Loader

Crear una mascarilla para la gobernadora le cambia la rutina

La diseñadora Michelle Ann ideó colocarle los sellos gubernamentales a algunos de los cubrebocas que ha utilizado Wanda Vázquez Garced para protegerse en medio de la pandemia
Photo
La diseñadora Michelle Ann se ha destacado en el campo de la moda infantil y ahora confecciona mascarillas. (Foto: Suministrada)
  • Compartir esta nota:

Un mensaje de texto de uno de los agentes de seguridad de la gobernadora Wanda Vázquez Garced a finales del mes pasado le cambió la rutina de trabajo a la diseñadora Michelle Ann.

Como sus colegas en la industria de la moda, la cuarentena dejó a la diseñadora sin trabajo de un día para otro. Así que, como su especialidad es la ropa de niñas y niños, comenzó a hacer mascarillas protectoras para los más pequeños y también para sus padres.

“Uno de los agentes de seguridad de la gobernadora, Jorge Pris, vio un post que coloqué en mi página de Instagram y me escribió para decirme en que estaba interesado en comprarme mascarillas para seguridad de sus compañeros y de la gobernadora”, recuerda la diseñadora que fue el agente quien cubrió los gastos tanto de su mascarilla como las de sus compañeros y de la gobernadora.

Photo

La gobernadora Wanda Vázquez Garced utilizando una de las mascarillas diseñadas por Michelle Ann. (Foto: Captura)

Michelle Ann cuenta que lo trató con la misma formalidad que a cualquiera de sus clientes. No obstante, como la diseñadora posee el equipo necesario para customizar telas, surgió la idea de que la mascarilla para la primera mandataria del país llevara el logo del Gobierno de Puerto Rico en ambos lados.

Finalmente, Michelle Ann confeccionó dos piezas: una verde y otra gris, para Vázquez Garced, quien publicó en su cuenta de Twitter quién era la creadora de ambas piezas. Desde ese momento, las órdenes de mascarillas se dispararon.

Al ver las mascarillas de la gobernadora he recibido mensajes de empresas privadas y agencias de gobierno para hacer mascarillas para su gente. También he recibido miles de mensaje en mis redes sociales de personas que quieren comprar, pero desgraciadamente no todos los he podido contestar. También la cantidad de seguidores en Instagram ha aumentado”, añade.

Michelle Ann cuenta que tuvo que crear un pequeño taller en su casa y reclutar a su esposo, ingeniero de profesión, para que la ayudara a confeccionarlas. De no tener trabajo, pasó a confeccionar un promedio de 30 mascarillas diarias, que son enviadas por correo los lunes y los viernes.

“En este momento, los diseñadores de moda no estamos ejerciendo la profesión. Me quedé sin trabajo, pero con la creación de estas mascarillas he podido generar ingresos y compensar la pérdida que tuve en estos meses, que son los mejores para quienes nos dedicamos a la moda, por la gran cantidad de actividades. Tenía muchas órdenes para actividades como primera comunión, bautizos y graduaciones, y todas quedaron canceladas”, comenta.

La diseñadora ofrece tres tamaños de cubrebocas que sirven tanto para niños (de tres años en adelante) como para adultos. Utiliza telas en colores sólidos y estampados. Además, la próxima semana incorporará un modelo estampado con su nombre.

Michelle Ann es consciente, y así le hace saber a su clientela, que la mascarilla que ella ofrece no sustituye ni otorga la misma protección que la N95, pero sí destaca que es una manera de cuidarse ante la escasez de este modelo quirúrgico.

 

  • Compartir esta nota:
Volver arriba