Loader

Mónica Martínez Marín aprovecha la cuarentena para acercarse más a sus clientas

La creadora de M3 Jewelry ha tenido que compensar el cierre de boutiques que venden su línea con la venta directa por internet
Photo
La joven empresaria cuenta con gran apoyo de su clientela a través de las redes sociales. (Foto: Archivo)
  • Compartir esta nota:

Nota de las editoras:

Como parte de nuestro compromiso con la industria de la moda y belleza del país, Magacín presenta una serie de artículos sobre la labor de creadoras locales y cómo están manejando sus negocios en medio de la crisis provocada por el COVID-19. La reportera Liz Sandra Santiago nos narra sus historias.

Mónica Martínez Marín, diseñadora de la marca de accesorios M3 Jewelry, la cuarentena la ha llevado a mudar su taller al hogar, espacio que a su vez comparte con su niño pequeño.

“Mi mayor reto en estos momentos es trabajar desde casa con mi niño de dos años y medio. Mi taller no es dentro de mi casa así que he tenido que adaptar todo, para trabajar lo más posible en casa, y en las noches cuando él se duerme”, explica.

M3 Jewelry se vende mayormente en boutiques, por lo que el cierre de estas ha dejado a Martínez Marín “prácticamente sin ingresos”.

Por eso, la joven empresaria que cuenta con gran apoyo en las redes sociales ha tenido que acudir a este medio para vender sus productos de una forma directa al cliente, a quienes incentiva con el envío gratis de las compras que realizan.

Con los clientes me comunico a través de Instagram y e-mail y gracias al servicio que provee el correo (USPS) de recogido de paquetes a la casa. Programo el mismo por medio de su aplicación y así el cartero viene todos los días y se lleva los paquetes que tenga listos, básicamente todos los días están saliendo órdenes”, explica.

Para Martínez Marín, a pesar de lo difícil de la situación que se vive en Puerto Rico y el mundo, la ventaja que esta nueva forma de vender le ha brindado es ese contacto directo que tiene ahora con su clientela.

“Ahora estoy teniendo un contacto directo con el cliente, sé que artículos gustan más, colores, etc. Así obtengo retroalimentación al momento y sé qué cosas debo mejorar y cuales piezas gustan tal como están. Mis clientas han respondido maravillosamente. Jamás pensé que iba a tener tanto trabajo en medio de esta crisis. Creo que, si uno no se da por vencido, las clientas tampoco”, asegura.

¿Estás preparada para la extensión de la cuarentena?

“Siempre y cuando no se me acabe la tinta de la impresora para poder imprimir los ‘shipping labels’, yo sigo aquí lista para darlo todo en la cuarentena”, asegura con ánimo esta emprendedora oriunda de Caguas.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba