Loader

La realidad aumentada es la apuesta de la moda y la cosmética ante la pandemia

Cada vez son más las marcas de belleza que están utilizando esta tecnología para interactuar con su clientela
  • Por El Comercio/ GDA
  • 01 JUL. 2020
Photo
A pesar de que hace un par de años existen aplicaciones tipo “probador digita”", ahora, debido a la pandemia, es cada vez más frecuente encontrar a firmas que posibilitan a las personas este formato de prueba y compra. (Foto: WGSN)
  • Compartir esta nota:

En el pasado quedará la experiencia de entrar a una tienda de maquillaje a probar un labial, ver cómo pigmenta una base para el rostro aplicándola con el dedo en el dorso de la mano o hacer catas de perfumes en la piel antes de decidirse a comprar algún producto.

Estas prácticas se interrumpieron debido a la pandemia del coronavirus y al llamado a practicar el distanciamiento social. Y, al parecer, será difícil volverlas a ver.

Por este motivo, cada vez son más las marcas que están aliándose a la tecnología de realidad aumentada (RA) -que permite interactuar en el mundo real con elementos de la virtualidad por medio de un dispositivo tecnológico- para simular de manera digital estas costumbres.

“En la nueva cosmética primarán los servicios más personalizados, utilizando tanto tecnología de inteligencia artificial como las innovaciones que permiten acercar a nuestros expertos al consumidor en el mundo virtual”, dijo Ana Jaureguizar, directora general de L’Oreal Luxe España, en entrevista con La Vanguardia a fines del mes pasado.

Y añadió que la estrategia de la marca actualmente es apostar a que los consumidores se prueben el maquillaje sin tener que hacerlo físicamente, sino que a través de iPads o teléfonos móviles.

“La inteligencia artificial (IA) y la realidad virtual están alcanzando un nivel de avance bien rápido. La integración de estas dos tecnologías a corto plazo va a hacer que cada vez confiemos más en las recomendaciones y decisiones de estos sistemas para comprar lo que nos pueda gustar", explica Denis Parra, académico del Departamento de Ciencia de la Computación de la U. Católica e investigador del Instituto Milenio Fundamentos de los Datos.

Y añade que, además, los sistemas basados en IA “irán teniendo más información y contexto de cada usuario para sugerir productos cada vez más personalizados y adecuados”.

Otro caso que fusiona realidad virtual y cosmética es “Try On”, función que Pinterest lanzó a comienzos de año. Se trata de una herramienta para celular que usa la cámara del teléfono para que el usuario pueda “maquillarse” los labios virtualmente, utilizando “lipsticks” de marcas como Estée Lauder, Lancôme y Urban Decay. Debido a la pandemia su uso se ha vuelto más masivo.

También la manicura puede experimentarse de forma virtual antes de realizar la compra. Una muestra de ello es Wanna Nails, aplicación gratuita que con la misma tecnología de RA indica cómo quedarían los colores de varios esmaltes de uñas de marcas presentes en Amazon.

En la industria de la moda la situación no es distinta. A pesar de que hace un par de años existen aplicaciones tipo “probador digita”", ahora, debido a la pandemia, es cada vez más frecuente encontrar a firmas que posibilitan a las personas este formato de prueba y compra.

Gucci y su aplicación virtual de calzado y la app de descarga gratuita Wanna Kicks, que permite al usuario ver cómo le quedan zapatillas de marcas como Adidas, Nike y Puma, son solo dos de varios ejemplos.

“Esto es algo que va a permanecer, no es una tendencia pasajera: esto es un nuevo mercado que se va a explotar mucho más”, asegura Guido Vera, diseñador chileno que presentó hace unas semanas su última colección en el Global Talents Digital, evento híbrido de moda y tecnología que incluyó modelos virtuales e inteligencia artificial en el marco de la Mercedes-Benz Fashion Week de Rusia.

Hay mucha gente que necesita ver el producto físicamente, pero el distanciamiento social no lo va a permitir como antes. Por eso las formas irán cambiando, no hay vuelta atrás. (La incorporación de este tipo de tecnologías) Es algo que todos los diseñadores tendremos que hacer, no nos queda otra”, concluye.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba