Loader

La pandemia dispara la demanda por tratamientos rejuvenecedores

La disponibilidad de recursos y de tiempo han sido factores determinantes para quienes han encontrado en este periodo el momento perfecto someterse a diversos procedimientos estéticos
Photo
Los inyectables son parte de los servicios más solicitados en esta época. (Foto: Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

El cambio en la manera de trabajar y comunicarse que ha traído como consecuencia la pandemia del COVID-19, así como el uso obligatorio de la mascarilla que cubre la parte media e inferior del rostro, son elementos que se han unido para hacer que más personas visiten oficinas médicas buscando tratamientos para mejorar la apariencia de su piel y hasta lucir más jóvenes.

La Sociedad Americana de Cirujanos Plásticos publicó en su página web un comunicado en el que revela cuáles fueron los procedimientos más buscados durante la cuarentena y pronostica cuáles serán los más solicitados luego de pasada esta situación que afecta al mundo entero.

Las inyecciones de toxina botulínica tipo A fue el procedimiento más buscado, seguido por el aumento de senos y los rellenos de tejidos blandos. Se espera que esa tendencia continúe.

En Puerto Rico, las oficinas de cirujanos plásticos, cirujanos oculoplásticos y dermatólogos han tenido gran demanda de tratamientos que van desde los no invasivos hasta cirugías con el fin de aprovechar el tiempo libre y los recursos económicos disponibles para lucir mejor.

“Tal como se pronosticó en los comienzos de la pandemia, hubo un ‘rebound’ en los procedimientos cosméticos.  Los médicos, debido a la restricción de espacio y para cumplir con protocolo, tenemos que ver menos pacientes, pero estos vienen dispuestos a hacerse más cosas. La realidad es que ahora gastan menos en viajes y fiestas, y ese dinero lo invierten en verse y sentirse mejor”, destaca el cirujano oculoplástico, José Raúl Montes.

Además de batallar contra las arrugas, hay que mencionar que hay quienes buscan mejorar la calidad de la piel, por o que buscan tratamientos para eliminar manchas, poros agrandados, disparidad en el tono de la piel y flacidez.

 “Hay un resurgir del cuidado estético de la piel. La gente quiere quitarse las manchas. Están siendo más responsables y consistentes con rutina de cuidado de la piel”, explica Montes.

Variedad de protocolos

En momentos en los que hay gran demanda de procedimientos cosméticos, es importante definir tres términos que se utilizan comúnmente: no invasivo, mínimamente invasivo e invasivo.

“Cuando hablamos de no invasivo nos referimos a inyectables como neurotoxinas o Botox, que cuando se aplican no debe dejar signos ni limitar las actividades de la persona. No invasivos o mínimamente son también aquellos tratamientos que se aplican con ‘devices’ como ultrasonido, radiofrecuencias, ‘peelings’, exfoliación química, depilación, ‘microneedling’ o algunos tipos de láser”, explica Montes

Como mínimamente invasivos se pueden señalar también procedimientos “de incisiones pequeñas, donde el paciente se recupera o está listo para retomar sus funciones de vida diaria rápidamente”, añade Montes.

Los tratamientos invasivos son aquellos que envuelven cortes en la piel que requieren cicatrización o un tiempo de recuperación para restablecer sus funciones normales.

A la vista de todos

Con el uso obligatorio de la mascarilla en lugares públicos, la preocupación por el aspecto del tercio superior del rostro -frente y ojos- ha llevado a muchos a rellenar líneas de expresión y arrugas.

El dermatólogo Luis Ortiz Espinosa menciona que uno de los procedimientos más populares es el uso de relleno en el área de la ojera y, aunque aclara que no se trata de un remedio mágico que elimina el problema, si logra que se note menos. Las ojeras no aparecen por un factor de edad. La genética hace que haya gente que tiene ojera siendo jóvenes. También personas con alergias crónicas y quienes no duermen bien presentan este problema.

 “Cuando el área de la ojera está hundida, crea un efecto visual que parece absorber la luz y eso hace que la ojera se note más. Si levantas un poco el área, se pone más convexa y menos cóncava, la luz se refleja más y te ves con menos ojeras. Pero, hay que aclarar que se está dando la impresión de que existe una inyección tipo mesoterapia que rompe la bolsa y eso no está aprobado”, advierte Ortiz Espinosa.

Por su parte, Montes menciona que la mayoría de la gente joven que llega a su oficina para tratar algún problema en el área de los ojos se quejan de las bolsas.

“Mi primera línea de tratamiento es tratar de resolverlo con ‘fillers’ y en la mayoría de ellos se puede resolver sin tener que operarse”, menciona Montes.

Los rellenos se utilizan para atenuar las arrugas que salen alrededor de los ojos y en el entrecejo, podemos rellenar y dar volumen. Mientras que los neuromoduladores -entre los que se encuentran los productos de marcas como Botox, Dysport y Xeoming- relajan el músculo para que ciertas líneas se noten menos.

Ortiz Espinosa dice que los inyectables se están solicitando mucho en su oficina, pues la gente quiere lucir más relajada. No obstante, advierte que debes ponerte en manos expertas para obtener este tipo de servicio, para evitar cualquier incidente que tenga un efecto totalmente distinto al que buscas o que pueda afectar tu salud.

En el área de los ojos también se está experimentando gran demanda por las cirugías. Montes dice que es un procedimiento seguro, tanto para el paciente como para el personal médico. Toda persona que desee someterse a ella debe presentar resultados negativos a la prueba molecular de COVID-19. A eso se añade que el paciente se queda con la mascarilla  durante el procedimiento y se aísla el área de los ojos dejándola al descubierto, mientras que el resto del rostro queda tapado.

“La cirugía de parpados es un procedimiento cosmético que tanto hombres como mujeres solicitan por igual”, comenta el director médico de José Raúl Montes Eyes & Facial Rejuvenation, en la Torre Médica Auxilio Mutuo, en Hato Rey.

Por otra parte, las arrugas en la frente son otro problema que ha llevado a muchas personas a las oficinas médicas buscando un remedio estético. Se trata de un área en la que, además de los inyectables, se pueden usar otros tratamientos para mejorar la textura de la piel.

“Algunas de estas técnicas se combinan con sueros. Por ejemplo, el suero de plasma rico en plaquetas se usa con ‘microneedling’ o con láser fraccionado. Todo eso tiene un factor estimulante en el rejuvenecimiento del área”, explica.

También se pueden añadir algunos productos que tienen células madre y que están dirigidos a estimular el colágeno y crear mejor textura y grosor de la piel.

“Si se quiere cambios mayores, siempre están tratamientos más invasivos el Resurfacing Laser con CO2 que remueve capas de piel”, añade Ortiz Espinosa.

Lo que queda oculto

No solamente el rejuvenecimiento de los ojos está teniendo gran demanda en estos tiempos de pandemia, sino también el área del rostro que la mascarilla cubre.

“Ahora es cuando más demanda he visto en inyectables para los labios. Siempre lo quisieron y no se atrevieron, pero ahora, si se les hinchan un poco tienen mascarillas para disimularlo”, dice Montes.

Además, el experto comenta que la gente está solicitando inyecciones en lugares donde antes no lo hacía. Por ejemplo, el cuello, la mandíbula y el mentón.

“Si tiene pérdida de definición en la mandíbula, puedes inyectar alrededor con ‘fillers’ para definirla. Cuando hay poca proyección en el mentón, inyectas en el centro para darle dimensión. La inyección en el mentón se las hacen muchos hombres y mujeres jóvenes”, explica Montes.

Otro procedimiento muy común entre los más jóvenes es el que ayuda a darle una nueva forma a la nariz, pero sin cirugía.

“Se han dado cuenta que muchas cosas que le molestan de su nariz pueden resolverse con inyectables. Una prominencia en área dorsal se puede disimular con inyectables específicos”, destaca.

En el caso del cuello, también se utilizan tecnologías como el Ultherapy, el único aprobada por la Administración Federal de Drogas y Alcohol (FDA, por sus siglas en inglés) para levantar piel de esa área.

“La piel del cuello es fina porque no tiene glándulas sebáceas. No solo hay que levantarla, sino que hay que engrosarla. Por eso, combino el Ultherapy con inyecciones de agentes bioestimulante para ayudar a aumentar el grosor”, añade Montes.

Alta demanda por el “facelift”

Las directrices de mantener distanciamiento social y de usar mascarilla en público han motivado a algunas personas a someterse a cirugías de rostro, sobre todo el conocido “facelift”. El cirujano plástico, Antonio Busquets -director médico de Busquets Plastic Surgery, en Viejo San Juan- ha notado esta tendencia.

“Hay más gente operándose porque la mascarilla tapa mientras van sanando las cicatrices. Aunque usualmente el verano no es una época en la que se hacen muchos ‘facelifts’ me ha sorprendido la demanda por este tipo de cirugía. Es una operación en la que básicamente se aprietan los músculos de cuello y cachetes para eliminar exceso de piel”, comenta Busquets.

Lo nuevo en el mercado

En estas últimas semanas llegó al mercado estadounidense un nuevo relleno inyectable llamado Resilient Hyaluronic Acid, creado en Suiza. Por el momento, en Puerto Rico solamente lo estará probando el doctor Montes

“Este ‘filler’ se llama Resilient porque se integra a los tejidos y se mueve con la dinámica de la cara. Uno de los problemas que veíamos en los ‘fillers’ es que la gente, en expresiones cotidianas, se veían extraños. Esta nueva sustancia es moldeable a los movimientos de la cara”, explica.

Este nuevo relleno tiene varias fórmulas que se identifican por número. Para el mercado estadounidense, al momento, solamente se utilizarán tres de ellos: el número dos, que es ideal para el área de los ojos; el número tres, recomendado para la zona de la boca; y el número cuatro, ideal para pómulos, parte media del rostro, mandíbula y mentón.

Presta atención

El cambio en el estilo de vida puede venir acompañado también de nuevas condiciones en la piel o de la exacerbación de problemas preexistentes.

“Estamos viendo un 'boom' en la necesidad de mejorar la expresión con los ojos y va desde aumentar el tamaño de las pestañas y disminuir las líneas de expresión hasta mejorar el color de las ojeras, tratar de combatir condiciones que afectan el área de los ojos, que es la que queda más expuesta ahora”, explica Ortiz Espinosa, director médico de NovaDerm con oficinas en Bayamón y Carolina.

l. Irritación.  Entre las situaciones que comprometen la salud y la buena apariencia del área de los ojos, el galeno menciona la dermatitis de contacto, las infecciones causadas por bacterias o virus y los orzuelos que deben ser tratados por un médico. Ortiz Espinosa ha visto un aumento entre quienes desean eliminar pequeñas verrugas, espinitas amarillas y hasta lunares que salen cerca del área de los ojos.

“Como especialistas en la piel y como médicos, el área de los ojos nos presenta un reto y una oportunidad de ayudar a las personas a lucir mejor a través de diversos tratamientos para embellecer el área, pero siempre manteniendo la salud”, añade Ortiz Espinosa.

2. Acné. En estos días, entre el uso de la mascarilla, el calor, el estrés y los cambios de alimentación también pueden salirse de control condiciones como el acné y la rosácea, las cuales pueden tratarse con láser de pulso y otras tecnologías que estimulan la piel.

3. Alopecia. En estos tiempos donde las personas siguen buscando resaltar el tercio superior del rostro es necesario cuidar tus cejas y pestañas. Muchas veces estos vellos escasean por condiciones como la alopecia areata, que es una condición autoinmune, o por razones hormonales. Estos problemas debes ponerlos en manos de un médico especialista para que la ruta de la recuperación sea más segura.

Por otro lado, si lo que buscas son alternativas para tener pestañas más largas y cejas más pobladas, puedes lograrlo gracias a productos que engrosan el vello de las pestañas y, en el caso de las cejas, hay alternativas que van desde los cosméticos que se remueven con agua y jabón hasta métodos semipermanentes como el “microbladding”.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba