Loader

Una póliza para el fin del mundo

No importa cuáles sean sus circunstancias, no hay nada más importante en este momento que restaurar el planeta
Photo
  • Compartir esta nota:

En la película "Seeking a Friend for the End of the World", las autoridades anuncian que no han podido detener la trayectoria de un asteroide que chocará con la Tierra en 21 días, y acabará con la vida humana. Al día siguiente, el protagonista, Dodge Petersen, continúa su rutina normal y va a su trabajo en una agencia de seguros. Los clientes llaman frenéticos y preguntan si sus pólizas cubren eventos catastróficos tales como el fin del mundo.

Suena ridículo, ¿verdad?

Ahora imagine que le digan que, en pocos años, la vida en la Tierra tal y como la conocemos comenzará a acabarse, a menos que hagamos todo lo posible por evitarlo, pero usted continúa su rutina normal.

El segundo escenario no es una película de ficción.

En mayo, la revista Nature y el portal scientificamerican.com (https://www.scientificamerican.com/article/humans-are-driving-one-million-species-to-extinction/) publicaron que hasta un millón de especies distintas se extinguirán en los próximos años. Eso es parte de un reporte abarcador, avalado por la ONU, sobre el estado de los ecosistemas en la Tierra. Indica que la agricultura no ecológica para consumo humano es el mayor causante del impacto en los ecosistemas. Anne Larigauderie, secretaria ejecutiva del panel llamado Plataforma Intergubernamental Científico-normativa sobre Diversidad Biológica y Servicios de los Ecosistemas, dijo que la biodiversidad debe estar en el primer lugar en la agenda mundial, al mismo nivel que el cambio climático. "Ya no podemos decir que no lo sabíamos", indicó.

Ya no son dos o tres "ambientalistas pelús" los que reclaman que se detenga el ecologicidio.

Si usted se queja de la ola de calor, y acto seguido se encierra en el aire acondicionado a buscar la próxima serie de Netflix que atonte su aburrimiento, entonces es como los clientes de la aseguradora; está en negación. Yo creo, al igual que Greta Thurnberg, que esto no es un simulacro. Para sobrevivir como especie, todos necesitamos unirnos al movimiento ecológico. Así de claro.

Tal vez los niveles de depresión y ansiedad se deban a que la raza humana se ha separado de la naturaleza ubicándose por encima de ella, a la creencia (que va quedando atrás) de que la naturaleza es un accesorio, un recurso para poseer y explotar, y no parte de nosotres. La depresión y ansiedad terminan cuando regresamos a ella.

No importa cuáles sean sus circunstancias, no hay nada más importante en este momento que restaurar el planeta. Si los humanos sobrevivimos (y no lo haremos sin un clima y biodiversidad saludables), de aquí a 200 años se recordará esta época de la historia con el mismo horror con el que ahora miramos a los colonizadores esclavistas y genocidas de siglos atrás. Nos verán como ecologicidas.

Existe una póliza de seguro que evitará el fin del mundo como lo conocemos. Se trata de sembrar árboles.

Como si no hubiera mañana

Únase a esfuerzos de reforestación, conservación de la biodiversidad y agroecología. Puede contactar a organizaciones como Para La Naturaleza, Puerto Rico al Sur, Casa Pueblo, Hacienda Carvajal, Cooperativa Orgánica Madre Tierra, Siempre Verde Finca Ecosustentable, entre otras. LandHeartProject.org conecta a las personas interesadas en sembrar con lugares de siembra.

Si conoce áreas que necesitan reforestación —una finca, una institución— organice una siembra de árboles nativos.

Ayude germinando árboles nativos y frutales en tiestos en su casa desde la etapa de semilla (que no sea genéticamente modificada) hasta la etapa de plántula o árbol pequeño, y luego ofrézcalos en adopción a personas que tengan terreno y los cuiden responsablemente.

No bote las semillas de frutas y vegetales orgánicos locales; deles una oportunidad devolviéndolas a la tierra.

Llame a su legislador, a la gobernadora y exija acción para la conservación, reforestación, y para que se elimine el Mapa de Calificación de Suelos propuesto por la Junta de Planificación, que pone en riesgo terrenos protegidos. Únase a este movimiento en la página de Facebook "Cambios a la Calificación de Suelos de PR".

Sea parte de la hermandad humana que siembra árboles, los aman y los defienden. Si hemos destruido árboles con frenesí, necesitamos sembrar árboles como si no hubiera mañana, porque si no, no habrá mañana.

Tenía 15 años cuando vi por primera vez un pájaro haciendo un nido en mi ventana. Escribí un poema en el que el ave me explicó que su tierra era hermosa antes de que la destruyeran les humanes: "Los árboles todos, ocupados están, y los que quedan, ya los cortarán". Le respondí que me sentía tan impotente como él; pero que acogería a todas las aves sin hogar. La vida me ha dado la oportunidad de corregir mi sentido de impotencia, y ahora siembro sin parar. Ahora el pájaro tendrá un hogar. Gracias, Greta. La adolescente en mí admira tu irreverencia, que está del lado correcto de la historia.

En Facebook, 90 días: Una jornada para sanar

  • Compartir esta nota:
Posts relacionadas
Comentarios
    Dejar comentario
    Volver arriba