Loader

Desinfecta adecuadamente tus brochas y cosméticos

Un hábito que debe ser parte de tu rutina semanal y que se hace más necesario en este momento en el que el coronavirus, la influenza y el micoplasma son la orden del día
Photo
  • Compartir esta nota:

Si usas con frecuencia tus brochas y esponjas de maquillaje debes limpiarlas semanalmente para evitar brotes de acné y otros problemas en la piel.

Y es que, las herramientas para maquillarte, así como algunos cosméticos se convierten en foco de bacterias cuando no se les da el mantenimiento adecuado.

“No limpiar las brochas y cambiar las esponjas continuamente puede ser perjudicial para tu piel porque son herramientas que transportan las bacterias que puede haber en el cutis. Cuando las limpies tienes que dejarlas secar en un lugar ventilado porque hay personas que sí limpian sus brochas, pero las guardan en lugares húmedos en los que se crean bacterias”, explica la esteticista Katy González.

En el mercado existen fórmulas especiales para la limpieza de herramientas de belleza. No obstante, en este momento es imposible salir de casa a comprar este tipo de producto. Por esa razón, en Magacín consultamos con dos expertos en maquillaje que revelaron sus trucos para mantener sus brochas limpias y desinfectadas con productos que tienes en casa.

El maquillista Alfredo Monterola hace énfasis de la importancia de la limpieza para evitar la trasmisión de cualquier enfermedad.

“Recomiendo desinfectar primero las brochas con un poco de alcohol. Luego las lavas con champú, aplicas acondicionador del que normalmente usas en el cabello y las pones a secar”, explica.

En el caso de delineadores de labios y ojos, así como lápices labiales, Monterola sugiere sacarles punta, tratar de sacar la mayor cantidad del producto posible sin dañarlo y sumergirlo dos veces por unos segundos en alcohol y luego dejarlos secar.

Por su parte, el maquillista Charlie Vázquez enfatiza la importancia de mantener la limpieza en los instrumentos de maquillaje, pues además de evitar enfermedades, ayuda a que la aplicación d os cosméticos sea más precisa.

“De mi colega Norberto Ortiz aprendí a limpiar las brochas de cerdas naturales con removedor de esmalte sin acetona. Uso una toalla grande, vierto un poco del removedor de esmalte sin acetona y voy frotando la brocha suavemente hasta que remuevo los residuos de productos acumulados. Después las seco con otra toalla y voy pasándole los dedos para que las cerdas queden bien acomodadas”, recomienda.

Otro método de limpieza que sugiere Vázquez consiste en poner las brochas bajo el grifo con agua tibia, nunca caliente porque se puede despegar. Luego las pasas por un recipiente que debes llenar previamente con un poco de agua y champú para bebé.

“Una vez hayas limpiado los residuos de productos, enjuagas las brochas, las peinas con los dedos para que mantengan su forma natural y las pones a secar sobre un papel toalla hasta el otro día”, añade.

Vázquez también aconseja limpiar las brochas antes de cada uso utilizando una toalla humedecida de esas que se utilizan para limpiar el rostro. También destaca que des guardar todos tus cosméticos y herramientas para maquillarte en un lugar fresco y ventilado.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba