Loader

Las ventajas del estilo monocromático

Conoce cómo llevarla y por qué los colores deben ser un elemento que juegue a su favor
  • Por El Tiempo/ GDA
  • 14 MAR. 2020 - 10:32 AM
Photo
Conjunto blanco de la colección de primavera-verano 2020 de Akris. (Foto: WGSN)
  • Compartir esta nota:

Conocida como unicolor o monocolor, la tendencia monocromática consiste en utilizar todas las prendas de un atuendo en un mismo color o dentro de los mismos tonos.

En moda, este estilo se asocia con la simplicidad y el minimalismo, tanto en el vestuario femenino como masculino. Aunque el auge de esta tendencia fue evidente en las décadas de 1960 y 1990, desde hace varias temporadas está en furor y en el 2020 continuará.

Marcas y diseñadores como Akris, Sally LaPointe, Emporio Armani y BOSS apuestan por los looks monocromáticos en sus colecciones de otoño-invierno 2020-2021 y celebridades como Jennifer López y Kim Kardashian la llevan frecuentemente.

“Es una de las combinaciones más exitosas y sencillas por hacer. La puedes usar en cualquier clima y para cualquier ocasión, ya depende de tu estilo y del color que escojas”, afirma Yuly Giraldo, asesora de imagen y personal shopper.

La forma más común y confiable de adoptarla es en “total look” negro. Sin embargo, aseguran expertos depende del estilo y de lo que le guste a la persona.

El diseñador colombiano Juan Miclott afirma que en su marca unisex manejan tonos planos y looks en un solo color: “Esto permite versatilidad para que las personas puedan asumir esas prendas y llevarlas según la identidad que tiene cada una en su vestuario”.

Cómo llevar la tendencia

Si su estilo es natural, clásico o elegante, queda bien en colores neutros como azul, beige, negro, gris o vino tinto y mejor aún si es para ocasiones como el ámbito laboral.

“Si es estilo romántico, colores rosa van muy bien. Si es creativo, puede optar por colores más llamativos como rojo, amarillo, verde y usarlos el fin de semana”, dice Yuly Giraldo.

Otra forma de lucir la tendencia es jugando con texturas y materiales o mezclando tonalidades del mismo color. Un ejemplo sería un blazer negro con una blusa de seda y un pantalón de terciopelo.

Manuela Triana, diseñadora y experta en color y tendencias, asegura que “en enterizos, trajes o vestidos, el hecho de quitar el ruido visual hace que las personas se vean más altas”. Afirma que la forma y la silueta de las prendas juegan un papel más importante que los mismos colores.

“Si el color no es tan favorecedor, pero la prenda tiene la forma ideal para el tipo de cuerpo y ocasión, será más importante que el color”, dice Triana.

La diseñadora recomienda llevar zapatos o accesorios en tonos diferentes al resto del atuendo para generar contraste y diversión. Y jugar con volúmenes de las prendas o diseños asimétricos para no caer en lo aburrido.

Si tu objetivo es subir el nivel o empezar a vestirse con esta tendencia, esta temporada se llevarán los “looks” monocromáticos en tonos lila, azul y tierra, por citar algunos.

Los colores comunican

La psicología del color estudia la influencia de los colores en las emociones y sentimientos y, a la hora de vestirnos, es un elemento que se debe tener presente ya que todo lo que elegimos para vestirnos comunica.

“Los colores tienen significados y percepciones en nuestro cerebro, aunque hay que tener en cuenta que tienen matices culturales. El rojo se asocia con la pasión, la alegría y la ira, pero en China es un color ceremonial ligado a la prosperidad económica”, dice Triana.

Otros significados positivos de los colores se asocian a la confianza y al liderazgo como el azul, a la felicidad y a la energía en lo relacionado al amarillo o a la tranquilidad y al equilibrio en lo referente al verde. La experta asegura que cada persona les da sus matices a los colores dependiendo de sus creencias, gustos, crianza y entorno.

“Es una maravilla tener el control de qué es lo que queremos comunicar con cada uno de los colores y las combinaciones que hacemos al vestirnos. Lo ideal es que sepamos cómo funcionan y que sepamos jugar con eso para poder comunicar exactamente lo que queremos en ese espacio y a las personas a las que les queramos comunicar… El color debe ser un elemento que juegue a nuestro favor”, concluye Triana.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba