Loader

Dior causa revuelo con su colección para caballeros en París

La propuesta contó con abrigos pesados, accesorios llamativos y detalles que guardaba relación con la alta costura femenina
  • Por AP
  • 18 ENE. 2020 - 10:49 AM
  • Compartir esta nota:

Los invitados se apiñaron en el anexo de Dior en el Place de la Condorde de París el viernes haciendo un caos previo al desfile del viernes.

Algunos invitados tuvieron que saltar para evitar ser arrollados de los autos de los que descendían celebridades, incluyendo a David Beckham y Robert Pattinson. El desorden de este tipo es el precio para ver la colección de Dior para caballeros, ahora que el diseñador Kim Jones ha convertido al desfile en uno de los más buscados de la temporada.

Victoria Beckham llegó sin avisar. Kate Moss se hizo notar al llegar tarde. Y dos invitados, que se sentaron demasiado cerca de la pasarela, recibieron gritos de los fotógrafos y tuvieron que ser retirados rodeados de seguridad.

Una vez que pasó el caos, la oscura pasarela se llenó de humo de color y comenzó el show.

Con sus diseños andróginos, Jones siguió inyectando los códigos de la costura femenina de la casa en la ropa para caballeros creando un efecto estiloso.

Los modelos llevaban guantes largos y maquillaje y muchos lucieron aderezos como pendientes, broches de perla, cuentas, flores de tela y joyas.

Algunos diseños, como abrigos de lana con hombros redondeados en color gris y carbón, con suaves paneles geométricos, fueron tomados directamente de la pasarela femenina de Dior.

Debajo de todos los accesorios que mezclaban los géneros, los estilos estaban firmemente fundamentados en lo masculino.

Botas voluminosas de piel en color crudo y negro, junto con largos y pesados abrigos con mangas con pliegues que daban un aíre de dandy, popular en la era de los neorrománticos de la década de 1980.

Con estos modelos Jones llevó exitosamente a la casa fura de sus estilos relamidos que la habían hecho un poco monótona bajo el diseñador Kris Van Assche, quien ahora trabaja en Berluti.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba