Loader

Felices de regresar al salón de belleza

Peluqueros comparten experiencias que marcaron la reapertura de sus negocios bajo rigurosos protocolos y la cooperación de los clientes
Photo
Los salones de belleza se unieron a otros comercios que abrieron esta semana sus puertas como parte la segunda fase de la reapertura de la economía luego de que se declarara una cuarentena a consecuencia del COVID-19. (Foto: Neidy Rosado)
  • Compartir esta nota:

A días de haber reabierto sus salones, tras dos meses de inactividad debido a la cuarentena, varios peluqueros aceptaron que, luego de los nervios de esas primeras horas, les ha invadido la satisfacción al saber que los protocolos de seguridad requeridos se han puesto en marcha sin problemas y que sus clientes se han mostrados más comprensivos que nunca.

Una clienta vino y nos quería pagar el triple por el servicio. Ella decía que estuvimos mucho tiempo sin trabajar y que, de alguna manera, quería ayudarnos porque nosotros siempre la ayudamos a ella a verse y sentirse bien”, comentó el peluquero Nick André.

Y es que, después de 10 semanas sin abrir los salones de belleza, tanto los peluqueros independientes como los dueños de salón se vieron muy afectados económicamente. Por un lado, no generaban ingresos y muchos tuvieron que recurrir a la venta de productos profesionales para que su clientela la utilizara en casa. Mientras que, por otro lado, quienes poseen y administran los salones se encontraron con la situación de que se duplicaron o triplicaron los precios de los productos que regularmente compraban para mantener la higiene en sus espacios de trabajo.

En algunos casos, esta situación ha tenido como consecuencias el aumento del costo de los servicios, lo que se ha negado a hacer la peluquera y empresaria Sandra Miranda.

“Algo que ha puesto muy contentas a mis clientas es que, cuando preguntan cuánto subió el servicio le digo que nada. Están asustadas porque dicen que todo está más caro y con nosotros no es así y no va a pasar”, señaló la propietaria de Miranda Beauty en Condado.

Calma tras la tempestad

Los peluqueros entrevistados por Magacín confesaron que, aunque la mañana de la reapertura estaban nerviosos, el haber estado semanas preparándose para ese momento les permitió afinar esos pequeños detalles que tal vez fallaron y luego la “nueva normalidad” reinó en sus respectivos salones de belleza.

Esa ansiedad inicial es normal en lo que nos vamos acostumbrado a esta nueva vida. Queríamos complacer al cliente porque lo querían todo. Al segundo día ya lo hicimos perfecto. Me gustó la comprensión del cliente de que los servicios se dividieran en diferentes días. Pensaba que se podían enojar y no fue así. Me encantó que entendieron que no es como antes. Ahora vienen un día a pintarse y al otro a hacerse la manicura. Durante la semana han seguido viniendo a recibir los servicios”, explicó Miranda.

Las directrices impuestas por la gobernadora Wanda Vázquez Garced para los salones de belleza imponen mantener una distancia de seis pies entre un área de servicio y otra. Para cumplir con ella, los salones han colocado símbolos y carteles en los que se expresa la prohibición de permanecer o sentarse en esas áreas.

Abraham Rohena -propietario de dos salones de belleza en Caparra Gallery y City View Plaza, ambos en Guaynabo- explicó que solamente por cita previa, a cada persona se le toma la temperatura en la entrada y, además, es obligatorio tener mascarilla puesta y aplicarse desinfectante de manos.

“Estamos en el proceso de aprendizaje, de conocer cómo garantizar un buen servicio. Antes podíamos trabajar con tres personas a la vez, ahora nos vemos limitados a trabajar con una persona a la vez”, destacó el propietario de Abraham Hair Salon & Spa.

Nick André, por su parte, comentó que antes de volver a abrir las puertas del salón le preocupaba la reacción de los clientes a todos los cambios y el estricto protocolo que debía seguir.

“Sorpresivamente las clientas han cooperado de una amanera increíble. Todas están contentas de volver al salón y cooperando con las normas que deben seguir. Ha sido como una enseñanza para todos, de que tenemos que bajar el ritmo y ser más consciente del tiempo de los demás. Ahora saben que si llegan con retraso se corren el riesgo de que no se les dará el servicio”, mencionó el propietario de Nick André Salón en Ciudadela, en Santurce.

Para mantener a la clientela bien informada, la mayoría de los salones ha optado por dejarle saber las nuevas reglas desde el momento en que hacen la cita. El peluquero Iván García incorporó en Beyond Salon, en Condado, un manual para clientes en formato PDF que pueden leerlo tanto en sus computadoras como en tabletas o teléfonos celulares.

“Esto se les envía el día antes de la cita para que vengan preparados. Es importante mantener a los clientes informados acerca del protocolo para que ellos sepan lo que tienen que hacer y qué pueden esperar si todos siguen instrucciones”, añadió García.

En este regreso al salón uno de los servicios más solicitados ha sido el de “highlights”.

“A muchas clientas le vendíamos el color y ya tenían el retoque realizado”, comentó García.

Por su parte, Nick André destacó que en esta primera semana “he hecho ‘highlights’ como loco y mucho color. Creo que a todas las que he atendido, además de otros servicios le he hecho color”.

Aprovecha el tiempo

 El nuevo protocolo de higiene en los salones de belleza requiere que los clientes pongan de su parte para que los servicios puedan ofrecerse de manera ordenada. Los siguientes consejos pueden ser la clave para sacarle mayor provecho a tu cita:

- Comunicación. Conversa con tu peluquero antes de la cita y acuerden los servicios que deseas porque de esta manera se establecerá con anterioridad el tiempo que te brindarán una vez llegues al salón.

- Puntualidad. Llega al menos 15 minutos antes al estacionamiento y déjale saber a la persona en recepción que ya te encuentras en las inmediaciones. Tan pronto el profesional tenga todo listo para atenderte, te avisarán.

- Comprensión. Sé paciente y sigue las normas. Es la mejor manera de garantizar que tanto tú como los demás clientes puedan disfrutar de los servicios de la peluquería.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba