Loader

Marchesa levanta el vuelo tras el huracán Weinstein

La firma de moda diseñada por Georgina Chapman, exesposa Harvey Weinstein, se vio afectada luego de las denuncias de acoso sexual realizadas al productor
  • Por EFE
  • 25 FEB. 2020 - 1:09 PM
Photo
La diseñadora Georgina Chapman también recibió el apoyo de algunas actrices como Scarlett Johanson y Priyanka Chopra. (WGSN)
  • Compartir esta nota:

La firma de moda Marchesa, propiedad de Georgina Chapman, -exesposo del productor Harvey Weinstein- lucha por recuperar la normalidad y levantar el vuelo después de que el huracán Weinstein arrinconara sus diseños que en otros tiempos vestían actrices como Renée Zellweger, Jennifer Lopez o Sofía Vergara.

Marchesa era la firma favorita de las estrellas de Hollywood hasta que se vio afectada a finales de 2017 por el caso Weinstein, por el que el productor Harvey Weinstein, de 67 años, ha sido condenado por dos delitos sexuales en un juicio histórico, posibilitado por las cascadas de denuncias que desencadenó el movimiento feminista MeToo.

Desde el primer momento las acusaciones del MeToo afectaron directamente a esta firma. Renée Zellweger fue una de las primeras actrices en lucir un Marchesa en 2004 en Londres, durante el estreno de “Bridget Jones: The Edge of Reason”.

Esta firma de moda había sido fundada ese mismo año por Keren Craig y Georgina Chapman, que meses antes había comenzado una relación sentimental con el productor Harvey Weinstein.

Gustó tanto el vestido rojo, con escote “strapless” y bordados dorados, que lució Renée Zellweger que rápidamente actrices como Cate Blanchett, Diana Kruger, Amy Adams, Sienna Miller, Anne Hathaway, Nicole Kidman, Jennifer López o Sofía Vergara se pusieron en contacto con la firma para que las vistiera en los grandes eventos.

Según se afianzaba la relación entra la diseñadora y el productor, Weinstein se involucraba más en la firma de moda y, además de presenciar los desfiles desde la primera fila, instaba a las actrices a vestirse con piezas de la casa Marchesa.

La firma copaba las alfombras rojas pero pronto aparecieron las quejas de marcas competidoras que reivindicaban mayor espacio en los prestigiosos escaparates del cine.

Marchesa presentaba su colección de novias otoño-invierno 2018 cuando The New York Times publicó las acusaciones de abuso sexual contra Weinstein.

La firma canceló su siguiente desfile. Georgina Chapman pidió el divorcio y publicó en People un comunicado. “Se me rompe el corazón por todas las mujeres que han sufrido un gran dolor a causa de estar imperdonables acciones. He decidido dejar a mi marido”, confesaba entonces.

A partir de ese momento, la diseñadora, que estuvo casada durante diez años y tiene dos hijos, India de 9 años y Dashiell, de 6, decidió mantener un perfil bajo, consciente de que ninguna actriz querría lucir uno de sus diseños.
Y así fue. Felicity Huffman dijo que Weinstein había amenazado su carrera si se negaba a usar un Marchesa. También fue el caso de Sienna Miller cuando promocionaba “Factory Girl”.

Una serie de declaraciones que se sumaron a la iniciativa de Time’s Up -plataforma creada por estrellas de Hollywood por acoso sexual- que declaraba el código de vestir de negro en los Globos de Oro y los Bafta de 2018.

Marchesa sufrió un fuerte golpe, pero también ha contado con el apoyo de actrices como Scarlett Johansson, quien no ha dudado en utilizar esta firma tras el escándalo, como hizo en la gala MET en 2018.

Poco a poco, la firma se intenta recuperar. Ya en 2018, Cindy Crawford y Priyanka Chopra la apoyaron tras el huracán Weinstein. “Georgina es mi amiga”, dijo Chopra a la revista de moda profesional americana Women´s Wear Daily, quien añadía que “no es su culpa, y no creo que esté bien culpar a una mujer que se ha hecho a sí misma por algo que hizo otra persona en su vida. Esa es una actitud incorrecta”.

También ha contado con el apoyo de la editora jefa de la edición estadounidense de la revista Vogue, Anna Wintour, quien escribió una carta en el número de junio de 2018 en la que defendía a la diseñadora. “Creo que una persona no debe hacerse responsable de las acciones de su pareja”.

Ahora, tras el juicio, la firma levanta el vuelo. En la última edición de la semana de la moda de Nueva York, Georgina Chapman, separada también de su socia Keren Craig, ha mostrado su nueva colección con sello Marchesa en la que ha vuelto a brillar con elegantes trajes de noche y diseños exclusivos de alta costura. Marchesa ha vuelto aunque aún no ha recuperado su trono.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba