Loader

Ágatha Ruiz de la Prada lleva su arcoíris a la pasarela latina de Nueva York

Desde hace cuatro años la española se unió a Diseñadores de Moda de Latinoamérica, evento que comenzó como el Uptown Fashion Week en la comunidad del Alto Manhattan
  • Por EFE
  • 12 FEB. 2020 - 09:49 AM
Photo
Rosado intenso, amarillo, verde limón y oscuro, rojo, azul, blanco y naranja, muy clásico Ruiz de la Prada, desfilaron por esta pasarela. (EFE)
  • Compartir esta nota:

El desfile de la pasarela de los Diseñadores de Moda de Latinoamérica se llenó de brillantes colores y formas con la presentación de la española Agatha Ruiz de la Prada que abrió el evento y fiel a su estilo llevó un arcoiris a la pasarela de este evento, que este año celebra su décima edición.

Rosado intenso, amarillo, verde limón y oscuro, rojo, azul, blanco y naranja y atrevida combinación de colores, muy clásico Ruiz de la Prada, desfilaron por esta pasarela en un evento dedicado solo a creativos latinoamericanos que buscan un espacio en este competido mercado neoyorquino.

Desde hace cuatro años la española se unió a Diseñadores de Moda de Latinoamérica, evento que comenzó como el Uptown Fashion Week en la comunidad del Alto Manhattan, creado por la dominicana Albania Rosario, para los que se ha convertido en una madrina y su imagen.

"La comunidad latina esta cogiendo un poderío en Nueva York que es impresionante y yo estoy contenta de ser parte de esta comunidad", dijo en entrevista con Efe.

Opinó que en una ciudad como Nueva York, donde el gris y negro son parte del día a día de sus habitantes, los colores llegaron a la pasarela de esta ciudad con los diseñadores latinos.
"Los latinos traen la alegría, esta clarísimo", afirmó.

A tono con la temporada otoño invierno 2020-2021, su propuesta se compuso de suéters, sudaderas sobre la cintura o a nivel de la cadera, siempre holgadas, pantalones, algunos con las estrellas que han estado presentes a través de sus colecciones, pero también de faldas acampanadas adornadas con botones de diversos colores y bolsillos sobrepuestos.

La colección, confeccionada en exclusiva para esta pasarela en Nueva York, según dijo a Efe Ruiz de la Prada, se compuso además de vestidos oversize, muy cómodos y juveniles y otros con volantes amplios.

Todas las modelos lucieron un diadema de corazón, símbolo distintivo también de su marca, en una colección que estuvo complementada por zapatos de plataforma de brillantes colores porque para la diseñadora más conocida de España, el color es felicidad.

"Intento ser fiel a mí misma. Lo importante de mi estilo es que te puede gustar o no, pero imposible no reconocerlo", aseguró.

"La ilusión que tengo es que hay muchos vestidos en esta colección que son solo para Nueva York", destacó.

"Ojalá que algún día pueda venir con mis trajes más estrafalarios" a esta ciudad, comentó la modista que cerró su desfile con un vestido con un enorme corazón rojo sobre blanco, a tono con el cercano Día de la Amistad o de los Enamorados como muchos le llaman, el próximo 14 de febrero.

Ruiz de la Prada aseguró además a Efe que tras este desfile se dedicará a hacer más colecciones "todo el tiempo" y presentarlas en pequeños desfiles.

"Hace dos años hice 74 desfiles en un año. Mucho repetía. Ahora voy a intentar hacer eso pero sin repetir", lo que incluye sus colecciones para niños, señaló para agregar que ese esfuerzo dependerá de su equipo porque "yo sí que puedo, son ellos pobrecitos los que tienen que trabajar más".

"Voy a hacer desfiles especiales y que siempre haya cosas nuevas en mis tiendas. Ser mucho más ágil. Mi plan ahora no es repetir", reiteró.

Admite que eso requiere "mucha energía y sueño con tenerla" y asegura además que aún le causa nervios la pasarela.

"Voy a tope, espero que sea bueno para el corazón", indicó.

"Agradezco tanto tener trabajo porque cuando tienes un disgusto te refugias en el trabajo y yo, como tengo tantos disgustos, me refugio bastante en el trabajo", dijo sonriendo la modista, que recientemente rompió su relación de varios años con el empresario Luis Miguel Rodríguez.

Diseñadores de Moda de Latinoamérica cuenta desde este año con el apoyo de la revista Vogue de Latinoamérica y según su editor senior, José Forteza, decidieron respaldar esta plataforma porque es importante para creativos latinos estar no sólo en Nueva York sino "estar en un Nueva York que pueda pronunciar la 'eñe'".

"Para mi es mucho más importante que estar en Milán o París, en un sitio muy glamoroso, pero no es exactamente lo que nos da y lo que les da a los diseñadores latinoamericanos el impacto", aseguró el cubano.

Destacó que Ruiz de la Prada apoye el proyecto y que "tenga la humildad de presentarse como si fuera uno de los talentos emergentes, con el mismo entusiasmo y las mismas ganas" que cualquiera de ellos.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba