Loader

La mascarilla es el paso extra que le da mayor limpieza y belleza a tu piel

Para disfrutar de este producto de belleza tienes tanto opciones profesionales que se ofrecen en las estéticas como alternativas para utilizar o hacer en casa
Photo
La mascarilla ofrece a tu piel una mayor limpieza más profunda.
  • Compartir esta nota:

La mascarilla es ese producto o paso adicional en tu rutina de belleza que le aporta a tu piel -después del exfoliado- un mayor cuidado porque limpia a profundidad el poro.

Hay opciones profesionales que se utilizan en la cabina de la estética, pero también alternativas de precios muy variados que te puedes aplicar en la comodidad de tu hogar. A estas se suman aquellas que puedes confeccionar en tu cocina, aprovechando los beneficios de muchos de los alimentos que guardas en tu nevera o alacena.

En cabina

La mascarilla es parte esencial de la limpieza facial profunda que debes darle a tu piel mensualmente en la estética. En estos casos, se aplica después del vapor y de extirpar las impurezas de la piel. Este es el paso con el que se culmina la limpieza profunda del poro y también ayuda a hidratar.

La esteticista Aslin Carrasquillo destaca que se debe dejar en la piel entre cinco y 10 minutos para sacarle mayor provecho. Dependiendo de la necesidad de cada persona, los ingredientes de la mascarilla pueden ayudar a aclarar manchas, controlar la grasa, atenuar líneas de expresión y darle mayor luminosidad a la piel.

En la tienda

Ponerte una mascarilla una vez a la semana en casa puede ayudarte a mantener la piel saludable entre visitas a la esteticista para recibir limpiezas y tratamientos más especializados.

En el mercado existe una gran variedad de mascarillas para combatir diferentes problemas que sufre el cutis y también otras que solamente se encargan de limpiar e hidratar.

En la actualidad están muy de moda las que son en papel y se adhieren al rostro. Este tipo de mascarilla viene impregnada con la cantidad adecuada del producto y solo tienes que colocarla sobre el rostro y esperar.

También están disponibles las que son en forma de crema que aplicas sin ningún problema. No importa la fórmula que selecciones, el empaque te dirá en qué te ayudará esa mascarilla.

Por otra parte, también tienes la alternativa de prepararlas en casa.

En tu cocina

La esteticista Katty González, quien cuenta con una certificación en consejería ayurvédica, señala que hay ingredientes en tu cocina que te pueden ayudar a mantener saludable cada tipo de piel. Aunque destaca que, si tienes un problema que no puedes controlar, debes visitar a un dermatólogo o un experto en el cuidado de la piel.

Si tu problema es la resequedad, González recomienda la mascarilla hecha con una cucharada de avena, varias gotas de aceite de almendra, dos onzas de leche y un huevo. También puedes hidratar tu piel combinando una cucharadita de arcilla, medio aguacate mediano, unas gotas de agua y unas gotas de aceite de lavanda o de rosas.

Cuando el problema es el exceso de grasa, una mascarilla de tomate puede ser la solución. Debes majar la fruta y colocarla en todo el rostro, excepto en el contorno de los ojos. Además, puedes mezclar una cucharadita de arcilla, la pulpa de un limón, una cucharadita de miel, unas gotas de agua, unas gotas de aceite de eucalipto y aplicar la mezcla una o dos veces por semana.

Para una piel más rejuvenecida, la experta sugiere majar un pedazo de batata mameya y hervida y aplicarla en cara y cuello.

“Esto ayuda a la elasticidad de la piel. Al tener tantos nutrientes, la batata mameya se  convierte en buen ingrediente para una mascarilla rejuvenecedora y restauradora. Yo la uso en todas las pieles. A una piel grasa le pongo aceite de geranio y camomila. Para pieles acnéicas es buena porque tiene vitamina A y la vitamina C, que son antiinflamatorias. Para pieles secas, la mezclo con aceite de geranio y de lavanda. Siempre busco aceites orgánicos”, abunda.

Fácil de preparar

Existen fórmulas que puedes crear en casa. Jaslind García, creadora de Naturella Chandelle & Savons, una marca de productos naturales hechos en Puerto Rico, comparte la receta de una mascarilla détox. La experta, que ofrece seminarios para aprender a hacer productos de belleza en casa, señala que siguiendo estos pasos obtendrás aproximadamente una onza de mascarilla.

Ingredientes

1 cucharada de miel orgánica

1 cucharada de aceite de coco

1/2 cucharada de arcilla rosada o verde

1/2 cucharada de arcilla blanca

1 pizca de carbón activado (si la piel es reseca, debes obviarlo)

Procedimiento

En un recipiente ve añadiendo cada ingrediente.

Mezcla bien todos los ingredientes hasta que se forme una pasta.

Coloca en el rostro por 15 minutos.

Remueve con agua tibia.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba