Loader

¿Qué se puede hacer con la ropa que ya no se utiliza?

Dos expertas en moda sostenible explican los pasos para darles larga vida útil a las prendas
  • Por El Tiempo/ GDA
  • 31 JUL. 2020 - 08:00 AM
Photo
Otra forma de reciclar y ayudar al medioambiente es comprar ropa de segunda mano, así se alarga el período de utilidad de la prenda, se economiza dinero y no se contamina. (Foto: Archivo)
  • Compartir esta nota:

Es indiscutible el impacto medioambiental de la industria textil. El 10 % de la contaminación global en el mundo procede de la industria de la moda, sobre todo por el auge de la ‘moda rápida’ que apuesta por una fabricación barata, un consumo frecuente y un uso de corta duración.

Este sector produce más de 92 millones de toneladas de desechos y consume 1.5 billones de toneladas de agua al año, según una revisión de estudios liderada por la Universidad de Aalto (Finlandia) y publicada en la revista Nature Reviews Earth & Environment.

“Además, se utilizan productos químicos nocivos y tóxicos, y las aguas residuales no se purifican adecuadamente”, explica Kirsi Niinimäki, investigadora de la universidad finlandesa.

Adela Cardona, periodista y asesora de moda sostenible, asegura que “la producción masiva de prendas que generan tal nivel de contaminación responde al famoso término fast fashion (moda rápida), que describe el consumo impuesto por la industria de la moda: producción masiva de prendas a bajo costo que se adquieren de forma rápida y generan la sensación de que la ropa es desechable”.

El papel del consumidor

“Los consumidores tienen que evitar la moda rápida y el tiempo de uso muy corto de las prendas. Tienen que invertir en una mejor calidad, mejor diseño, producción local y cuidar bien sus prendas”, concluye la científica Kirsi Niinimäki.

Existen alternativas que como consumidor puedes seguir desde casa para disminuir el impacto medioambiental de la industria textil.

Adela Cardona recomienda actuar bajo el concepto de darle a cada prenda que se tenga en el clóset un mayor periodo de vida útil.

“Para hacer una prenda se utilizan recursos hídricos, energéticos, materiales, mano de obra, una marca y un equipo de diseño. Cuando uno no usa la ropa suficientes veces o no se extiende su vida útil, se está botando a la basura ese montón de recursos”, afirma Cardona.

Catalina Espitia, diseñadora de modas y asesora de proyectos de moda sostenible, afirma que se debe ser consciente del consumo incluso antes de comprar la ropa.

“Cambiar la mentalidad al comprar. No se trata de decir: voy a comprar 40 camisetas porque me alcanza, sino voy comprar 1 o 2, que sé que me van a durar por mucho más tiempo”, afirma.

A continuación, encuentra un paso a paso de cómo alargar la vida útil de la ropa desde su hogar y aportar al cuidado del planeta.

Paso a paso

1. Depurar el clóset. Saca todas tus prendas del armario y haz una selección consciente de aquellas que sí necesitas. No olvides que menos es siempre más. Organiza la ropa en dos grupos: la que puede arreglar y la que se debe regalar.

2 Busca formas de reusar tus prendas. Algunas prendas pueden tener una segunda vida. Atrévete a darles un toque personal: algunas ideas de las expertas son ponerles parches, bordados o, incluso, convertirlas en algo totalmente nuevo.

3. Puedes donar, tomando precauciones. Si tu decisión final es no usar más la prenda, ¡no la tires! Lo mejor es donarla a una fundación o a personas cercanas. Si deseas donarla, asegúrate de que, en efecto, pueda ser utilizada, de que no termine en la basura y que esté limpia. 

4. Reciclar es otra opción. Puedes llevar sus prendas a almacenes de ropa que la vayan a usar para la producción de otras prendas o, desde casa, puede usarlas para limpiar o para construir otros objetos como bolsos o camas para su mascota.

5. Apoya la moda sostenible. A lo largo de los años han surgido diferentes emprendimientos para reducir el impacto de la industria textil en el medioambiente. Antes de comprar, recuerda que la calidad es más importante que la cantidad.

El orden, aliado del no desperdicio

Muchas veces, cuando no tenemos un clóset organizado no sabemos con certeza qué tipo de prendas almacenamos. Por esta razón terminamos comprando ropa repetida y, al mismo tiempo, seguimos guardando esas viejas prendas que ya no usamos y que ni siquiera sabemos que están ahí.

Marcela Lozano, organizadora profesional, comparte algunas técnicas para ordenar el clóset:

-  Todos los ganchos de colgar ropa deben ser iguales en forma y color.

Cuelga los ganchos en el mismo sentido y cuando uses una prenda cambia la dirección. En unos meses podrás fijarse en qué prendas usaste y cuáles no.

-  Cuelga chaquetas y camisas abotonadas y sube las cremalleras. Esto evitará que las prendas se deformen.

Organiza tus zapatos por tipos: de calle, deportivos, tacones, etc.

-  Crea divisiones en los cajones con separadores o cajas organizadoras.

-  Dobla tus prendas de forma vertical. Así verás cuáles tiene disponibles.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba