Loader

Lo que convierte en par de tenis en el objeto del deseo

Hay ciertas características que hacen del calzado deportivo una pieza de colección
Photo
Modelo Nike Air Jordan 1s. (Foto: WGSN)
  • Compartir esta nota:

Otra gran categoría dentro de la industria del calzado y, principalmente de los tenis, son los modelos de colección. Esos por los que los fanáticos hacen filas de días y pagan miles de dólares por obtener.

Quienes son fanáticos de esta categoría pueden llegar a tener miles de pares de tenis y gastar altas sumas de dinero con tal de tener ese modelo especial.

Según el libro de récord de Guiness, la zapatilla deportiva más cara del mundo vendida en una subasta es la Nike Air Jordan 1s.

El par de tenis se vendió en $560,000 en una transacción realizada por la casa de subastas Sotheby’s, el pasado 17 de mayo.

“Los Nike Air Jordan 1s fueron usados por Michael Jordan en 1985 después de haber sido exclusivamente diseñados para el legendario jugador de los Chicago Bulls de la NBA… Los zapatos no tienen la misma talla (izquierdo: 13, derecho 13,5), como prefería Michael Jordan cuando jugaba. Adicionalmente, llevan la firma de Jordan en un marcador permanente en el zapato derecho”, se especifica en la página web de Guinness World Records.

En general, para que un tenis sea una pieza de colección debe tener características tales como su exclusividad, ser de una tirada limitada, ser una colaboración entre marcas o celebridades o conmemorar un evento especial.

A los coleccionistas de tenis también se les llama “sneakerheads”. Cabe destacar que, c vez son más mujeres las que se unen a esta cultura de los “sneakerheads”.

Este movimiento surgió en Estados Unidos en la década de 1980 y fue expandiéndose a nivel global. La euforia mayor se desató en 1985 cuando Nike y el baloncelista, Michael Jordan, introdujeron las Air Jordans.

Algunas de las marcas o modelos más populares entre los coleccionistas son Air Jordans, Air Force Ones, Nike Air Yeezy, Nike Dunks, Adidas Yeezy, Nike Skateboarding y Nike Air Max.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba