Loader

Conoce cómo cuidar tu vestido después del “prom”

Una vez se acaba la fiesta es importante que le des a tu traje de gala el mantenimiento adecuado para que puedas volver a usarlo
Photo
Para sacarle provecho en el futuro, el vestido debe ser guardado limpio y de manera apropiada.
  • Compartir esta nota:

Luego de meses -tal vez años- de planificar el ajuar para el “prom”, la noche pasa y el vestido queda colgando de un gancho a la espera de otra ocasión para utilizarlo.

La diseñadora Sonia Santiago destaca que cada vez es más común que las jóvenes guarden sus vestidos de “prom” y los utilicen años más tarde cuando sus amigas comienzan a casarse.

“Son piezas que si se guardan y se protegen bien pueden tener larga vida y usarse en actividades formales a las que asistan más adelante. Este año, la mayoría de los trajes de ‘prom’ que fueron de dos piezas, que al usarlas juntas parece un vestido pero que se pueden usar por separado”, explica Santiago.

Pero, para sacarle provecho en el futuro, el vestido debe ser guardado limpio y de manera apropiada. Santiago menciona que algunas telas -como la seda- deben ir al “laundry”, mientras que las piezas bordadas en pedrería pueden limpiarse en casa con mucho cuidado.

Cuando se trata de un vestido de una marca comercial, debes leer las instrucciones de cuidado que especifica el fabricante en la etiqueta.

Una vez limpia, Santiago aconseja que la pieza se envuelva en tela y se almacene en un área que no sea húmeda ni muy caliente. Puedes guardarlo en una bolsa o en una caja plástica, procurando que no pierda su forma. Lo ideal es que periódicamente, lo saques y verifiques su estado.

Hay lavanderías que ofrecen el servicio de sellado al vacío, ideal para piezas delicadas, sobre todo para trajes de novia. Este método elimina todo el aire del envase donde vas a guardar la pieza para minimizar la proliferación de bacterias.

No obstante, este puede ser un método de conservación muy extremo para un vestido que tal vez vuelvas a usar en algunos años.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba