Loader

Madre e hijo crean Eco Factoría, una marca de diseño sustentable

Una diseñadora convierte su estilo de vida ecológico en una línea de accesorios y artículos para el hogar
  • Compartir esta nota:

Desde que Elda González Santiago se planteó la idea de canalizar su creatividad en una línea de diseño siempre tuvo como prioridad que se tratara de un producto que ayudara a la conservación del ambiente, algo que va a tono con el estilo de vida que ella y su hijo Sebastián Torres González, de 14 años.

Con esas especificaciones, en el 2015 nació la marca Eco Factoría, dedicada al diseño de joyería y elementos de decoración para el hogar creados con papel reciclado como materia prima.

“Es una línea de diseño sostenible donde se reutiliza papel descartado de oficinas y de diferentes partes de la isla. Ese papel se convierte en joyería y piezas de decoración para el hogar como lámparas y vasijas”, explica González Santiago.

La técnica de papel hecho a mano la aprendió mientras estudiaba un bachillerato artes. Por eso, tenía el conocimiento para transformar algo que algunos entendían que ya no tenía utilidad.

“Ya tenía las bases de hacer el papel, pero dentro de mi campo quería que fuera diseño ecológico, entonces me interesó que fuera papel hecho a mano y más poderlo hacer de papel descartado, eso hace que los diseños puedan ser completamente ecológicos”, añade.

Además, todo lo color que se le da a las piezas provienen de tintes naturales que se extraen de flores, semillas, plantas y árboles.

“Creo pantallas, collares, vasijas, lámparas y a eso le introduzco otros materiales biodegradables que son la rafia, la soga de yute, la soga de algodón para que la pieza, que en algún momento va a tener su final, se degrade y vuelva a la tierra”, destaca.

La mercancía de Eco Factoría se consigue en la tienda del Museo de Arte y Diseño de Miramar (MADMI), en Con calma y Souvenir 154, estos últimos dos establecimientos están ubicados en Viejo San Juan. También puedes encontrarlas en ecofactoria.com, Facebook, Instagram y en diversas ferias de artesanías y eventos.

Según González Santiago, además de vender sus piezas se ha dado a la tarea de educar a la gente sobre la importancia de reutilizar materiales para conservar el planeta.

“Es un proceso completamente artesanal. Muchas de las piezas o la mayoría tienen diez pasos y más de siete días para construirse. Hay que orientar a la gente para que entiendan que es un proceso lento, un proceso artesanal. Reutilizar un material no es lo mismo que comprarlo”, menciona.

Aunque actualmente la línea se compone de piezas de bisutería y artículos decorativos para el hogar -como vasijas y lámparas- González Santiago espera ampliar su ofrecimiento en el futuro.

“Me veo haciendo mesas, tratando de experimentar más con los desechos del cartón y el papel hecho a mano y tratar de hacer más cosas del hogar, como son diseños de mesas o vasijas mucho más grande o lámparas muchos más moderna con la integración de otros materiales”, adelanta.

Un estilo de vida familiar

Aunque González Santiago es quien está al frente de la marca Eco Factoría, aclara que su hijo de 14 años es parte fundamental de la empresa.

“Hacemos todo juntos, cuando empecé en el 2015 estaba conmigo, dándome hasta ideas de diseño e inclusive haciendo pantallas conmigo. Él también es artesano certificado. Le gusta hacer origami y a veces usa el origami para hacer prendas completamente diferentes... Ya sabe hacer el papel, sabe hacer tinte, sabe recolectar y puede hacer todo el proceso”, menciona.

La diseñadora, quien es madre soltera, optó por educar a su hijo en el hogar y la visión ecológica de su marca forma parte del aprendizaje diario del menor

Tenemos un estilo de vida donde tratamos de usar la menor cantidad de plástico posible, hacemos nuestros productos de limpieza del hogar con cosas de la naturaleza, como cáscaras y vinagre. Eso se junta con el hecho de que soy artista y estudié arte y quería que lo que yo estudié tuviera que ver con el estilo de vida en el que yo creo. No quería generar más contaminación de la que ya hay en el ambiente, simplemente porque quiero crear un producto”, concluye.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba