Loader

Cómo lavar un brasier sin que se maltrate

La ropa interior requiere mayor cuidado si deseas que se mantenga en buenas condiciones por mucho tiempo
  • Por El Universal/ GDA México
  • 08 JUN. 2020 - 08:00 AM
Photo
Lo recomendado es lavar el brasier cada cinco o seis usos, dependiendo la intensidad de la actividad que realices cuando lo traigas puesto. (Foto: WGSN)
  • Compartir esta nota:

Si bien es cierto que lo ideal es lavar los brasieres a mano, también lo es el hecho de que por diversas cuestiones a veces no podemos darnos el tiempo para realizar de esta manera el lavado de nuestras prendas íntimas, y para ello existe la alternativa que casi todos descalifican: la lavadora.

Pese a que este aparato doméstico es bastante útil para lavar prendas que conforman nuestro “outfit” del día a día, la pregunta persiste, ¿puedo lavar mis brasieres en la lavadora sin que estos se maltraten?

Todo dependerá del tipo y de la calidad del material del que estén hechos, aunque en cualquier caso podemos tener en cuenta ciertos “tips” para evitar su desgaste. Pero antes de comenzar con los consejos que te permitirán lavar tus “bras” favoritos en lavadora sin miedo a que se destruyan o se deformen, la página oficial de Vicky Form, recomienda no lavarlo a diario para evitar que sufra desgastes.

De hecho, lo ideal es hacerlo cada cinco o seis puestas, lo cual variará según la intensidad de la actividad que realices cuando lo traigas puesto.

Ciclo de lavado delicado “Delicado”

¿Hay mejor manera para definir el cuidado que nuestras prendas favoritas se merecen?

Y ya que muchos de nuestros “bras” tienen encaje o simplemente cuentan con varillas que nos permiten un mejor soporte, tener en consideración el control del movimiento centrífugo de la lavadora es vital para mantener su estado en óptimas condiciones.

Bolsa para lencería o funda de almohada

Para dotar de una mayor protección a los brasieres, lo ideal es meterlos en una bolsa especial para lencería, aunque si no dispones de una protección de este tipo también puedes colocar tus “bras” en la funda de una almohada (ojo, cuida que tela que no despinte) la cual deberás cerrar perfectamente con un nudo o una liga para garantizar que estos no se salgan con el movimiento.

“Bye” secadora

Toma en cuenta que, aunque tus brasieres están protegidos dentro de la bolsa para lencería (o funda de almohada), el calor puede estropear la goma elástica y hacer que aparezcan poros en el relleno, por lo cual debes evitar meter tus prendas a la secadora. Además es recomendable que no exprimas tus brasieres, deja que se sequen al aire libre, ya que esto ayudará a que conserven su forma.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba