Loader

Llegan las mascarillas para novias a D’Royal Bride

Los accesorios nupciales son hechos a mano con encajes y textura de alta costura
Photo
En todas las localidades de D’ Royal Bride encontrarás tapabocas satinados, con encajes y hasta bordados en perlas y orfebrería. (Suminstrada)
  • Compartir esta nota:

Muchas han sido las bodas que han tenido que cancelarse debido a la crisis sanitaria del COVID-19. Sin embargo, desde hace unas semanas, cuando la gobernadora Wanda Vázquez Garced flexibilizó las medidas tomadas para controlar la propagación del virus, las parejas han comenzado a darse el “sí, acepto” en ceremonias íntimas o virtuales. Ahí surgió una nueva tendencia en la moda nupcial: las mascarillas combinadas con el vestido de novia.

“De momento comenzamos a recibir muchas llamadas y mensajes por las redes sociales de novias pidiendo las mascarillas”, contó Damaris Santiago, propietaria de D’Royal Bride.

La empresaria relató que muchas de sus clientas no encontraban la mascarilla que hiciera juego con su vestido de alta costura.

“Una vez reanudamos operaciones el pasado 26 de mayo, pues nos dedicamos a crear las mascarillas en nuestro propio taller en nuestras facilidades. Muchas de las novias que nos solicitaron máscaras tenían vestidos en nuestras 'boutiques' así que, con los mismos encajes de su vestido, hemos confeccionado sus mascarillas personalizadas”, continuó Santiago.

Photo

La propuesta de mascarillas para bodas no se limita a la novia. También están elaborando el accesorio para damas y madrinas con los colores de sus vestidos. (Suministrada)

No tienes que haber comprado tu traje en la tienda para adquirir la mascarilla para de ese día especial. En todas las localidades de D’Royal Bride encontrarás cubrebocas satinados, con encajes y hasta bordados en perlas y orfebrería. “Son una obra de arte”, dijo la experta en moda nupcial.

La propuesta de mascarillas para bodas no se limita a la novia. También están elaborando el accesorio para damas y madrinas con los colores de sus vestidos.

“Nos hemos tenido que atemperar a esta nueva realidad y las mascarillas son de uso obligatorio. Teníamos que darles a nuestras clientas una mascarilla a la altura de un vestido de novia y que complementara su ajuar”, sostuvo Santiago.

Según la propietaria, muchas novias han decidido llevarlas no solo por protección, sino también como un accesorio que está sentando las pautas en la industria. Aunque, por más convencidas que estén de llevar una mascarilla el día de la boda, de seguro la apartaran un momento para el momento más esperado: el beso después de decir “sí, acepto”.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba