Loader

Conoce más sobre The Macallan Estate

Edrington Americas y la ciudad de Nueva York conspiran para el gran lanzamiento de un nuevo whisky rico y complejo
Photo
The Macallan Estate es un whisky proveniente de los campos de cebada de la propiedad de Easter Elchies. (Foto: Suministrada)
  • Compartir esta nota:

Pisamos suelo neoyorquino pasadas las 12:00 del mediodía de un martes. Y tal parecía que la naturaleza quería regalarnos –a principios de verano- un clima muy parecido al de Escocia: lluvias incesantes, temperaturas que rondaban los 65 grados y una densa neblina que impedía ver el final de los rascacielos.

Magacín tuvo la oportunidad de viajar a la “Ciudad que nunca duerme” para participar -en exclusiva- del lanzamiento de The Macallan Estate, lo más nuevo de la destilería escocesa, con todo y visita a los restaurantes “trendy” y a los “speakeasy” que están en boga.

Así llegamos al Refinery Hotel, una hospedería de cuatro estrellas ubicada en el corazón del barrio Midtown, a minutos de Time Square, Central Park y la Quinta Avenida. Con 197 habitaciones decoradas al estilo moderno, el lujoso edificio ofrece una espectacular vista al Empire State Building, un restaurante donde los huéspedes pueden disfrutar de platos exclusivos y un “rooftop” con bebidas para degustar en cualquier época del año.

Photo

Refinary Hotel cuenta con 197 habitaciones decoradas al estilo moderno.

Seis y treinta de la tarde, fue la hora señalada para conocer a nuestros anfitriones: Marcos Ruiz-Ortega, Macallan “marketing manager” para México y Ricardo Blanco, director de relaciones públicas y socio de Brains 4 rent, quienes nos agasajaron con cocteles en Rainbow Room, uno de los tres “Macallan Homes” en el mundo, situado en el piso 65 de Plaza Rockefeller, en Midtown Manhattan.

Horas más tarde, la cena nos esperaba en The NoMad, un restaurante acogedor y elegante. De entre todos los platos que probamos, quedamos fascinados con el pollo entero, lo sirven en dos platos para cada persona. Simplemente exquisito; orgánico, proveniente del condado Amish y cocinado con Foie Grass. Cerramos el día brindando por una jornada prometedora con cocteles a base de The Macallan.

El día del evento

El clima siguió el mismo patrón, Nueva York despertó con una mañana gris, fría y lluviosa. Y nosotros, entusiasmados por la visita a las oficinas de Edrington Americas para una visita guiada con Raúl González, vicepresidente de “Marketing y Business Development”.

Las oficinas inauguraron en febrero de 2018, con el fin de que los diferentes equipos de la empresa trabajen en un mismo espacio con inclusión, sinergia y colaboración.

“Nos mudamos a esta nueva casa hace un año y cuatro meses. Este es nuestro hogar en América. The Macallan es muy consistente en toda la región y desde aquí tenemos unas pequeñas cavas ‘prestige’ diseñadas para, entre otras cosas, hacer catas exclusivas para los coleccionistas”, dijo González durante el recorrido que se extendió por dos horas y media y que concluyó con un intercambio de reacciones entre Morag Ralph, encargada de las visitas a la casa de Macallan “Easter Elchies House” en Escosia y Nicolas Villalón, “Brand Education and Prestige Manager”.

Photo

Las oficinas inauguraron en febrero de 2018.

“The Macallan Estate es un whisky proveniente de los campos de cebada de la propiedad de Easter Elchies, nuestra casa espiritual y material fundada en el 1824. Contiene una cebada diseñada originalmente para algunos de los whiskys más selectos de Macallan y pertenece a la familia de los carriles que concentran una buena cantidad de azúcares, lo que permite whiskys más sedosos en la boca”, elaboró Ralph, sabiendo perfectamente que, horas más tarde, nuestro paladar iba a quedar cautivo con esta joya de licor.

De ahí fuimos a ABC Cocina, un restaurante especializado en cocina moderna latinoamericana. Todavía recordamos el sabor de los tacos de pollo al chipotle con alioli y pepinillo al chile. Y ni hablar del guacamole con salsa de toronja.

La cita para el lanzamiento era a las 5:30 de la tarde. Sería en una casa privada al estilo neoclásico en Riverside Drive con nueve dormitorios, siete baños, dos terrazas y un “ballroom”.
Entre flores blancas y bajo el lema “De nuestra casa a la tuya”, fuimos recibidos por Ralph en el “ballroom”, quien nos transportó inmediatamente a Easter Elchies House a través de olores e imágenes.

“Esta parcela de cebada ubicada en el corazón de Spey Side, presenta el uno por ciento de la cebada que Macallan utiliza para la elaboración de sus afamados whiskys de malta”, explicó.
En este mismo piso fuimos invitados a conocer un poco más sobre la cebada: elemento vital en el proceso de elaboración del whisky. En una de las habitaciones, nos adentramos a una experiencia sensorial donde el equipo de elaboración de The Macallan explicó todos los detalles del ingrediente y capturamos una foto tridimensional para el Instagram.

Finalmente llegó la hora de probar el Macallan Estate, un licor color castaño con notas donde la canela y el caramelo están presentes. A esto le sumamos la cáscara de naranja y limón endulcorado. En la boca se siente suave y especiado con un final cítrico, pero elegante.

Con todo, la fiesta no terminó allí. Nos allegamos hasta The Aviary. Un restaurante que es todo un homenaje a la innovación y a las técnicas culinarias de avanzada. Aquí todo es una experiencia: desde la gastronomía hasta la coctelería.

Ubicado en el Mandarin Oriental y con vista a Central Park, pocas cosas pueden superarlo. De hecho, son dos espacios en uno. Por un lado, tenemos The Aviary, y justo detrás, The Office, que funciona como “speakeasy”. La barra está ubicada en el piso 35 del hotel y cuenta con una cocina que da la impresión de un laboratorio que ha sido tomado por los mixólogos más destacados del mundo.

Posdata: Un día libre la Gran Manzana

Era el tercer día del viaje y los planes eran llegar al Downtown Manhattan Heliport para ver el “skyline” desde las alturas durante un viaje en helicóptero, pero el clima nos jugó una pasada. La neblina era tanta que era prácticamente imposible divisar los edificios, apreciar el puente de Brooklyn y mucho menos, despegar un helicóptero. “¡Tienen el día libre!”, notificó Ruiz a través de un mensaje de texto.

Sin dudarlo ni un segundo, tomamos un Uber y llegamos hasta el Museo Guggenheim. Allí nos acompañó Nicolas Villalon con una condición: visitar The Wright Restaurant a la salida. Nadie se opuso.

Photo

Durante el día libre en Nueva York llegamos hasta el Museo Guggenheim.

El restaurante es una oda al arquitecto que diseñó el museo, y ofrece a sus visitantes -en un ambiente moderno y elegante- una selección de gastronomía norteamericana y europea elaborada con ingredientes totalmente ecológicos. Ya en la noche, visitamos Del Frisco’s Double Eagle Steakhouse para la cena. Es moderno, atractivo y divertido con una combinación de carnes y vinos que ha evolucionado y revolucionado el concepto de la parrilla y el bar en la ciudad.

Con una mezcla entre añoranza y felicidad, nos despedimos de Nueva York y de #TheMacallanExperience en Employees Only. Llegamos y la barra estaba repleta. Sentado o de pie, se disfrutaba igual. Música a todo volumen, bartender hiperactivos y cocteles de altura mundial hicieron que esa noche de jueves se sintiera como un sábado común en cualquier lugar del mundo.

Hace apenas un año, la nueva destilería de The Macallan en abrió sus puertas. Se tratad de la primera destilería en Speyside diseñada por un arquitecto internacional de reconocido prestigio: Rogers Stirk Harbour + Partners, elegido para liderar el proyecto tras un concurso a nivel internacional. Una permanente y ambiciosa inversión que satisfará las expectativas del consumidor de las futuras generaciones.

Hoy, la marca se enorgullece en presentar un elegante y singular licor que, sin duda, nos deja a la expectativa de lo próximo. Estamos listos para descubrirlo.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba