Loader

París acoge los desfiles de verano para un hombre a la moda y sin complejos

La Semana de la Moda Masculina se extenderá hasta el domingo, 23 de junio
  • Por EFE
  • 17 JUN. 2019 - 09:54 AM
Photo
El diseñador Alejandro Gómez Palomo, conocido como Palomo Spain. (EFE)
  • Compartir esta nota:

La Embajada de España, en la avenida George V, donde tendrá lugar el espectáculo, se encuentra a unos metros de los talleres en los que Balenciaga, Givenchy o Yves Saint Laurent lanzaron su carrera.

Por su juventud sigue siendo una "promesa de la moda", aunque a sus 27 años ya ha publicado un libro, ha expuesto en el Metropolitan Museum of Art de Nueva York y ha vestido a artistas como Madonna, Rosalía, Beyoncé o Harry Styles. Y eso que Palomo solo hace moda para hombre: uno desinhibido, divertido y orgulloso.

La Semana de la Moda hombre trae además otros momentos esperados, como el regreso de Lanvin de la mano de Bruno Sialelli, que ha asumido la dirección artística de la firma para hombre y mujer y presenta su primera colección masculina tras la partida de Lucas Ossendrijver, que dirigió la línea durante más de una década.

Vuelve asimismo Y/Project, la marca del belga Glenn Martens, que en la última temporada apostó por desfilar en el Pitti Uomo de Florencia -la cita de la moda masculina más importante junto a París-.

Hasta el domingo 23 de junio, se sucederán las grandes firmas: Acne Studios, Issey Miyake, Louis Vuitton, Dior o Balmain, que ha organizado un desfile-fiesta coincidiendo con la parisina Fiesta de la Música, el viernes por la noche.

Su diseñador, Olivier Rousteing, ha dado la posibilidad a 1,500 personas de conseguir una entrada gratuita para disfrutarlo junto a los invitados de la industria de la moda. Por supuesto, las entradas se agotaron inmediatamente.

El sábado será el turno de Loewe. Jonathan Anderson, su aclamado director creativo, continúa fijando las raíces de sus diseños para hombre tras una primera entrada en pasarela durante la anterior temporada, en enero.

El domingo, Kenzo se despide de una fructífera relación artística y comercial. Humberto Leon y Caroline Lim anunciaron la semana pasada que abandonan la firma donde han trabajado desde 2011, posicionándola entre las marcas de lujo más comerciales, y regresarán a Nueva York para centrarse en su proyecto personal, Opening Ceremony.

Si en estos ocho años sus desfiles no han escatimado en conciertos, actuaciones, bailes y grandes fiestas, su última pasarela para Kenzo no podrá ser menos colosal.

Fuera de calendario, Simon Porte Jacquemus, el "Palomo Spain" de la moda francesa, se llevará a sus invitados a Valensole, a los campos de lavanda de la Provenza, en el sur de Francia, para celebrar los 10 años de la marca que creó con tan solo 19 años.

También en paralelo a los desfiles, el jueves tendrá lugar la última despedida de Karl Lagerfeld, fallecido en febrero, con un homenaje que las firmas para las que trabajó -Chanel, Fendi y Karl Lagerfeld- le dedican en el emblemático Grand Palais.

Para muchos, será la única oportunidad de decir adiós al último referente de una generación de diseñadores que marcó el ritmo de la industria en los últimos cuarenta años y que se fue, según su voluntad, sin grandes ceremonias ni exequias monumentales.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba