Loader

Mascarillas que puedes hacer en casa

Una esteticista comparte siete recetas que tienen como objetivo hidratar tu piel del rostro y del cuerpo
Photo
Las mascarillas ayudan a que la piel se mantenga más saludable. (Foto: Archivo)
  • Compartir esta nota:

En estos días en los que cuentas con más tiempo de abrir la nevera y experimentar nuevas recetas no pases por alto que, tal vez, cuentas en tu cocina con los ingredientes suficientes no solamente para cocinar, sino también para crear mascarillas que le devuelvan el brillo y la hidratación a tu piel.

La esteticista Ángeles Núñez, propietaria de Círculo A Spa, comparte algunas opciones de mascarillas caseras tomando en cuenta los diferentes tipos y condiciones de la piel.

No importa la receta que selecciones, lo recomendado es mezclar los ingredientes hasta crear una consistencia cremosa, aplicar en la piel limpia por 15 a 20 minutos antes de retirarla usando mucha agua.

1. Para la piel grasa, Núñez recomienda hacer una mascarilla de pepino y un cuarto de cucharada de “baking soda”.

2. La piel normal también necesita mascarilla para mantener el balance y la hermosura. Por eso, la esteticista sugiere hacer una mascarilla suave de zanahoria y espinacas, que puedes mezclar en el procesador de alimentos utilizando unas gotas de agua. También puedes optar por una mezcla de manzana, azúcar y miel.

3. ¿Tienes la piel seca? La mezcla de avena y almendras te brinda “una buena dosis de colágeno y vitamina E”, asegura Núñez.

4. Cuando la piel está manchada, la esteticista sugiere tomar jugos verdes, té de jengibre además de crear en casa una mascarilla de papaya fresca que debes aplicar sobre la piel.

5. El paso de los años se nota en la flacidez de la piel, así como en las arrugas y líneas de expresión. Si este es tu caso, combina miel con maicena y aplícalo en tu rostro. Núñez promete un “efecto lifting”.

6. Si tienes celulitis, la experta recomienda “mezclar media taza de café y media de taza de agua”. Aplica el resultado de esa combinación sobre el área afectada con un suave masaje en movimientos circulares.

7. Una vez exfolies el cuerpo debe hidratarlo y, para eso, puedes aplicar una mascarilla hecha con miel, sábila y azúcar morena.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba