Loader

Lorena Durán: un ángel con curvas

La joven española es la primera modelo “curvy” que presenta Victoria’s Secret y comparte con Magacín su duro camino al éxito
Photo
La modelo proviene de Los Palacios, un municipio español de la provincia de Sevilla, Andalucía, donde dio sus primeros pasos en la moda. (Fotos: Suministradas/ Manny Román)
  • Compartir esta nota:

El pasado mes de abril la modelo española Lorena Durán cumplió el gran sueño que albergaba desde niña, convertirse en uno de los “ángeles” de la famosa marca de lencería Victoria’s Secret.

Desde entonces, su vida ha cambiado, pues se trata de esa meta que por un momento pareció imposible debido a una condición médica que cambió su silueta durante la adolescencia.

“Desde que tenía tres o cuatro años ya le decía a mi madre ‘dame unos zapatos de tacón’, me ponía a ver la tele, me encantaban los certámenes de Miss Universo y todo lo relacionado con la moda. Todo esto me nace desde que era muy pequeñita”, recuerda.

Cambio de cuerpo

En la preadolescencia y el comienzo de la pubertad, su silueta espigada la llevó a fantasear con la idea de convertirse en una de las esculturales modelos que participaban en desfiles y catálogos los diseños de Victoria’s Secret. Pero a los 15 años su cuerpo cambió debido una operación que la llevó a ganar peso y pasar de ser talla 2 a talla 10.

“Entonces el sueño de ser modelo por un momento cayó, era imposible serlo con esa talla. Pero como el mundo del modelaje estaba cambiando, me dieron la oportunidad de ser modelo con la talla que en aquel momento tenía, que era una 44 (10) y empecé a trabajar en la moda y hasta el día de hoy no he parado”, recuerda.

Nuevas oportunidades

La modelo proviene de Los Palacios, un municipio español de la provincia de Sevilla, Andalucía, donde dio sus primeros pasos en la moda en las pasarelas flamencas, que son muy comunes en esa región al sur de España.

Cuando tenía 18 años, su talento despertó el interés de quien más adelante se convirtió en su representante y quien la llevó a probar suerte a Barcelona. La respuesta a las audiciones fue buena y así aparecieron otras oportunidades en otras partes de Europa, como Italia, Alemania y Londres.

Photo

“Fue todo pasito a pasito. Es cierto que era una niña de pueblo y me costó un poco asimilar todo lo nuevo que me estaba pasando, pero pienso que cuando tienes ganas e ilusión por hacer algo y merece la pena, no importa salir, acostumbrarte y trabajar. Para mí fue un cambio grande, pero nada a lo que no me pudiera acostumbrar”, asegura la modelo de 25 años.

Cuando llevaba seis años trabajando como modelo en Europa, su agencia determinó que era momento de cruzar el océano y probar suerte en el mercado americano, específicamente en la ciudad de Nueva York. Comenzaron las audiciones y algunos trabajos. Durante ese periodo Durán pudo comparar cómo eran los distintos mercados.

“Ambos continentes son súper diferentes en la moda, no tienen nada que ver. De hecho, cuando llegué a Nueva York siempre estaba haciendo ‘castings’ personales porque en América necesitan ver a la modelo en persona cuando en Europa lo que hacen es que te ‘bookean’ directamente con la agencia. En América hay más competencia entre chicas. Allí si no estás en Nueva York, es muy complicado trabajar”, comenta.

En una de esas audiciones llegó la oportunidad soñada. A principios de este año le avisaron sobre un “casting” para Victoria’s Secret que se realizó a principio de este año.

“Salí muy contenta porque ya era un logro haber estado ahí en aquel casting. Al cabo de dos o tres semanas me dieron el ok y empecé a trabajar con ellos. La verdad es que ha sido un antes y un después en mi carrera porque, aparte de que estoy orgullosa porque grandes marcas apuesten por la diversidad, también a nivel personal trabajar con Victoria’s Secret era un sueño desde pequeñita y ahora se ha hecho realidad”, asegura.

En enero la compañía fue duramente criticada, pues había anunciado a Barbara Palvin como modelo “curvy”, pero tuvieron que desistir cuando salió a la luz que esa modelo pesaba tan solo 120 libras. 

En abril, la compañía fichó con éxito a la modelo española que dejó un mejor sabor entre el público que sigue la marca pues encuentran que es una representación más real de la mujer con curvas.

¿“Plus” o “curvy”?

Ante toda la controversia que ha surgido sobre cómo se debe trazar la línea entre una modelo de talla regular y una de talla plus, también aparece en escena la clasificación “curvy”.

“La sociedad no entiende los términos y por eso crea la confusión. Muchas veces la gente me dice ‘tú eres curvy pero no eres gorda’ y es que tienen un concepto erróneo. 'Curvy' es una persona que está en medio de la talla estándar y la talla plus. 'Curvy' es una mujer con curva y proporcionada. Son dos términos diferentes que muchas veces crea confusión”, explica Durán.

Aunque asegura que ser modelo “curvy” le permite ser menos rígida con su dieta, Durán menciona que procura alimentarse bien y ejercitarse cuando su agenda se lo permite, aunque no vive obsesionada con ello.

En cuanto a su piel y a su cabello, procura mantenerlos hidratados y no utiliza ningún producto que haya sido probado en animales.

Nuevas metas

En su carrera, Durán ha modelado para marcas como Fenty Beauty, Asos, Zalando, L’Oreal, Violeta by Mango, El Corte Inglés, Intimissimi y para la colección diseñada recientemente por Sofía Vergara.

Luego de lograr una gran meta, Durán se encuentra enfocada hacia nuevos objetivos y aspira a trabajar con las divisiones de moda o belleza de las prestigiosas marcas Dolce & Gabbana y Chanel, así como aparecer en la revista Vogue.

Photo

Créditos

Fotos: Manny Román

Modelo: Lorena Durán

Agencia: JAG Models

Maquillaje: Paris Ariadne

Cabello: Raúl Da Luz

Moda: by Marina Bulatkina, Feel Rebel, Another Man’s Treasure

  • Compartir esta nota:
Volver arriba