Loader

Nono Maldonado celebra 50 años en la moda con una exhibición

La retrospectiva se inaugura el próximo mes de octubre en la Universidad Ana G. Méndez
Photo
Nono Maldonado siempre se ha caracterizado por la elegancia y el buen gusto al diseñar. (Archivo)
  • Compartir esta nota:

Por décadas, el diseñador Nono Maldonado ha sido un referente de la industria de la moda local.

Aunque en los últimos años ha dejado a un lado la confección de ropa para dedicarle más tiempo a la ambientación de espacios comerciales y residenciales, su nombre sigue ligado al estilo y al desarrollo de la industria de la moda local.

Para celebrar las cinco décadas que Maldonado le ha dedicado al diseño, el creativo se ha unido a la Universidad Ana G. Méndez para presentar una exhibición retrospectiva que lleva por nombre “El orden de las formas”, en el que se mostrará la evolución de su talento.

La muestra estará disponible en el Museo Josefina Camacho de la Nuez en el recinto de Gurabo de la Universidad Ana G. Méndez para el disfrute, no solo de los estudiantes de este centro académico, sino también del público general.

Para esta exposición, el diseñador mostrará fotos, artículos que han sido relevantes en su evolución profesional y muchos de los vestidos que marcaron momentos fundamentales de la moda.

En “El orden de las formas” Maldonado revelará su ingenio y la forma en la que el arte, la música, la cinematografía y su estrecha relación con familiares y amigos han impactado su trabajo.

Una carrera exitosa

El estilo de Maldonado siempre se ha distinguido por las líneas simples pero glamourosas y la selección de telas de calidad, lo que por décadas cautivó a mujeres de todas las edades.

Esta pasión por la moda es innata. Creo que mucho tiene que ver con mi crianza, con mi mundo y con mi experiencia en el mundo de la moda. También con la gente que ha pasado por mi vida y me ha inspirado como Yves St. Laurent y toda esa experiencia que tuve durante el tiempo que viví en Nueva York. Las diferentes etapas de mi carrera fueron un aprendizaje”, dijo Maldonado hace unos años en una entrevista con este medio.

En 1967, Maldonado abandonó su intención de estudiar arquitectura y decidió probar suerte en el mundo de la moda en la ciudad de los rascacielos, pero desde otra perspectiva. Nono quería cumplir su sueño de trabajar para la revista GQ o Esquire. Y lo logró.

Por cinco años se desempeñó como editor de moda masculina de Esquire. Entre 1970 y 1975 reseñaba los desfiles en Nueva York y viajaba dos veces al año a cubrir la semana de la moda de Roma (porque todavía no se presentaban en Milán), París y Londres.

En 1976, regresó a Puerto Rico con miras a abrir su tienda y comenzar a diseñar. Un año más tarde, se estableció en la avenida Ashford, en Condado donde permaneció por 29 años y medio, para luego mudar al local donde siempre tuvo su taller, también en la Ashford.

Hace unos años comenzó a hacerle espacio en su agenda a otros proyectos relacionados con su otra gran pasión, que es la ambientación de espacios y el interiorismo. Poco a poco comenzó a dedicarle más tiempo al diseño de interiores y a la confección de muebles hasta que llegó el momento en que reemplazó el diseño de moda por la creación de espacios acogedores y modernos con su empresa Nono Maldonado Casa.

 

  • Compartir esta nota:
Volver arriba