Loader

Una diseñadora de moda libra una #luchalinda contra el cáncer

Darleen Savir ha decidido darle su mejor cara a esta enfermedad y se nutre del apoyo de sus seres queridos y seguidores
Photo
Darleen Savir fue diagnosticada con cáncer en febrero y creó el movimiento Lucha linda para servir de inspirción a otros que pasan una situación similar a la de ella. (Foto: Suministrada)
  • Compartir esta nota:

En sus 28 años de vida, Darleen Savir ha sabido muy bien lo que difícil que es alcanzar las metas trazadas. Batallando contra muchas adversidades logró su título universitario estudió diseño de moda y sacó adelante su empresa.

Por eso, cuando el pasado mes de febrero recibió el diagnóstico de cáncer de colon con metástasis en hígado y abdomen decidió dejar el miedo a un lado, ponerse su mejor ajuar, mantener su sonrisa y esforzarse por llevar un mensaje positivo y de esperanza a quienes están pasando por una situación similar.

En su empeño por mostrar “el mejor rostro de esta terrible enfermedad” creó la iniciativa en las redes sociales a la que llamó #luchalinda que al principio fue apoyada por sus compañeros diseñadores y diversas personalidades de la farándula, pero que con el paso de los días ha seguido sumando personas que desean hacer que Darleen se sienta acompañada en su lucha.

Quiero que las personas vean esto de otra manera que olviden el dolor que puede causar esta enfermedad y se enfoquen en vivir y en disfrutar del amor y de todo lo que los rodea. Lucha linda porque es una lucha terrible, es una lucha constante, es una lucha diaria. Te acuestas pensando en qué pasará mañana. Todos los días es una sorpresa”, asegura.

Luego de que Darleen comenzara a compartir su batalla contra el cáncer a través de las redes sociales, su colega y amiga Lissa Porrata hizo unas camisetas con el mensaje de #luchalinda. Entre las personalidades y diseñadores que se han expresado en las redes sociales se encuentran Jaime Mayol, Wisin, Rafael José, Tita Guerrero, Celimar Adames y Gil López, además de los diseñadores Stella Nolasco, Harry Robles, Miriam Budet, Michelle Otero, Norein Otero, Alberto Torres y Tommie Hernández, entre otros.

Cada mensaje, cada video, cada detalle es una fuerza nueva. Cada vez que recibo un mensaje, una foto de ellos con mi camisa, aunque este pasando por mi mejor momento, me levanto de la cama, me maquillo, me peino, me tomo una foto y la subo a las redes. Ellos me dan fuerza, me levantan de mi cama y me dan vida”, asegura.

Una visión diferente

Desde muy joven, Darleen se enfrentó a la falta de un padre durante la crianza y la falta de medios económicos para hacer lo que muchas otras adolescentes. Pudo ir a su “class night” de escuela superior gracias a que uno de los “ángeles” que ella asegura que se han cruzado en su vida le compró el vestido.

Ir a la universidad fue otro reto, que superó con éxito. Recuerda que mientras esperaba largas horas para agarrar un aventón hasta su casa pasaba mucha hambre, hasta que un día descubrió que un paquete de galletas y mucha agua le “inflaban el estómago bastante” para no sentir que desfallecía.

Intentó estudiar diseño de moda en la escuela de Carlota Alfaro, pero solo duró un mes porque resultaba muy costoso viajar un día a la semana a de Jayuyas a San Juan.

Cuando se graduó de bachillerato en administración de empresas de la Universidad de Puerto Rico en Utuado y luego de trabajar en tiendas, gasolineras y hasta lavando carros, al fin consiguió un trabajo que le dejó tiempo para estudiar diseño en la escuela Serrant en Ponce.

“Realmente soy una mujer fuerte, Dios me ha preparado desde niña. Crecer sin un padre, querer estudiar, superarse y no tener el dinero y tener que sacrificarte trabajando de noche para estudiar de día y pasar por muchos momentos, me hizo una mujer fuerte”, destaca.

Cuando pensaba que estaba en su mejor momento, tanto en su profesión como en su vida personal, pues ya comenzaba a hablar de boda con su entonces novio, con quien llevaba una década, le llegó el diagnóstico de cáncer.

Darleen recuerda que la noche antes de su primera quimioterapia su novio le advirtió que sería horrible, como una manera de prepararla. Ella le dijo que no iría, apenas durmió del mido, pero se levantó y se fue a librar otra lucha, llegó preparada y resistió esa primera terapia.

Cada vez que voy a una quimio voy preparada porque la quimio en palabras reales mata, te destruye. Una vez coges quimio dejas de ser tú. En cada una me siento peor. Así que ese día me levanto y digo muñeca, este es tu día. Aunque no camine, me pongo mis botas más altas mi lipstick rojo y nos vamos”, comenta.

Un detalle que destaca Darleen porque lo ve como una señal de la vida es que el nombre de las primeras quimioterapias eran Avastin y de la cuarta en adelante tuvieron que someterla a una aún más fuerte llamada Cetuximab. Comenta que lo ha tomado como un mensaje y esas primeras letras de la segunda quimio las lee como ‘Sé tú’ y no dejes que este proceso acabe con tu esencia.

A pesar de lo difícil del proceso que está experimentando, Darleen se siente bendecida por el cariño recibido.

“A veces me pregunto porque se me hacia todo tan cuesta arriba si lo que quiero es ser una mujer realizada. Estoy positiva, estoy confiada en que lo va a vencer. Dios lo hará. Yo sé que Él tiene un propósito”, concluyó.

 

  • Compartir esta nota:
Volver arriba