Loader

Cómo transformar los espacios de la casa para celebrar

Expertos en la decoración de eventos sociales ofrecen sus consejos para una ambientación ideal
Photo
Las parejas continúan apostando por las peonías, las anémonas, las escabiosas y las rosas. (Ishan Robles)
  • Compartir esta nota:

Sofisticación y buen gusto se emplean a partes iguales a la hora de transformar las estancias en tiempos donde toca celebrar la boda en la intimidad del hogar. “Aquí nada se sacrifica. Los novios no le han bajado al estilo y el glamour, en cambio, han decidido tirar la casa por la ventana, literalmente”, es la única forma en la que el decorador Jat Lozano puede describir su experiencia en los casamientos que ha trabajado durante la pandemia del COVID-19.

Para el propietario de Jat Lozano Flowers & Events, llevar la magia y la vibra especial de las bodas a una residencia no ha representado un reto. Todo lo contrario, supone una puerta que esconde un sinfín de oportunidades para crear espacios que no se lograrían en cualquier otro “venue”.

Por eso, si estás coqueteando con la idea de realizar tu enlace matrimonial en una vivienda, pero tienes dudas de cómo atemperarlo a un espacio reducido, Lozano, junto a Emilio Olabarrieta de Emilio Olabarrieta Event Atelier y Gadiel Valentín de SIOD, Inc., presentan múltiples opciones para un decorado de ensueño.

Llena tu casa de flores

Según el florista, una de las tendencias actuales que va de la mano con las circunstancias son las flores preservadas. Se trata de un proceso de deshidratación donde, además de ser cortadas, se sustituyen la savia y el agua en las flores por un líquido preservante para conseguir un aspecto desecado y lleno de encanto.

“Estamos hablando de la pampa, la lunaria, las palmas secas y la lavanda”, detalló Lozano. “La ventaja de este tipo de flores es que durarán por casi dos años, no se marchitan y puedes darle un segundo uso luego de la actividad”, añadió.

Por su parte, Olabarrieta sostuvo que, de igual forma, las parejas continúan apostando por las peonías, las anémonas, las escabiosas y las rosas. Asimismo, se utiliza follaje y verdor del propio jardín de la residencia para impartir una sensación de continuidad y uniformidad.

“Siempre me piden que haya flores. No importa que la ceremonia y la recepción sean en la casa. Los novios quieren sentir y ver ese ambiente festivo. Diría que en las múltiples bodas que he trabajado ha reinado la variedad y me han dado la libertad de crear desde arreglos pequeños hasta grandes e impresionantes instalaciones”, dijo el decorador especializado en el mercado “high-end”.

El ramo de la novia también juega un papel importante y se convierte en un adorno adicional del evento.

Apela a los sentimientos

Olabarrieta, quien se destaca por trabajar tanto bodas locales como de destino, definió el hogar como un armario gigantesco colmado de invaluables tesoros que aportan personalidad y recuerdos a la actividad.

“Aprovecho para sacarle el máximo a lo que los clientes tienen en casa. Cuando abro esos gabinetes, rebusco en esos clósets, o cuando miro a las paredes, lo que encuentro son joyas y puras piezas de conversación. Lo único que hago es acentuar con flores y añadir uno que otro elemento para rellenar espacios”, expuso el diseñador.

Desde vajillas, manteles, muebles y floreros, estos tres grandes de la industria de bodas han montado en las viviendas de sus clientes diseños irrepetibles en los que los principales sorprendidos han sido ellos mismos.

“Es maravilloso llegar y de repente cambiar todo el concepto para que un cuadro sea el protagonista de la decoración. En la mayoría de las microbodas que he diseñado en la pandemia, las extensiones que he hecho han sido con mesas y sillas de madera porque este material es versátil, siempre tiene algo que aportar y va con la mayoría de los estilos”, incluyó Valentín, quien vislumbra un 2021 con el triple de trabajo de un año regular.

El decorador afirmó que la mejor manera de crear una boda elegante y con estilo es ser consistentes de un tema. Es decir, si mantienes la paleta de colores y el estilo cohesionado en toda la decoración y detalles parecerá más de lo que realmente es.

Esto no quiere decir que te decidas por una boda temática, puedes centrarte en tres colores, eligir los detalles con conciencia, mirar el mobiliario que tienes y tratar de incorporarlo a la decoración. “El resultado es mágico”, agregó.

Dos esenciales

Tanto Lozano como Valentín coincidieron en que las dos estancias que no pueden faltar en una boda en casa es un área para realizar la ceremonia y una mesa donde brindar luego de que los recién casados hayan expresado el esperado “sí, acepto”.

“Siempre recomiendo que la ceremonia sea en el exterior, aunque reconozco que con el calor que se está sintiendo últimamente puede resultar un poco incómodo. En caso de que la pareja no pueda casarse en el patio o jardín de la casa, sí es conveniente diseñar dos áreas distintas en el interior. Esto ayudaría mucho en el tema de las fotografías y también es un cambio de ambiente muy necesario en todo tipo de evento”, exhortó Lozano, a quien le han cancelado 60 eventos por la crisis sanitaria.

Valentín también invitó a tener especial atención con el recibidor y el comedor por tratarse de dos lugares que serán bien frecuentados en el transcurso de la celebración.

“La mayoría de las veces, una instalación floral junto a un elemento -especialmente- de metal o texturizado- es más que suficiente para causar una buena impresión”, puntualizó.

Atenciones para los invitados

Olabarrieta, quien reveló que su agenda del próximo año comienza a llenarse con eventos -incluso jueves y lunes- explicó que los novios se están decantando por colmar a sus agasajados de detalles.

“He creado muchas mesas de estaciones. Los novios se están decidiendo por obsequiar botellas de licor personalizadas y piezas de bizcochos exclusivas, tal si fueran réplicas del bizcocho original de la boda, pero en miniatura”, esto hace el evento más peculiar aún y que el invitado se sienta realmente especial.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba