Loader

Gran pesar en la moda puertorriqueña por la muerte de Jenny Polanco

La diseñadora dominicana era reconocida en la isla por su talento y su calidad humana
Photo
Jenny Polanco fue una de las embajadoras de la moda de República Dominicana y del Caribe. (Foto: EFE)
  • Compartir esta nota:

La noticia del fallecimiento de la diseñadora dominicana, Jenny Polanco, a consecuencia del coronavirus ha tomado por sorpresa a sus colegas puertorriqueños.

Temprano en el día de hoy se informó que Polanco, a quien se le consideraba un pilar de la moda caribeña, falleció en la madrugada y las reacciones no se hicieron esperar.

El diseñador de accesorios, Rafael Torrech, recuerda que conoció a Polanco a finales de la década de 1980 en uno de los viajes que ella hizo a Puerto Rico. Años más tarde, tuvo la oportunidad de trasladarse a República Dominicana para trabajar como aprendiz y después pudo confeccionar una de sus colecciones en el taller de Polanco.

“Fue tremenda visionaria, muy perfeccionista y buen ser humano. Ella adoraba a Puerto Rico. Mis colecciones de joyería en cuerno fueron elaboradas en los talleres de sus artesanos en Puerto Plata. Ella era encantadora. Ahora sí, era perfeccionista y basta con ver una de sus piezas en estopilla para saberlo. Ella trabajó mucho por la clase artesanal y el diseñado dominicano. De hecho, sus boutiques son reflejo de esto”, expresó Torrech.

Sonia Santiago también conoció y admiró el trabajo de su colega dominicana desde ésta tuvo una tienda en el hotel Caribe Hilton.

“Yo la veía y pensaba que algún día tendría una tienda así, donde solo vendiera mis piezas. La admiré muchísimo. Dominicana ha perdido a una gran artista”, aseguró Santiago, quien actualmente es propietaria de la boutique Santiago Couture.

Por su parte, los diseñadores José Raúl y Miriam Budet coincidieron con Polanco en eventos de moda celebrados en Santo Domingo. Ambos destacan la calidad de su trabajo.

“Ahora que presente en dominicana moda el día antes de mi ‘show’ fue el de ella y me interesó verlo porque conocía su trabajo. Ese último ‘show’ me dejó impactado por lo impecable y cuidado. Todo era rojo y, cuando regresé a Puerto Rico, me inspiró tanto que quería hacer mi colección nueva toda roja”, recordó José Raúl.

A Budet le llamó la atención su amabilidad, a pesar de la brevedad del encuentro. También admiraba su estilo sencillo pero lleno de elegancia.

Me encantaba lo limpio de sus diseños. De verdad que situaciones como las que el mundo atraviesa son las que nos ponen a pensar y nos deben motivar a accionar a aprovechar cada instante para hacer la diferencia en lo que hacemos y como lo hacemos. Dios traiga consuelo en este tiempo a su familia, muy lamentable”, dijo Budet.

La modelo Ana Paola Figueroa Diez participó en varios desfiles de Polanco entre el 2014 y 2016. Ante la noticia del fallecimiento de la diseñadora, la recordó como una mujer elegante, sofisticada y muy estricta,

“Ella tenía la visión de cómo quería que se viera el desfile, tanto el caminar, nuestra proyección los movimientos de los vestidos y nos hizo ensayar muchas veces hasta que quedara perfecto. Cuando fuimos a los ‘castings’ nos decían: ‘A ella (Jenny Polanco) es a quien debes aspirar a modelarle’. Tuve la oportunidad de modelar sus piezas, por lo que estoy super agradecida”, afirmó.

Muchas mujeres puertorriqueñas tuvieron acceso a las creaciones de Polanco a través a través de la boutique La Femme. Pedro Moll, copropietario de la tienda ubicada en Hato Rey, destacó la creatividad y el talento de la diseñadora.

“Era una persona muy especial, infinitamente creativa, clara en sus objetivos y determinada en sus proyectos. Además de su talento como diseñadora era una de esas creativas que sabía cómo correr una empresa de forma magistral. Amante de su patria, le encantaba integrar en sus colecciones materiales autóctonos, como el ámbar, y así dar a conocer las riquezas que allí se producían. Los años pasados más recientes estaba bien comprometida en promocionar actividades de arte dentro y fuera de Santo Domingo”, mencionó Moll.

 

  • Compartir esta nota:
Volver arriba