Loader

Prepara tus pies para la temporada de sandalias

Desde la pedicura hasta el cuidado diario, conoce algunos consejos para lucir bien siempre
Photo
El cuidado de los pies es esencial durante todo el año. (Foto: Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

Aunque en Puerto Rico gozamos de un clima cálido durante todo el año, ciertamente es en las temporadas de primavera y verano donde mayor diversidad de estilos de sandalias hay disponibles.

No importa si las prefieres altas, medianas o sin tacón, es momento de comprar ese estilo que tanto te gusta y también de procurar que tus pies luzcan en su mejor momento.

Para lograrlo, compartimos algunos consejos de expertos.

1. Mantén una higiene saludables y libres de hongo secándolos bien tan pronto sales de la ducha y, sobre todo, antes de ponerte zapatos.

2. Exfolia e hidrata tus pies semanalmente para evitar la resequedad. Puedes usar la clásica piedra pómez que te brinda una superficie porosa que elimina las células muertas sin maltratar tu piel.

3. Trata de recibir una pedicura profesional de cada dos a cuatro semanas, si tu presupuesto te lo permite.

4. En caso de que prefieras hacerte una pedicura en casa, debes seguir los siguientes pasos: limpia bien tus pies y aplica sobre las uñas crema para ablandar la cutícula; por 15 minutos, coloca los pies en un recipiente con agua tibia y jabón para ablandar todo tipo de callosidad; utiliza un palito de naranja para remover los excesos de piel en el área de la cutícula y la piel que se levanta alrededor de las uñas; aplica un exfoliador para remover las células muertas y pasa una piedra pómez para suavizar el área; termina la rutina pintando las uñas si deseas.

5. Para mantener la pedicura por más tiempo, aplica una crema para los pies todas las noches antes de dormir. Esta los mantendrá suaves y evitará la salida de callosidad. Si eres propensa a desarrollar áreas de callosidad en tus pies, utiliza cremas con alfa hidróxidos, beta hidróxidos o ácido salicílico que causan exfoliación en la piel.

6. Si están hinchados, sumérgelos en agua caliente con un puñado de sal.

7. Si están muy cansados sumérgelos por cinco minutos en agua fría y alterna con agua caliente.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba