Loader

Los 6 pasos de una limpieza facial profunda

Un servicio estético al que toda persona debe tener acceso al menos una vez al mes
Photo
  • Compartir esta nota:

La limpieza facial diaria es esencial para un cutis saludable. Sin embargo, seguir una rutina que además incluya el tónico y la aplicación de cremas, no es suficiente, pues periódicamente se necesita lo que comúnmente llamamos “un facial” o un protocolo de limpieza profunda a manos de un profesional de la estética.

“La limpieza facial profunda es importante una vez al mes si no tienes una condición en el rostro que amerite que sea más frecuente. Es bien importante porque es donde realmente se limpian los poros más profundamente. Nos damos una limpieza diaria en la casa que es más superficial y se va acumulando maquillaje, grasa”, explica Aslin Carrasquillo, esteticista de Lancôme.

Este tratamiento que se da en cabina generalmente consta de estos seis pasos que encontrarás a continuación, pero puede ser más extenso si se le añaden otros tratamientos específicos de acuerdo a la condición de tu piel.

1. Limpieza- En esta primera fase se desmaquilla y se limpia el rostro en preparación para el facial.

2. Exfoliación- Esta parte se acostumbra a realizar con productos granulados que remueven las células muertas que hay en la superficie de la piel. Carrasquillo señala que “todos los días la piel renueva y las células que van muriendo salen a la superficie. Si no se remueven, tapan el poro”.

3. Vapor y extirpación- Un baño de vapor es lo que permite que los poros abran y la limpieza profunda sea más efectiva.

4. Alta frecuencia- Este es uno de esos pasos que solo tendrás disponible cuando recibes el facial de la mano de un profesional. “La alta frecuencia mata cualquier bacteria que quede viva después de la extirpación para evitar brotes futuros y además ayuda a oxigenar la piel”, menciona la esteticista.

5. Mascarilla- Después de extirpar viene la mascarilla que ayuda a hidratar la piel. Se debe dejar después de la extirpación. Depende de la piel, se aplica una mascarilla para trabajar la limpieza del poro o para hidratar. Se deja de 5 a 10 minutos.

6. Humectación- Todo facial debe terminar con aplicación de cremas humectantes en la cara, cuello y contorno de ojos.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba