Loader

Un puertorriqueño es el embajador de importante firma de diamantes

Fernando L. Enríquez se convierte en el primer representante de la prestigiosa casa Samer Halimeh - creadora del anillo de compromiso de JLO- para el mercado hispano
Photo
Fernando L. Enríquez descubrió su pasión por la joyería, y su destino cambió. (Suministrada)
  • Compartir esta nota:

Hace más de tres décadas, el puertorriqueño Fernando L. Enríquez supo que su futuro estaba en el mundo de la joyería y no se equivocó, pues ha sido una profesión a la que se ha dedicado con pasión y ahora asume el importante encargo de ser el primer embajador puertorriqueño de la prestigiosa casa de diamantes Samer Halimeh para el mercado hispano.

“Es un sueño hecho realidad de la forma más orgánica”, así describe Enríquez esta oportunidad que lo llevará por Latinoamérica y España para mostrar el esplendor de los diamantes de la casa Samer Halimeh (SM), entre los más exóticos y perfectos del mundo.

Enríquez es nacido y criado en Puerto Rico. Luego de graduarse del Colegio Notre Dame, en Caguas, comenzó a estudiar ingeniería. Sin embargo, descubrió su pasión por la joyería, y su destino cambió.

La primera interacción de Enríquez con este campo fue a través de los hermanos Hawayek, quienes eran conocidos de su padre y se dedicaban a la venta de joyería casa a casa llevando siempre las piezas en una maleta que “cautivó” al joven.

“Siempre quería mirar lo que tenían en la maleta. Me enseñaron sobre las distintas piedras y comencé a trabajar con ellos”, recuerda.

El deseo de seguir creciendo en ese fascinante mundo lo llevó a estudiar gemología en las capitales de diamantes, que van de Santa Monica, California, a Antwerp, Bélgica. En ese periodo de preparación conoció a Halimeh con quien desarrolló una amistad.

En 1994, Enríquez se estableció en Miami, Florida, desde donde maneja su propia firma de alta joyería y relojes, Piangola.

“Mi función va desde buscar e identificar hasta crear relaciones con los distintos países de habla hispana con un trato personal único que ofrece la marca”, explica Enríquez.

Prestigio mundial

La casa Samer Halimeh (SM) se distingue por ofrecer diamantes que se encuentran entre los más exóticos y perfectos del mundo.

La incursión de Enríquez le permitirá a la compañía llegar a un mercado más amplio, como es el de habla hispana.

“Hace dos años me referí al Sr. Samer Halimeh como un maverick moderno porque siempre admiré su visión y tenacidad en el mundo complejo de la joyería y, más aún, los diamantes, una industria que me apasiona y en la que llevo sumergido más de tres décadas. SM me ha escogido para realizar lo que es para mí un sueño profesional”, afirma Enríquez.   

Si algo destaca a SH es que posee diamantes muy raros, algo que en esta industria es símbolo de prestigio. En su inventario cuenta con piezas como el Ocean Blue Diamond, una de las piedras extraídas más raras en su clase, que posicionó a su fundador Samer Halimeh, G.G., como uno de los comerciantes de diamantes más prominentes del planeta.

“La casa SH se conoce por diseñar piezas únicas con los más peculiares diamantes vistos (despuntando los amarillos, rosados y azules) y piedras preciosas inusuales. El mercado de SH va dirigido al ‘1% del 1%’, como se refiere la marca a su exclusivo y cerrado nicho”, asegura la compañía.    

SH es muy conocida entre coleccionistas, miembros de la realeza y estrellas famosas que disfrutan de la exquisitez de una buena pieza de joyería.

Entre su clientela exclusiva se encuentran Sofia Carson, Naomi Campbell, Oprah Winfrey y Elton John, así como familias reales de Arabia Saudita, Abu Dhabi y Brunei.

Las piezas también han sido subastadas en Sotheby’s y Christie’s.

Además, hay que recordar que Alex Rodríguez le obsequió a Jennifer López un anillo de compromiso hecho exclusivamente para ella por SM valorado en sobre $6 millones. 

  • Compartir esta nota:
Volver arriba