Loader

Mujeres de nuestra sociedad comparten sus recomendaciones para un mejor país

Puertorriqueñas destacadas en diversos campos profesionales ofrecen su visión para un lograr un cambio positivo
  • Por Magacin.com
  • 11 AGO. 2019 - 07:00 AM
  • Compartir esta nota:

Es un país distinto, no hay duda de eso. Cambiaron los paradigmas, las preconcepciones y la manera de acercarnos al gobierno y a los problemas sociales que nos aquejan.

Semanalmente, en Magacín te presentamos información relevante para lucir bien, mantener el balance emocional, estar al día con las tendencias e inspirarte, pero en esta edición especial quisimos hacer algo distinto como historia principal.

Les pedimos a un grupo de mujeres destacadas en distintos campos profesionales que nos ofrecieran sus recomendaciones para que la sociedad puertorriqueña siga adelante. Acudimos a la sabiduría y la experiencia individual para conocer qué necesita nuestra sociedad para evolucionar positivamente. ¿Cuál es el próximo paso para que el verano del 2019 no quede en el olvido? Por primera vez en mucho tiempo, nos unimos para poner el bienestar del país como prioridad y no debemos desaprovechar el momento.

Tal y como cuando tenemos un problema y acudimos a nuestras amigas, primas, madres o confidentes para que nos ofrezcan sus recomendaciones, esperamos que este documento te sirva de inspiración.

Mayra Santos - Febres, Escritora

Necesitamos que haya una verdadera práctica de inclusión en nuestros representantes de todos los partidos políticos, no tan solo de nuevas candidatas, sino también de plataformas que recojan las necesidades y aspiraciones de una sociedad civil donde las mujeres somos fuerza motora del país.
No podemos volver al gobierno del “all white boys club” donde se toman decisiones supuestamente a nombre de todo un país.
Como bien dice Lin Manuel en “Hamilton” es posible un mundo al revés, donde la verdadera inclusión de mujeres, personas LGBTT, padres y madres solteras, lideres comunitarias (en su mayoría mujeres), artistas (también) estudiantes se sienten a la mesa a negociar.
Sino, pasará  lo mismo.
Tenemos líderes de sobra y probada competencia, mujeres de compromiso y trayectoria, no de amiguismo político o convencimiento religiosos poco inclusivos que pueden representarnos con dignidad y pelear por los intereses de nuestra sociedad actual, que es una sociedad donde las mujeres impulsan un cambio sin precedentes en nuestra historia.
Creo que sería un hermoso regalo de futuro si nuestras herramientas de representación  política funcionaran a la altura de las mujeres que componen esta valiente sociedad de la que me honro en formar parte.

Vivian Neptune, Decana Escuela de Derecho de la Universidad de Puerto Rico

En estos momentos es indispensable cerrar la brecha de la desigualdad en Puerto Rico. La raíz de muchos de los problemas que afectan el funcionamiento de nuestras instituciones y las relaciones interpersonales se basa en la falta de oportunidades para unos y el acceso desmedido a recursos y conexiones por parte de otros. La desigualdad en oportunidades educativas, de vivienda y de servicios de salud marcan de por vida a un sector de nuestra sociedad. Si por otro lado tenemos un sector con poder y a cargo de la dirección del país que no conoce la pobreza, el racismo, sexismo ni la marginación, no podrán articular medidas efectivas porque les falta la empatía y sensibilidad para comprender las carencias dramáticas de un gran sector de nuestra sociedad. 

Lo que más necesitamos es una educación basada en la equidad y el respeto con perspectiva de género que desarrolle los talentos y habilidades de todos los componentes de nuestra sociedad para que puedan optar por ser personas productivas en sus comunidades y hacer un cambio real basado en la solidaridad.

El consumo desmedido y el materialismo sin control son factores que han trastocado los valores de quienes sólo ven el servicio público como un medio para enriquecerse. Hay que desterrar la avaricia. Todo funcionario público tiene que ser transparente y vivir y trabajar para los demás, no para su beneficio individual. Lo que promulga públicamente tiene que sentirlo y vivirlo en su fuero interior.

Necesitamos retomar los valores básicos que fortalecen a nuestra sociedad: compromiso social, desprendimiento, solidaridad y empatía. Es poniéndose en el lugar del otro o la otra y trabajando para alcanzar el bien común que podemos contribuir a tener una sociedad más justa e inclusiva. La educación pública, accesible y de alta calidad en todos los niveles es el primer paso en esa dirección. Tenemos que aunar esfuerzos para hacerla una realidad.

Gloriann Sacha Antonetty, Editora y fundadora de la revista Étnica

“En este momento histórico, el pueblo necesita conversar e idear nuevas estructuras y estrategias políticas que garanticen la democracia y un Puerto Rico justo y equitativo. Es nuestro momento para apalabrar las utopías. De nombrar qué tipo de servidores públicos, gobernantes y líderes necesitamos para que nos representen dignamente y garanticen nuestra prosperidad y un desarrollo para todos...”.

Lisa Thon, Diseñadora de moda

“Para salir adelante como país, debemos dejar atrás los intereses político- partidistas que en este momento solo atrasan la estabilidad que necesitamos. Deberíamos además como sociedad, enfocarnos en fomentar una mayor unión como pueblo desarrollando la tolerancia y el respeto. Ya luego habrá tiempo para expresarnos con nuestro voto en el 2020. Para mí se resumiría en algo así: No podemos regresar atrás a cambiar el comienzo, pero sí tomarlo desde donde estamos y cambiar el final”.

Lourimer Rodríguez, CEO de tiendas Roma

“Puerto Rico ya hizo historia. Demostramos que unidos podemos lograr cambios en nuestra isla. ¿Qué necesitamos? Líderes que sacudan el status quo y que tengan las tres características más grandes de un líder: valores, conocimiento y carácter.  En primer lugar, valores como honestidad (no usar el poder en beneficio propio), verdad (coherencia entre pensamiento, palabra y acción) y altruismo. Necesitamos líderes que dejen atrás el oportunismo y populismo y quieran realmente sin ningún interés personal llevarnos a la ruta del éxito”.

Carmen Dolores Hernández, Crítica literaria

“La valentía del pueblo puertorriqueño al alzarse masiva y pacíficamente para exigir la renuncia de un gobernador que antepuso las componendas políticas al bienestar del país, tolerando la corrupción administrativa y mostrándose insensible ante los sufrimientos ocasionados por una crisis compleja y profunda -fabricada mayormente por los políticos mismos- contrasta con la más abyecta violación de los principios del buen gobierno por una clase política arrogante, mendaz y corrupta. El propósito principal de esa clase no es trabajar por el país, sino perpetuarse en el poder. Todos han antepuesto sus intereses eleccionarios al bien común. El momento exige de nosotros vigilancia, fiscalización y la exigencia de cuentas claras. Una sugerencia para el futuro sería separar las preferencias de “status” de la política administrativa para que las pasiones asociadas a lo primero no determinen quiénes serán las personas que nos gobiernen sino sus ejecutorias como administradores honrados y eficaces”.

Lourdes A. Torres Santos, Miembro de la Federación de Maestras y Maestros de Puerto Rico, Maestra Montessori Escuela República del Perú, San Juan

“Como maestra del sistema público de enseñanza, feminista y activista debo hacer énfasis en la urgente necesidad de una verdadera reforma educativa que fortalezca la educación pública, gratuita, accesible y de calidad. Necesitamos realmente vivir la democracia, la paz y los derechos humanos; y para ello debemos contar con un currículo que haga ruptura con el colonialismo, el patriarcado y con la explotación de la Tierra y de todos los seres vivos. Nuestra sociedad merece un modelo educativo que exija nuevos líderes políticos que respeten y promuevan la diversidad; y que sobre todo ánimo de lucro, trabajen desde una ética del servicio en favor de la dignidad de la clase trabajadora, de las mujeres, de las comunidades LGBTTIQ+, de las poblaciones migrantes y de nuestra niñez y juventudes”.

Kany García, Cantante y compositora

Cuando se piensa en echar andar un país, que viene de vivir momentos caóticos, no es fácil encender ese motor y moverlo, requiere de estrategias y es difícil encontrar una única respuesta.

En esta búsqueda puedo reconocer una serie de atributos que hoy más que nunca tengo presente y que, definitivamente, colaboran a favor de empujar esta tierra hacia adelante. La primera sensación que me viene a la mente es la de haber sido testigo de un parto. Ha nacido un nuevo boricua y a este nuevo puertorriqueño hay que estudiarlo, porque definitivamente es una nueva especie.

Hoy tenemos un puertorriqueño que lee periódicos, que está pegado a las redes por razones distintas a las de antes, que ya no se sacia únicamente navegando banalmente por las redes. Ahora nos interesan más las noticias, escuchamos las posturas de los senadores, nos cuestionamos quien es este o aquel legislador; los personajes que antes pasaban totalmente inadvertidos, hoy son nuestro foco de atención. Regresamos a los héroes, que por nuestra idiosincrasia particular los montamos en motora, revivimos Twitter y regresamos a la televisión. Queremos saber, tenemos hambre de conocer, y ¿cuál es el resultado de esto? El PODER!!! Eso es exactamente lo que nos regala el educarse, nos da poder.

Puerto Rico necesita gente que le ame profundamente y que le defienda de todo el daño que por décadas ha sufrido. Hoy su pueblo es ese halcón, que anda vigilante. Somos un nuevo país y de muchas maneras siento que nos han implantado una autoestima maravillosa, esto me da la certeza de que saldremos a flote.

Vivimos tiempos complejos y de incertidumbre, pero a la vez estamos más unidos que nunca.

Hace unos días hablaba con un colega de otro país y me decía: “Qué valentía la de ustedes, la clase artística y deportistas, de junto al pueblo manifestarse. Acá no podemos hacerlo”.

Yo jamás pensé estar en la calle piqueteando, indignada por nuestro gobernante. Es que no creo que existía en la cabeza de algún compatriota la posibilidad de este evento. ¡Lo que hemos vivido ha sido totalmente histórico! Y me siento más que orgullosa de ser parte de esta maravillosa revolución, de los hombres y mujeres de nuestra patria. Mi generación nunca olvidará el verano del 19. Es cierto que no podemos bajar la guardia, es cierto que hay que estar más que nunca pendientes a eliminar por una vez y por toda la corrupción perpetuada por todos estos años, pero a la vez hay que comenzar a normalizar un poco nuestros días, a apoyar nuestra industria local, nuestros restaurantes. Hay que volver al teatro, a hacer turismo interno, a gozar de nuestros conciertos. No podemos únicamente alimentarnos de la emoción de este momento tan crucial, sino que al reconocer que andamos unidos, debemos tener esa conciencia de colaborar con nuestra gente y sus negocios porque no queremos que merme el arte, el deporte y toda nuestra economía local. Como mencioné al comienzo, creo que como individuos no hay una única respuesta sobre cómo Puerto Rico sigue echando adelante, lo que sí me queda claro es que nos hemos alejado, por razones mayores, claro está, de darle espacio a otros tópicos que son necesarios para el ser humano.

La lucha, es y será una prioridad en estos momentos tan cruciales, pero para poder regenerar energías hay que respirar e intentar balancearla con toda la gama de alternativas que ofrece nuestra isla; que hoy más que nunca está supurando la herida de estos últimos acontecimientos. Nos tomará años recuperar la confianza en nuestros gobernantes y andaremos por mucho tiempo haciendo guardia, pero el puertorriqueño es una especie tan única que no me cabe duda que vamos a estar mejor. Ondearemos nuestra hermosa monoestrellada reconociendo como nunca el valor que tiene, con orgullo profundo, y sobre todo ¡¡¡con la PAZ que hace días estamos necesitando!!!

Paola Díaz, Health Coach y entrenadora personal

“La sociedad puertorriqueña necesita hoy más que nunca paz, alegría y cambios. Para lograrlo hay que activar, a través del ejercicio, las endorfinas que nos alegran, nos permiten la armonía integral y menos riesgos a enfermedades. 

Cada vez se nos hace más difícil creer en nuestro liderato político.  Los recientes acontecimientos, unidos a los problemas existentes, han elevado los niveles de ansiedad y tristeza de nuestro querido pueblo. Como madre de un hijo con necesidades especiales, abogo por la salud y la educación.  Esa es mi lucha día a día porque amo a mi gente y soy PUERTORRIQUEÑA ante todo”.

María Zipperle, Creadora del blog Avenue 348 y colaboradora de Magacín

“Hemos demostrado que un pueblo unido es más fuerte. Tenemos que crear un proyecto de país, fuera de líneas partidistas que marque el camino para desarrollar nuestra economía, y poder cubrir los retos y necesidades de nuestra población, sobre todo mejorando la educación, la salud y la seguridad.

Hay que combatir y erradicar la corrupción y los amiguismos; aprender de lo que no queremos del pasado, para construir un mejor futuro”.

Bárbara I. Abadía-Rexach, Ph.D, Antropóloga y profesora universitaria

“En este momento histórico, la sociedad puertorriqueña necesita aprovechar el moméntum para mantenerse unida, firme y con el propósito de hacer valer sus derechos, más allá del bipartidismo tradicional. La gente ha asimilado que puede pasar juicio sobre sus líderes políticos. A estos, les debe haber quedado claro que el escrutinio del pueblo será implacable. El “Verano 2019’ parece ser el comienzo de una revolución ciudadana que habrá que mirar muy de cerca desde la antropología”.

Luce López-Baralt, Catedrática y escritora

“Necesitamos encontrarnos con nosotros mismos para calibrar a fondo cómo los recientes sucesos históricos nos han cambiado. Tras el triunfo de las protestas masivas sobre la corrupción hemos dado un impresionante salto evolutivo en nuestra identidad nacional: ahora cumple que aprendamos de nuestra alta gesta civil y sepamos honrarla con firmeza, serenidad y cordura en estos tiempos revueltos que nos sigue tocando vivir”.

Marie Helene Reinhold, Presidenta de las joyerías Reinhold

“Siguiendo adelante, debemos unirnos como un solo pueblo y recordar que debemos cuidarnos unos a otros. Es nuestro privilegio y nuestra responsabilidad como residentes afortunados de nuestra Isla del Encanto”.

Lucienne Hernández, Actriz

“La sociedad está en la delantera. Los que tienen que alcanzar la altura de la sociedad y permitir que el país salga adelante son los políticos. El primer paso, que era salir de nuestras burbujas para generar un cambio, se nos dio de show. Ahora toca educarnos y organizarnos. Estamos viendo la importancia de conocer nuestra constitución y hacer las enmiendas que hagan falta para que el país corra para y por la sociedad. Suena utópico, pero nos hartamos del abstracto donde la sociedad está impotente ante un gobierno enajenado. El reto será no dormirnos ante el juego mediático de discursos huecos”.

Gisela Enid Báez, Arquitecta

“Necesitamos a nuestra GENTE. Creer en uno, creer en lo que somos, y que eso sirva, todos los días, de inspiración para innovar como país y así dejar nuestro legado a las futuras generaciones”.

Mariem Pérez, Cineasta

Lo que Puerto Rico necesita en este momento histórico para salir adelante es educarse, un proceso que empieza desde pequeños y que te permite de verdad querer y estar orgulloso de tu país, de conocer su historia. Desafortunadamente, eso no lo tenemos la mayoría de los puertorriqueños porque no lo hemos aprendido donde se supone que se aprenda, en la escuela. No conocemos a nuestros próceres, a nuestros líderes que han sido los que han tratado de liberarnos y, sin tener que entrar en la parte política, debemos aprender no solo de Luis Muñoz Marín sino también de los que estaban en su contra, o de los que luchaban por otra causa, para realmente entender lo que es la historia de nuestro país. Eso es lo que nos abrirá la mente de manera que cuando salgamos a la calle, como salimos ahora a exigir lo que merecemos, lo hagamos con conciencia, y no aguantemos como lo hemos estado haciendo bajo el colonialismo. Entonces, lo inmediato es seguir educándonos. Hay empezar desde abajo y los de abajo somos el pueblo que sí nos educamos, que leímos el chat y abrimos los ojos ante una reprochable realidad que ya sospechábamos”.

María C. Moreno, Periodista y columnista

“En estos días, les hemos puesto rostro, voz y esencia a nuestros líderes. No olvidemos aquellos que con palabras huecas, retóricas y redundantes acompañadas de rostros de arrogancia demostraron que su mundo es de y para ellos, allí nosotros no tenemos cabida. Tenemos el deber de elegir con conciencia a nuestros líderes. Debemos indagar   sobre los que ocupan posiciones electivas para decidir si merecen nuestro respaldo”.

Marcela C. Guerrero, Curadora Asistente, Whitney Museum of American Art, NY

“En parte, Puerto Rico no necesita nada porque lo que decidirá su futuro siempre lo ha tenido: voces y un deseo de autodeterminarse. Si algo precisa ahora es que el gobierno de los Estados Unidos respete el derecho de los puertorriqueños a determinar su futuro. Además de necesitar una urgente auditoría de la deuda, también se merece una comisión de la verdad que devele todas las injusticias que le ha tocado vivir, indemnización por el trauma al que ha sido sujeto y reconocimiento de que Puerto Rico siempre ha resistido el estatus colonial”.

Sandra Miranda, Peluquera y empresaria

“Estamos en un periodo de cambio que pidió nuestro pueblo como nunca antes. Corresponde tener un momento de reflexión sobre la oportunidad para cambiar nuestras actitudes de verdad por primera vez, teniendo como norte el amor al prójimo y celebrarnos como pueblo y hermanos, nuestros sueños y objetivos. No soy de ningún color y me distingue la alegría. La vida de este pueblo debe de estar llena de sonrisas. Es por esto que a estas alturas no debe haber cabida para homofobia, racismo, sexismo, en especial entre personas que toman decisiones que nos afectan a todos”.

Ana Teresa Toro, Periodista y columnista

“La crisis política y el despertar que ha experimentado la ciudadanía con relación a una mayor conciencia de su poder nos invitan a colocar nuestras energías en la creatividad y nuestra inmensa capacidad para resolver nuestros propios problemas. La experiencia de reorganización comunitaria que nos legó el duro golpe del huracán es el mapa que necesitamos. Nuestros nuevos políticos deben ser los y las líderes comunitarios que supieron guiar esfuerzos para responder a la emergencia. Ante la falta de credibilidad de los que nos gobiernan, le apuesto a un credo más poderoso y contundente: a creer en nosotros mismos, en nuestras fortalezas y en la certeza confirmada este verano, de que si unimos esfuerzos, no solo somos más, sino que podemos mucho más”.

Tania Rosario, Directora ejecutiva de Taller Salud

Solo escuchando a la comunidad con el compromiso de hacer cambios reales que beneficien a todos es que podemos ejecutar planes efectivos. Si solo se piensa en responder a intereses particulares o partidistas evolucionaremos”.

Nydsy Santiago, Maestra de nivel elemental de la escuela Martín G Brumbaugh de Santa Isabel

“Tenemos que hacer eco de las palabras de Malala Yousafzai: ‘Un niño, un profesor, un libro y una pluma pueden cambiar al mundo. La educación es la única solución’. El caos que vivimos es el resultado de la falta de educación en valores y esta solo se consigue con el modelaje de los padres, maestros, ciudadanos y políticos”.

Norwill Fragoso, Actriz

La isla necesita mantener su espíritu de lucha y, sobre todo, la fe en su gente. Hemos demostrado que somos solidarios y que juntos logramos grandes cambios. Debemos apostar a la educación, pues un país educado tiene las herramientas necesarias para echarlo hacia adelante”.

Wendy Perry, Gerente general de operaciones comerciales de Merck PR

Puerto Rico necesita mayor estabilidad, certeza y colaboración entre todos los sectores que nos permita a cada industria crear el entorno necesario para impulsar al país”.

Lucy Crespo, Principal Oficial Ejecutiva Fideicomiso para Ciencias, Tecnología e Investigación de P.R.

“Es vital tener calma y resiliencia personal. Definir un ancla que nos mantenga centrados y que influyamos en lo que sí podemos controlar. Es momento para mantenerse ocupados, no preocupados, y enfocados en los aspectos positivos que las situaciones afloran. La situación del país no es normal, pero mantenemos nuestro curso para continuar moviéndonos hacia el futuro”.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba