinosa señala que la clave para que un aceite sea efectivo está en la calidad de su formulación.

“Normalmente, un buen aceite tiene una capacidad de penetración mayor a la de una crema y el poder de humectar mejor el área porque crea un efecto de barrera”, añade Ortiz Espinosa, director médico de Novaderm, con oficinas en Bayamón y Carolina.

Para garantizar la calidad, procura buscar aceites de base orgánica y natural que le otorgan beneficios reales a la piel, dejando a un lado los sintéticos que pueden causar irritaciones.

Para evitar la obstrucción de los poros debes exfoliar la piel semanalmente para remover las células muertas y eso hará que el aceite penetre mejor.

¿Cuáles son esos aceites que puedes utilizar frecuentemente y que te brindarán buenos resultados?

Rosa mosqueta. Un producto utilizado en fórmulas para el cutis por ser rico en ácidos grasos relacionados con la regeneración de tejidos.

Coco. Este aceite ha estado muy de moda en los pasados años tanto en la gastronomía como en los productos para el cabello y la piel porque tiene propiedades tonificantes a la vez que protege y suaviza. Puedes usarlo tanto en productos para el cabello como para la piel.

“Entre sus beneficios, se destaca que ayuda a prevenir la caída del cabello, el envejecimiento prematuro, y mejora de las funciones inmunológicas”, menciona Silkia Colón, bióloga, artesana certificada y propietaria de la marca Tresojas.

Almendra. Es un clásico de la cosmética, que además de brindarle suavidad a la piel y al cabello, los enriquece con vitaminas. Se utiliza como un aliado para una melena saludable, pero también como desmaquillante y como ingrediente para hacer un exfoliante casero que quita manchas al mezclarse con azúcar y miel.

Argán. Es muy popular en productos para el cabello, pero también es un excelente antioxidante para la piel porque le ayuda a recuperar elasticidad. Tiene un alto contenido de vitamina E.

Jojoba. Contiene un alto porcentaje de ceramidas, un lípido que mantiene las células unidas y le brinda elasticidad. Por esta razón es muy recomendado para mujeres embarazadas que buscan minimizar la aparición de estrías.

Girasol. Permite mantener balanceados los niveles de energía y mejorar la salud de la piel y el cabello. “Ayuda a prevenir enfermedades del corazón e incluso a reducir los síntomas de la artritis y el asma”, asegura la bióloga.

Oliva. Su alto contenido de ácidos grasos Omega 3 lo hacen parte importante de una alimentación saludable. También mejora la condición de la piel y del cabello por su nivel de hidratación. En la piel, repara los tejidos dañados y se dice que puede ayudar a acelerar la curación de heridas y a aclarar las marcas dejadas por cicatrices, además de combatir las señales del envejecimiento prematuro.

Aguacate. Por su alto contenido de grasa, se puede usar para cremas del rostro. Hidrata las pieles que están avejentadas y resecas.

Karité. Tiene grandes propiedades nutritivas por su alto contenido de ácidos grasos no saturados. Se utiliza comúnmente en productos para el rejuvenecimiento de la piel y el acondicionamiento profundo del cabello. También suaviza callosidad en manos y pies.

Ajonjolí. Proveniente de las semillas de esta planta, se trata de un elixir rico en ácidos grasos saludables, en especial Omega 6, además de calcio, fósforo, magnesio y vitamina E. Puede ingerirse y se le conoce como un fortalecedor del sistema nervioso y también como elemento para cuidar el sistema cardiovascular, pues se dice que ayuda a bajar los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre.

También se aplica en el cuerpo a través de masajes corporales que no solo relajan los músculos sino que también hidratan la piel. Este aceite se puede encontrar en acondicionadores para el cabello y cremas para el cuerpo.

Dónde aplicarlo

Los aceites esenciales ofrecen grandes beneficios al cuerpo. Yami Otero, especialista en manejo del dolor y terapeuta del masaje en Benestare, señala que, una vez diluido, el aceite esencial puedes aplicarlo en los puntos donde las palpitaciones son más fuertes, como en los antebrazos, detrás de las orejas o donde hay dolor o molestia. La experta señala que este método responde a la reflexología.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba