Loader

Mascarillas para estar a la moda en tiempos de COVID-19

A raíz de la emergencia sanitaria estos accesorios se han vuelto un complemento recurrente para protegerse y hay quienes prefieren llevar modelos que marquen tendencias
  • Por EFE
  • 16 JUN. 2020 - 08:52 AM
Photo
Este complemento se ha convertido en un artículo de primera necesidad y ha pasado a formar parte recurrente del vestuario. (EFE)
  • Compartir esta nota:

“Podría decir que lo que más me gusto de Marta la primera vez que la vi, fueron sus ojos… Pero, en verdad, ¿cómo no iba a decirlo, si era la única parte de su rostro que podía ver? La crisis sanitaria había cambiado nuestro modo de vida, nuestra sociedad. Y ahora, en las calles, todos llevábamos mascarilla.

Éramos una sucesión de caras ocultas, con solo las miradas entrecruzadas como única pista de la identidad de cada uno. Pero, en medio de ese ir y venir, a dos metros de distancia, estaba ella. Y, si hablo desde la sinceridad, no fueron solo sus ojos, pese a que estos resaltaban por el maquillaje…

Fue la mascarilla que había elegido para cubrir el resto de su semblante.

En una era en la que solo podíamos sonreírnos con la mirada, Marta se las había ingeniado para, además, convertir ese complemento con el que protegerse en una parte más de sí misma, reflejando con los bordados y colores esa personalidad que estaba a punto de descubrir”.

Personalidad en tela

El anterior relato es ficticio, pero representa situaciones que pueden tener lugar en la realidad, dadas las circunstancias relativas al COVID-19 que afectan a varios países del mundo. Son muchos los lugares en los que, ya sea por obligación o por recomendación, los ciudadanos utilizan las mascarillas para salir a la calle o acudir a lugares públicos.

Así, este complemento se ha convertido en un artículo de primera necesidad y ha pasado a formar parte recurrente del vestuario de la mayoría y, por tanto, son habituales las interacciones sociales en las que el rostro de las personas no es visible salvo por los ojos.

Sea por eso, o por simple amor a la moda, las redes sociales se llenan de mascarillas personalizadas, coloridas, y diferentes.

Algunas las comparten usuarios de las redes que, sumados a la tendencia “DIY” (“Do It Yourself”) personalizan o confeccionan sus mascarillas higiénicas. Otras, vienen de la mano de artistas y diseñadores que comparten sus creaciones a través de internet o las ponen a la venta.

“He dejado parada la colección de kimonos que tenía entre manos porque no doy abasto. Llevaré unas 700 mascarillas” dice la diseñadora Eba Cruz a Nius Diario.

Empezó a fabricar estos complementos para su propio uso durante la cuarentena en España y, al compartirlas en redes sociales, la gente empezó a pedirlas.

Según cuenta la diseñadora los clientes aseguran al hacerle un pedido que “¡ya que hay que llevarlas por lo menos que sean bonitas!”. Además da un consejo para elegir las adecuadas: “Lo importante es sentirse a gusto. Lo ideal sería fijarse en lo que hay en el armario y elegirlas en función de esas tonalidades y colores”.

Otro emprendedor, Manuel Gijón, responsable de la empresa de marketing “online” Seonuba, vio una oportunidad factible, según explica también a Nius Diario y lanzó lasmascarillaspersonalizadas.es.

“Muchas personas, entre las que me incluyo, no se sienten a gusto con las mascarillas higiénicas así que se me ocurrió darles un toque personal”, explica Gijón, que además afirma: “a diario salen de la tienda entre 40 y 50 paquetes”.

Solidaridad y seguridad "fashion"

Las marcas de moda, desde las altas firmas hasta otras “low cost”, se han sumado también a la era de las mascarillas. Así, las lujosas Chanel, Jean-Paul Gaultier, Gucci, Louis Vouitton o Fendi han lanzado sus propias mascarillas.

En una línea similar, pero asequible para todos los bolsillos, han actuado también diseñadores como Agatha Ruiz de la Prada y firmas como Mango, Benetton (que ha optado por diseñar más concretamente cubremascarillas), Parfois, o G-Star. Y, cómo no, también las marcas deportivas, como Adidas, Reebok, o Nike.

Algunas, además, tienen una intención solidaria, como las de la marca Salsa, cuya recaudación se destina a la Cruz Roja. Y no es solo cosa de firmas de moda: también hay ONG que se han lanzado a este fenómeno textil.

Es el caso de la Fundación Nzuri Daima, en cuya web, entre otros producto, pueden adquirirse mascarillas artesanales, con filtro de protección, confeccionadas con telas africanas. Además de ser una manera de recaudar dinero para proyectos solidarios, por cada mascarilla vendida se dona otra unidad a un hospital en España y África.

“Yo he preferido empezar por unas así, coloridas y solidarias” dice Laura, una joven que ha adquirido recientemente las suyas a una ONG. “Pero es cierto que, para poder combinarlas con mi ropa habitual, también me tienta comprar algunas de las que veo a diseñadores de internet o marcas de moda”.

También los famosos han sido vistos luciendo mascarillas con las que ir a la última. Pastora Soler, Pitingo o Belén Esteban han usado las del diseñador Sergio Vidal. La actriz Macarena Gómez, las de su marido, el empresario Aldo Comas. Miley Cyrus fue vista con una de Gucci y Nicky Jam mostró en su instagram una divertida mascarilla con el estampado de una sonrisa con un puro.

Ver esta publicación en Instagram

?

Una publicación compartida por NICKY JAM (@nickyjam) el

Incluso antes de que el coronavirus golpeara occidente con fuerza, Billie Eilish lució una mascarilla de Gucci en la gala de los Grammy el pasado mes de enero, aunque en aquel momento no tenía que ver con la enfermedad.

Ahora, tanto ella como otros famosos de la talla de Ariana Grande, Justin Bieber o Imagine Dragons se han sumado a la iniciativa “We’ve got you covered” para recaudar fondos para la industria discográfica, gravemente afectada por la crisis sanitaria, vendiendo mascarillas.

Desinfección, protección... y maquillaje 

Pero, ¿y más allá del modelo de mascarilla, cómo cuidar la apariencia y la piel? Pues, entre otras cosas, recuerden: muchas mascarillas no protegen de la luz solar, y parte del rostro sigue descubierta, por lo que es importante utilizar cremas con protección solar.

Y, quienes se decanten por maquillarse, deben tener en cuenta una serie de recomendaciones. Por ejemplo, Gisela Bosque, “makeup artista” de Sephora, explica a la revista Telva que “la mascarilla hace que nuestra piel no respire de manera natural”.

Por eso, la maquilladora recomienda “lavar bien el rostro al llegar a casa, retirando las impurezas, y aplicar el tratamiento para la piel que forme parte de la rutina habitual”.

Bosque también aconseja “ ‘primers` (prebases y fijadores) que sellen la piel, eviten el exceso de sebo y hagan que el maquillaje se convierte en resistente al agua, el sudor y la ficción”.

De hecho, Paula Soroa, embajadora de maquillaje de Shiseido, recomienda para el mismo medio “utilizar menos base de maquillaje, ya que la piel con la mascarilla transpira y pueden formarse infecciones acneicas, especialmente en verano”.

En su lugar, Soroa apuesta por “enfatizar los ojos, porque ahí es donde va a concentrarse toda nuestra expresión”.

A su vez, Eliecer Prince, “make up artista” de Guerlain, opina que “el contorno de ojos esté muy cuidado también: además del corrector y el iluminador, deberíamos usar cremas de tratamiento en la zona del contorno, o parches para los ojos”, según comenta a la publicación.

Y, además de la piel hay que cuidar también de sus mascarillas. Por ejemplo, el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social de España ha compartido una guía para la correcta desinfección de mascarillas higiénicas reutilizables:

1--. Lavar y desinfectar las mascarillas con detergente y agua entre 60 y 90 grados (un ciclo normal de la lavadora).

2--. Sumergirlas en una disolución de lejía durante 30 minutos, y eliminar los restos de producto aclarando con agua y jabón.

3--. Utilizar alguna sustancia virucida homologada, siguiendo las instrucciones del fabricante, y aclarar después con agua y jabón.

Son tiempos de mascarillas y en ellos, moda, belleza y protección no tienen porqué estar reñidas, siempre que elijan el modelo adecuado y sigan los consejos de los expertos.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba