Loader

Las redes sociales son las mejores aliadas de la empresaria Limarys Rosa

Ante el cierre de sus dos tiendas, la joven decidió volver a apostar al medio que le dio notoriedad al principio de su carrera en la industria de la moda
Photo
Limarys Rosa es propietaria de dos tiendas ubicadas en Viejo San Juan y Humacao. (Foto: Archivo)
  • Compartir esta nota:

Nota de las editoras:

Como parte de nuestro compromiso con la industria de la moda y belleza del país, Magacín presenta una serie de artículos sobre la labor de creadoras locales y cómo están manejando sus negocios en medio de la crisis provocada por el COVID-19. La reportera Liz Sandra Santiago nos narra sus historias.

Desde hace años, cuando comenzó a vender ropa en un cuarto en la casa de sus padres, Limarys Rosa hizo de las redes sociales sus mejores aliadas. El éxito que siempre tuvo con la clientela que la seguía en Facebook y más adelante en Instagram la llevó a abrir la primera tienda Y Boutiqu3 en Humacao hace ya una década. La empresaria estableció una segunda tienda en Viejo San Juan el año pasado.

Pero los estragos de la pandemia la han hecho regresar a sus orígenes y, aunque ahora es tiene su mercancía en su hogar, ha vuelto a tener en las redes ese apoyo necesario para no dejarse vencer. La empresaria dice estar muy agradecida con su clientela que sigue haciendo ordenes, viendo los “lives’” que hace en Instagram “para educarlas y entretenerlas”.

“Siempre me comunico con mis clientes por mensajes de texto y redes sociales. Ellas ven el producto nuevo que subo en los ‘posts’ o en los ‘stories’. Escriben, hacen su pedido y se los hago llegar por correo. No es de la misma manera rápida de antes, porque no se puede ir al correo tan corrido. Algunas lo piden para tenerlo en tienda cuando vuelva a la normalidad. Se está dando el envío gratis por el apoyo incondicional”, comenta.

Rosa también destaca que, en medio de la crisis, muchos negocios locales se han unido para ayudarse los unos a los otros. Para aquellas mujeres emprendedoras, como ella, que se sienten frustradas porque no ven futuro para sus proyectos, la joven empresaria les recomienda utilizar las redes sociales como el mecanismo para salir adelante.

Hasta de la parte más bonita que tengas en tu casa, vende tu producto. Siempre va a haber alguien de otro lado que te va a escuchar. La gente es muy solidaria”, menciona.

Aunque se enfrenta al reto de la incertidumbre económica y de que la mayoría de sus suplidores de mercancía permanecen cerrados por la cuarentena que impera en casi todo el mundo, Rosa no pierde de perspectiva la oportunidad de reinventarse al expandir la línea que ella confecciona y buscando marcas locales que quieran vender sus piezas a través de Y Boutique.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba