Loader

El "wrap dress", un ícono de la moda

Su diseño es simple, sin botones ni ojales, solo tela que se cruza y envuelve a la mujer, y se sujeta anudando un cinturón por encima de la línea de la cintura
  • Por El Mercurio / GDA
  • 11 AGO. 2020 - 10:10 AM
Photo
Bautizado como el vestido envolvente o "wrap dress" es una prenda que favorece a muchos tipos de figuras corporales. (Shutterstock)
  • Compartir esta nota:

Durante más de cuatro décadas este vestido ha sido una de las prendas más funcionales e incombustibles del guardarropa femenino. Fue creado por Diane von Fürstenberg, una aristócrata belga que se había reconvertido en diseñadora tras su separación del príncipe suizo de origen alemán Egon Von Fürstenberg.

Aunque no tenía formación de moda, quería abrirse camino en la costura y vender sus diseños en Nueva York. Sus primeros intentos no fueron exitosos: un camisero de jersey y un vestido estilo bailarina, que había diseñado con ayuda de su amigo Angelo Ferretti, un empresario textil italiano.

A mediados de 1973, Diane vio a Julie Nixon Eisenhower -la hija del presidente Richard Nixon- en la televisión con una camisa anudada a la cintura y una falda. Julie Nixon defendía a su padre durante el escándalo de Watergate. A Von Fürstenberg le gustó cómo la falda y el cuello en V de la blusa realzaban su figura sin hacerla ver provocativa. Entonces, recuerda Von Fürstenberg en sus memorias, tuvo una idea: "Si una simple blusa pudiera hacer tanto por una mujer, ¿qué pasaría si la extendiera hasta las rodillas y la convirtiera en un vestido?".

El resultado fue el vestido envolvente o wrap dress, como lo bautizó para presentarlo al mundo en 1974. El diseño salió a la venta con el siguiente eslogan: "Siéntete como una mujer. Ponte un vestido". En dos años se vendieron cinco millones de vestidos y en marzo de 1976 Diane von Fürstenberg apareció en la portada de Newsweek, que la llamó "la diseñadora más vendedora desde Coco Chanel".

El wrap dress es funcionalidad. Su diseño es simple, sin botones ni ojales, solo tela que se cruza y envuelve a la mujer, y se sujeta anudando un cinturón por encima de la línea de la cintura. Una prenda que favorece a muchos tipos de figuras corporales.

Conviene aclarar que la creación no es totalmente original. Tiene antecedentes: Durante la Gran Depresión se popularizaron los Hooverettes (bautizados así porque aparecieron en la presidencia de Herbert Hoover), que eran unos vestidos tipo delantal de algodón estampado de diseño envolvente. En los años 40 apareció el popover, un vestido envolvente creado por Claire McCardellen.

Pero el diseño de Von Fürstenberg apareció en una época en que las mujeres estaban logrando libertades. Cuatro años antes de su lanzamiento, en 1970, llegó al Congreso estadounidense la enmienda que garantizaba la igualdad de derechos para las mujeres. En 1971 Gloria Steinem y Dorothy Pitman Hughes fundaron la revista "Ms", el estandarte del feminismo de la época.

Además comenzaba el apogeo de los diseñadores norteamericanos como Calvin Klein y Halston, que equilibraban la comodidad y no escondían la figura. El wrap dress vestía estos cambios. Servía para trabajar y para salir de noche. La lucha por el pantalón femenino acompañó los avances de las mujeres en el siglo XX, pero el wrap dress las empoderó con una prenda de su propio guardarropas y no otra que provenía del repertorio masculino.

"Mi trabajo consistió en diseñar para las mujeres que querían sentirse mujeres. Hacer algo que yo misma deseaba", confesó Von Fürstenberg en su autobiografía de 1998.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba