Loader

Marcas locales que apuestan a nuestras raíces

Historias de cuatro emprendedores cuyos proyectos se enfocan en empoderar la belleza negra y aportan al desarrollo de comunidades vulnerables
Photo
Con el propósito de resaltar la belleza del Caribe Afro, se creó la marca Ashanti Headwraps que toma como punto de partida los colores vibrantes, los estampados y símbolos africanos. (Suministrada)
  • Compartir esta nota:

El asesinato de George Floyd a manos de un oficial de la policía de Minneapolis ha ampliado y fortalecido el debate en torno al discrimen y abuso racial en Estados Unidos y el mundo. A medida que las manifestaciones continúan, industrias como la publicidad, la televisión el cine y la moda se han visto obligadas a replantearse la representación que han hecho hasta el momento de los negros y su historia.

Hace unas semanas la modelo puertorriqueña Joan Smalls, una de las más aclamadas a nivel internacional, compartió con sus seguidores en Instagram lo difícil que ha sido para ella y para muchos de sus compañeros de la industria hacerse camino a consecuencia del racismo.

 En Puerto Rico, el racismo también ha sido la causa para que marcas de moda y joyería tengan un desarrollo más lento, aunque no les ha sido imposible prevalecer y sacar adelante proyectos que enaltecen nuestra afrodescendencia, según entrevistados.

Gloriann Sacha Antonetty, fundadora y editora de la revista Étnica -publicación dirigida a visibilizar y representar positivamente a las comunidades afrolatinas, especialmente a las mujeres negras y afrodescendientes- destaca que para los emprendedores visiblemente afrodescendientes hay menores posibilidades de mentoría. Por eso, se ha dado a la tarea de crear iniciativas para ayudar a que estos proyectos tengan mayor exposición.

 “Más allá de visibilizar y promocionar nuestras empresas, hay una gran necesidad de recibir apoyo para continuar nuestros proyectos… Salir adelante es más cuesta arriba para nosotros, y eso es lo que pasa con el racismo. Vemos cómo hay otras barreras estructurales que tenemos que ir rompiendo para hacer más accesible el capital, el apoyo y el conocimiento para que nuestras empresas puedan desarrollarse”, asegura Antonetty.

 Por su parte, Ruby Dávila Rendón, cofundadora de Retazo -una empresa que se encarga de apoyar el desarrollo de diseñadores y líneas que tienen el potencial de manufacturar en la isla- opina que las personas negras o con rasgos que los identifican con esta raza siempre han sido minoría y eso los hace tener menor acceso a educación y recursos para salir adelante.

 “Tenemos que educar, educarnos y abrir camino. Romper barreras de inseguridad y miedo. Los proyectos creativos de personas afrodescendientes tienen las mismas dificultades de cualquier marca para lanzarse al mercado de la moda, que es una industria retante. Pero a eso le añades que son segregados”, menciona Dávila Rendón.

 Algunos de los proyectos locales que han logrado superar los retos y destacar cualidades de la herencia africana son Kimpande Jewelry, Ashanti Headwraps, Afroricangypsy y Afrolunátika. “Cada uno de los proyectos de este grupo entrelaza el componente educativo para sanar y entender dentro de la comunidad negra lo valioso que somos. Son marcas que se han convertido en agentes de cambio”, comenta Dávila Rendón.

Kimpande Jewelry

Esta marca puertorriqueña dedicada a la joyería fue creada por el artesano Eduardo Paz hace 15 años.
“La raíz de todo es que tenía una pareja, y su padre, que es el artesano Alejandro Sánchez, quería que algún familiar o conocido heredara esa faceta artesanal. Comencé a trabajar con el cuero como elemento para hacer producto artesanal”, recuerda.

En sus inicios, Paz comenzó a elaborar artesanía taína, pero veía que otras personas ya lo hacían y surgió la inquietud de explorar con estilos distintos, aunque relacionadas al origen de la cultura puertorriqueña.

“Empecé a buscar orígenes de la herencia africana. No hablando de bomba ni de plena, sino de las personas esclavizadas en África y ahí surge Kimpande, una palabra compuesta por ‘impande’, que proviene del suajili y significa raíz, y ‘kingspade’, que significa porción. Las fusioné para darle ese significado de ‘porción de una raíz’, que es lo que llevamos a través de las piezas de Kimpande”, explica Paz.

La creación de Kimpande no solamente significó un camino lleno de aprendizaje sobre la artesanía, sino que le sirvió a Paz para indagar, aprender y posteriormente educar a su clientela sobre la herencia africana.
“Ahí es cuando empiezo a hablar de estas personas que fueron traídas a Puerto Rico. Me enfoco en lo que pasó allá (en África) para entender lo que tenemos acá. Normalmente, en la historia nos enfocamos en la esclavitud y el racismo. En Kimpande tratamos de enfocarnos en cosas positivas, que esas personas, a pesar de pasar penurias, enriquecieron nuestra cultura puertorriqueña”, destaca.

La joyería de Kimpande se caracteriza por el uso de metales, especialmente el cobre, que son moldeados para tomar formas muy similares a elementos tradicionales o cotidianos de la cultura africana. Paz destaca que hay artículos y patrones que se utilizan hoy día que provienen de costumbres africanas. Por ejemplo, los símbolos de corazones en las rejas son herencia de los grupos Ashanti. Un detalle muy popular en su línea es el brazalete estilo manilla.


“Me voy mucho más atrás con las manillas que son pulseras que simbolizaban tu estatus social. Lamentablemente, fue utilizada como herramienta para compra de esclavos, lo menciono al cliente, pero también le digo lo positivo y es que era tu estatus, si eras rey, reina, un buen guerrero. La simbología que tenía esa pulsera le dejaba saber a la comunidad cómo te iba a percibir”, añade.

Un material muy popular en la joyería de Kimpande es el cuerno, que en distintos grupos en el continente africano es símbolo de buena suerte y protección.

Para Paz es imprescindible mantener una comunicación directa con su clientela, a quienes les explica todo lo relacionado a los materiales y símbolos con los que trabaja.
“Más allá de darle visibilidad a la cultura afro, me siento complacido educando y enseñando en cada una de nuestras piezas, nuestra historia. Lo que hago es rescatar información y dársela a las personas a través de una pieza. Más allá de vender una pulsera o una sortija, lo que he estoy vendiendo es la historia que está detrás de cada pieza”, destaca.

La marca se consigue a través de la página web www.kimpande.com además de comercios locales tales como Pure Soul, Lucca, Local Story, Chroma (en The Mall of San Juan) y Tereque la tiendita.

Ashanti Headwraps

Con el propósito de resaltar la belleza del Caribe Afro, se creó la marca Ashanti Headwraps que toma como punto de partida los colores vibrantes, los estampados y símbolos africanos para acercar a las personas a su herencia como comunidad afrodescendiente.
“Es una línea de accesorios afrocéntricos basada en Puerto Rico y Nueva York. Surge en respuesta al movimiento del #TurbanteoConsciente. Comenzamos a trabajar la línea con el propósito de apoyar la gestión cultural llevada a cabo por María B. Serrano Abreu y Lenis M. Ramos Rodríguez en colaboración de otros proyectos”, destaca Ramos Rodríguez.

Ashanti Headwraps ha servido para visibilizar la diversidad de la negritud en Puerto Rico.
“Nos juntamos para aprender sobre nuestra ancestría, recuperar valores comunitarios y prepararnos para contestar con mucha sabiduría a toda la opresión y racismo que aún sobrevivimos”, añade Ramos Rodríguez.

A través de talleres, seminarios y mucho deseo de educar, la línea ofrece una plataforma que se ha convertido en un espacio a donde llegan muchas personas atraídas por la estética afrocéntrica, destaca su creadora.


Para Ramos Rodríguez, el turbante es mucho más que un accesorio de moda, es una manera de demostrar el orgullo por las raíces africanas.
“Nuestra plataforma es resistencia, afirmación y reinvindicación de lo afro”, destaca.

Por su parte, Antonetty ha estado unida a Ramos Rodríguez y al Colectivo Ilé en proyectos en los que se destaca el turbante como una herramienta de educación.
“El Turbanteo Consciente ha sido un espacio de conversación en el que la gente viene a aprender del turbante y se habla cómo se puede manejar el racismo. Muchas mujeres hemos podido tener allí un espacio de sanación”, añade Antonetty.

Puedes conocer más sobre la línea a través de la página www.turbanteoconsciente.com y de la página de Ashanti Headwraps en Facebook.

Afroricangypsy

Marca dedicada a la creación de camisetas se enfoca en enaltecer la diversidad cultural del puertorriqueño, tal como lo explica su creador Siloé Andino.
“El nombre surge porque soy criado en Loíza y estoy muy conectado con mis raíces africanas. Rican viene de aquí, de mi isla, y también de mi familia que en parte es niuyorican. Lo de ‘gypsy’ es porque en mi ADN están algunos de mis antepasados que provienen del sur de España y siempre me he sentido identificado con gitanos”, explica.

La línea acaba de cumplir un año, pero es una idea que su creador tenía desde su época universitaria. Andino destaca que entre sus pasiones están escribir e inspirar a otros, por lo que siempre ha estado ligado a la escena musical a través del género del hip hop y la poesía. Desde joven le gustó tener estilos de camisetas con los que mostrar su identidad, pero estaba consciente que las piezas en tiendas se confeccionaban en otros países, por lo que los mensajes no se ajustaban a la diversa realidad del boricua.


“Tengo dos hijos de 19 y 16 años. El año pasado, el mayor iba a la Sanse con sus amistades y quisieron ir con camisas de cuando eran pequeños. Decidí hacerme una para mí con los soneros. Tenía a Maelo, Héctor Lavoe, Cheo Feliciano, Chamaco (Ramirez) y Marvin (Santiago) porque soy fanático de la salsa gorda y soñaba con esa ‘t-shirt’ de los soneros que admiro”, recuerda.
Los comentarios alabando la camiseta no se hicieron esperar e inspiraron a Andino a crear otros estilos.

“Me preguntaban dónde se consiguen. Eso me dio el impulso para orientarme y crear Afroricangypsy. Es una extensión de mi estilo además de ser una plataforma de expresión. La idea es seguir incluyendo mensajes y utilizar mi talento para componer para llevar mensajes en los que pueda seguir defendiendo con orgullo mi afrodescendencia y señalar el discrimen y el racismo”, asegura.
Las camisetas están disponibles a través de afroricangypsy.myshopify.com.

Afrolunátika

Desde sus comienzos, esta marca de bisutería estuvo enfocada en llevar un mensaje para inspirar. Cuando su creadora, Oramaika Sánchez, se adentró en la confección de accesorios con letras impresas lo hizo tomando fragmentos de poesías escritas por puertorriqueños. La evolución de la línea la llevó a apoderarse de palabras muy comunes en la isla.

“Participando en ferias, los mismos clientes me daban sugerencias, y ahí además de educar con pequeños extractos de poesía puertorriqueña me educaba a mí misma. Me pedían mensajes positivos y para la mujer. Ahí empecé a incorporar mensajes para empoderar a la mujer. No tenía como fin enfocarme en mujer negra, afrocaribeña, pero así se dio”, recuerda.

View this post on Instagram

?N A T U R A L ?

A post shared by ???????????? (@afrolunatika) on

Una línea muy popular de Afrolunátika es la de pantallas que tienen impresos diversos adjetivos y que se pueden combinar.
“Una de las palabras con las que comencé fue con negrita. En Puerto Rico uno normalmente le dice así hasta a la persona blanca, de cariño. Pero, si te pones a analizar la palabra, puede llegar a ser despectiva porque estaba minimizando. Una muchacha se me acerca y me dice que debía poner negra y no recurrir al diminutivo”, explica.

La diseñadora destaca que su propósito es que las personas se sientan cómodas con las palabras que por mucho tiempo han servido para marginar a quienes son visiblemente afrodescendientes.

“Pienso que mi joyería aporta un pequeño granito de esa afirmación de ser negro y de llevarlo con orgullo. Mi aportación es pequeña, pero es un granito importante porque desde la palabra se comienza a tomar conciencia para lograr un cambio. Que se vea normal hablar con propiedad”, añade.
Disponibles en la página web afrolunatika.com y en Tereques La tiendita.

 

  • Compartir esta nota:
Volver arriba