Loader

La empresaria Janitza Ubiñas mudó la boutique a su casa

Moda Gallery se mantiene en funciones desde las diversas áreas de la residencia de su propietaria
  • Compartir esta nota:

Nota de las editoras:

Como parte de nuestro compromiso con la industria de la moda y belleza del país, Magacín presenta una serie de artículos sobre la labor de creadoras locales y cómo están manejando sus negocios en medio de la crisis provocada por el COVID-19. La reportera Liz Sandra Santiago nos narra sus historias.

Para Janitza Ubinas -propietaria de Moda Gallery- la cuarentena ha afectado la experiencia personalizada que viven sus clientas cuando visitan la boutique ubicada en Galería Pacífico, en San Juan, además de la incertidumbre que vive tanto ella como sus empleados.

Mis empleados son el 'backbone' de Moda Gallery, ahora mismo me ayudan en lo que pueden. Es importante para mí que ellos estén bien. Los mantengo positivos, creando y con agenda llena para nuestro regreso”, comenta.

Las puertas de su boutique están cerradas, pero para compensarlo, Ubiñas se ha llevado gran parte del inventario a su hogar y, desde allí, a diario utiliza las redes sociales para llevarle a su clientela las nuevas tendencias de la moda.

“Mi comunicación principal son las redes sociales, específicamente Instagram. A través de las redes sociales muestro el inventario, enfocado en ropa cómoda. Ahí mismo encuentras el enlace que te lleva directo a la página web, donde puedes comprar el producto. El cartero se convierte en tu amigo. Lo llamo cada vez que tengo los envíos listos y el pasa a recoger, usualmente tres veces en semana”, menciona.

Entre los puntos positivos, Ubiñas destaca el contacto con sus seguidoras y la colaboración con otros profesionales de la industria de la moda. Por ejemplo, recientemente compartió en un “Instagram Live” con la diseñadora puertorriqueña Lisa Thon. Ambas se unieron parahablar sobre diversas formas de llevar algunas piezas.

Por otro lado, la empresaria lamenta que el distanciamiento social ha llevado su negocio de ser uno manejado por un equipo a ser lo que llama un “one man operation”.

“Ahora soy el punto focal en las redes sociales. De hacer ‘shoots’ (sesiones fotográficas) con un equipo completo, ahora soy yo, en mi casa, haciendo fotos para las redes sociales entre ‘home schooling’ y deberes del hogar”, lamenta.

Aunque se ha visto afectada por el atraso de algunas ordenes que ha hecho a sus suplidores, en general, Ubiña señala que cuenta con el inventario necesario para seguir llevándole a su clientela las tendencias de primavera-verano, pues poco tiempo antes del comienzo del periodo de cuarentena estuvo de viaje de compras.

“Tengo suficiente inventario para la extensión de la cuarentena y nos preparamos para esto”, comenta la empresaria, quien sigue teniendo esperanza en el futuro.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba