Loader

Del laboratorio a tus manos, conoce cómo se hacen los productos de belleza

Una experta en la industria de la cosmética explica el proceso para crear una fórmula para la piel
Photo
Se necesita una buena relación entre expertos en el campo de la comunicación para encontrar la mejor manera de llegar al consumidor y que este conozca y entienda lo que llega a su tocador. (Foto: Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

Tras el lanzamiento de un producto de belleza siempre hay un largo periodo de conceptualización, producción y pruebas para que lo que llega a tu tocador te brinde los mejores resultados.

La doctora Rocío Rivera, vicepresidenta de comunicaciones científicas para L’Oreal Paris, señala que se trata de un proceso largo, que envuelve el conocimiento y la intervención de muchos expertos en el área de investigación y dermatología. Pero también se necesita una buena comunicación entre expertos en el campo de la comunicación para encontrar la mejor manera de llegar al consumidor y que este conozca y entienda lo que llega a su tocador.

Rivera fue parte del equipo de trabajo tras el reciente lanzamiento de la línea Revitalift Derm Intensives, dirigida a tratar la piel de mujeres maduras y cuenta cómo fue el proceso de crear los productos de principio a fin.

El primer paso fue una encuesta realizada en Estados Unidos en la que se le cuestionó a un grupo seleccionado cuál era esa persona en la que más confiaban.

“Respondieron que a la primera persona a la que acuden es a un familiar y la segunda a un dermatólogo. Pero en 2017 solo el 4% de los estadounidenses había ido al dermatólogo. Par mí fue un shock ver que tan poca gente iba ver al dermatólogo para consultar sus problemas y preocupaciones sobre la piel. Entonces, como en L’Oréal queremos llevar belleza para todos, decidimos que el dermatólogo también debía formar parte del proceso”, explica.

Con un equipo de científicos y la asesoría de dermatólogos, se fue creando la fórmula. Sus ingredientes principales son la vitamina C y el ácido hialurónico, dos de los más buscados por los consumidores, según la experta.

“Hay dos componentes muy importantes. Uno es la cantidad de ácido hialurónico, que tiene 5%. Puede parecer muy baja, pero en general estas fórmulas tienden a estar al 3%. Sabíamos que si el ácido hialurónico se utiliza correctamente es una molécula que retiene hasta mil veces su volumen en agua y esa hidratación es algo que con los años lo vamos perdiendo”, explica.

Estas fórmulas contienen dos tipos de ácido hialurónico, un de alto peso molecular que se queda en la superficie de la piel y da un efecto inmediato, mientras que otra es de bajo peso molecular y eso hace que descienda a las capas más bajas para ofrecer un efecto reparados a largo plazo.

Además, la vitamina C es un ingrediente fundamental por su efecto antioxidante y prevenir la oxidación de los tejidos.

“La piel está expuesta a agentes externos e internos que la dañan y la vitamina C protege nuestras células y nuestra piel. La vitamina C hay que manejarla bien, porque el agua, la luz y el oxígeno que entran en contacto con ella la pueden inestabilizar. Por eso, nuestra formula está diseñada en un tubo opaco que no le entra la luz, no tiene agua y por la forma de su frasco el oxígeno no entra”, añade.

Una vez el producto está listo, comienzan las pruebas y se van afinando los detalles hasta tener la fórmula correcta que llega al botiquín de mujeres y hombres que confían en sus resultados.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba