Loader

Errores que atentan contra la belleza de tu piel y tu cabello cuando disfrutas bajo el sol

Conoce además la manera en la que puedes lucir un rostro bronceado y el “beach wave look” sin exponerte a los daños que causan los rayos ultravioletas
Photo
Cuida tu piel y tu cuerpo cuando te expones al sol. (Foto: Suministrada)
  • Compartir esta nota:

El verano es sinónimo de disfrute al aire libre. Para demostrar lo bien que lo pasaste en la playa y la piscina, es común quedarse horas bajo los rayos del sol para que la piel luzca tostada y también dejar el cabello sin enjuagar luego de un chapuzón para lograr ese “beach wave look” que tanto gusto.

Pero, ese afán por lograr ese estilo playero puede causar grandes daños en tu piel y tu cabello. Cuando tomas sol en exceso te expones a problemas tan graves como cáncer de piel, envejecimiento prematuro, manchas y exacerbación de condiciones como el acné, entre otras, dice el dermatólogo Luis J. Ortiz Espinosa.

A continuación, conoce esos cinco errores que puedes estar cometiendo cuando te expones al sol.

1. No usar el bloqueador solar adecuado.  Al seleccionar el protector solar, la Academia Americana de Dermatología sugiere que sea un producto de amplio espectro para que te proteja de los rayos ultravioleta A y B; que tenga un factor de protección solar mayor de 30; y que sea resistente al agua.

Por eso, la próxima vez que vayas a comprar un protector solar, no lo hagas a la ligera y tomate el tiempo para leer su etiqueta. De hecho, lo ideal es que antes de comprar busques en internet las marcas accesibles en el mercado (y a tu bolsillo) e identifiques cuál es la que mejor se ajusta a tus necesidades.

Cuando o apliques, procura que la piel esté limpia e hidratada.

2. Pasar horas sin reaplicar protector solar. Si estás bajo el sol, lo ideal es reaplicar el filtro cada 90 minutos para que te mantengas protegida. En caso de que realices actividades acuáticas, vuelve a aplicar el producto tan pronto las culmines.

Recuerda reaplicar protector solar también en las orejas, los labios, el cuello, el escote, las manos, los pies y hasta el cuero cabelludo.

3. Tomar sol directamente en la cara. Es una de las áreas del cuerpo donde la piel es más sensible.

Si quieres darle un poco de color al rostro, toma el sol por unos 15 minutos temprano en la mañana y después “se pueden hacer maravillas con el polvo bronceador, que debes aplicar con una brocha grande en los pómulos, frente, nariz y barbilla”, recomienda el peluquero y maquillista Delfín Olmo.

4. ¿No usaste la protección adecuada y tu piel está quemada? La esteticista Caty González alerta que no debes no debes exfoliar tu piel pensando que eso te ayudará, pues lo que puede ocasionar es mayor irritación en el área.

En ese caso utiliza cremas a base de vitamina E, colágeno, elastina y sábila para hidratarla y ayudarla en el proceso de desinflamación.

5. Nunca dejes de lavarte el cabello al regresar a casa. Hay personas que les encanta la onda que el agua de mar y de la piscina les deja en su cabello, pero dejar los residuos de sal o cloro es muy perjudicial para la hebra, pues la reseca.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba