Loader

El “nail art” se apodera del momento

Con un retorno triunfal de la década de los 90, las tendencias en diseño de uñas han llegado con más fuerza para destacar la individualidad de quienes las usan
Photo
En las tendencias más esperadas del “nail art” predominan las líneas y los diseños abstractos. (Foto: Suministrada)
  • Compartir esta nota:

Aunque a muchas personas les agradan los estilos clásicos y los colores neutrales en lo que se refiere a la manicura y al arreglo de sus uñas, la realidad es que, hoy día, las posibilidades de demostrar tu individualidad e identidad a través de este arte son ilimitadas.

Para comprobarlo, solo basta con mirar a muchas de las principales celebridades del mundo, quienes, sin importar su género, han hecho del diseño de uñas, o “nail art’, más que una tendencia, una manera muy particular de mostrar su personalidad única.

“Desde Bad Bunny y la banda coreana BTS, hasta Harry Styles, todos tienen en común sus peculiares diseños en las uñas... estas gritan individualidad y hay para poder elegir lo que se desea”, explica Mia Morges, joven empresaria y propietaria de Atelier Nail Studio, en la Avenida Ponce de León, en Miramar, un salón de reciente inauguración que presenta las tendencias más esperadas del “nail art”, en la que predominan las líneas y los diseños abstractos en un relajado ambiente “boho-chic”. 

“Ahora, más que nunca, están de vuelta la tendencia de patrones, los colores muy llamativos y el exceso de estética muy similar a la nostálgica década del 90”, destaca Morges, mientras resalta que, en estos momentos, quienes deseen mostrar el lado más atrevido y juguetón de su personalidad “pueden decirle adiós a los estilos más clásicos y neutrales, y darle la bienvenida al diseño, a las líneas a los colores, a las formas y a las texturas para mostrar su personalidad”.

A continuación, Morges ofrece algunos consejos para que lleves la moda del “nail art”:

Ve poco a poco

“Si eres más clásica y comedida con tus manos, comienza de manera sutil. Añade un Twist moderno a tu manicura francesa, optando por colores en el acabado en vez del típico blanco que caracteriza al French”, recomienda Morges, quien menciona que puedes llevar colores como el rojo o neones con una base neutral o rosada. El mismo consejo aplica al diseño de medias lunas.

Juega con el color

Si eres más atrevida y te gusta jugar y experimentar con los colores, Morges recomienda crear tu propia gama escogiendo cinco colores distintos, repitiendo uno en el pulgar o el meñique para llevar un patrón.

“Además, puedes añadirle algún diseño o detalle en brillo a alguna de las uñas como punto de destaque, para lo que, usualmente, se utiliza el dedo anular”, enfatiza.

Si usas uñas acrílicas

“Si prefieres este tipo de uñas, puedes optar por el corte ovalado o terminado de ballerina para variar el estilo final cuadrado de la uña”, dice Morges.

En el diseño, el cielo es el límite

Morges enfatiza que, cuando de diseño se trata, las opciones son ilimitadas y algunas de las opciones preferidas van desde aluminios, flores secas y encapsulados, hasta medias lunas, “evil eyes”, colores neones y figuras geométricas.

“También está la tendencia del ‘dipping’. Esta consta de una manicura duradera de tres hasta cuatro semanas aproximadamente, sin la necesidad de utilizar luz ultravioleta (UV) para el sellado”, señala Morges, al explicar que la técnica se ejecuta introduciendo las uñas en acrílico pigmentado, y finalizando el trabajo con esmalte y sellador.

“La técnica se ha estado utilizando desde hace varios años, pero se ha popularizado gracias a las redes sociales y a la manera de aplicar, ya que no necesita la luz UV para tener una manicura de larga duración”, recalca Morges.

“Lo grandioso de las uñas es que, a diferencia del cabello, puedes correr riesgos y expresar tu personalidad con mucha frecuencia, sin que esto implique que tengas que esperar mucho para hacer un cambio”, finaliza diciendo, para enfatizar que la manicura y la pedicura, e incluso un rápido cambio de color son actividades que sirven para consentirse y desconectarse de los retos del día a día.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba