Loader

Reina Mora regresa con una variada propuesta de moda para niñas

La diseñadora Marta Negrón sugiere una variedad de estampados divertidos y prendas de vestir casuales con un toque muy “chic”
Photo
La colección de Reina Mora para otoño-invierno 2019 está disponible en la boutique A la Limón, en la Avenida Roosevelt, en San Juan. (Fotos: Suministradas/ Javier Vázquez)
  • Compartir esta nota:

La nueva colección de Reina Mora marca el regreso de la diseñadora de moda Marta Negrón al mercado de la ropa infantil luego de unos años de descanso.

La propuesta para la temporada de otoño-invierno 2019 trae nuevas tendencias de moda, pero se mantiene fiel a la esencia de la marca que por casi 20 años ha creado estilos en los que se destacan la calidad, el modernismo y el deseo de que las niñas luzcan prendas de vestir que vayan acorde a la etapa de la vida en la que se encuentran.

“Hacemos un ‘happy medium’ para que la niña que viste de Reina Mora se vea moderna sin dejar de verse niña. Se trabaja con elementos de moda, pero en piezas que no tienen ni escotes ni siluetas de adultas”, explica la diseñadora.

Negrón destaca que los grandes protagonistas de esta colección son los tonos rojos vibrantes llenos de energía, el verde bosque intenso muy relacionados a la naturaleza y el negro que puede comunicar rebeldía, poder y elegancia.

“Como la era de la logomanía sigue triunfando decidimos forrar nuestras piezas con nuestro logo. Creemos que esta tendencia seguirá causando furor. Nuestros estampados más interesantes son los de gallos, osos panda y la sorpresa del invierno 2019, que es el estampado de las cebras, el cual se usó para hacer una de nuestras faldas más vendidas, la falda circular”, enfatiza.

 La colección cuenta con faldas, blusas, vestidos y algunos modelos de abrigos. Negrón destaca que, aunque se trata de una propuesta que solo estará a la venta en la tienda puertorriqueña A la limón, en la Avenida Roosevelt, los abrigos han tenido una buena acogida, pues muchas de las niñas que acostumbra vestir de Reina Mora, viajan a lugares fríos durante el invierno.

Aunque con un poco de temor, Negrón también incluyó una camiseta que en la parte del frente dice “Almond Milk” y en la parte trasera aparece la frase “please, no meat”. Con esto espera llevar un mensaje de concienciación sobre la necesidad de conservar el planeta.

“Pienso que la gente que trabaja con música, arte y moda debe llevar un mensaje. Siempre he llevado el mensaje de que la niña se vista moderna pero que siempre parezca una niña. Esta vez hice una tshirt tratando de que concienciar a que la gente trate de minimizar la ingesta de carne. Creo que nosotros debemos tomar conciencia para ayudar medio ambiente”, explica la diseñadora, quien destaca que la colección está disponible para ser presentada en alguna actividad benéfica que tenga como objetivo ayudar a los niños.

Años de vivencias

Por 17 años, Negrón mantuvo a Reina Mora como una marca de lujo para niñas. Aunque la diseñadora ha residido la mayor parte del tiempo en Puerto Rico, la operación de su negocio ha estado más centrada en la ciudad de Nueva York, además de contar con agentes representantes en Atlanta, Texas y Londres.

“Por 17 años logré tener 170 clientes en Estados Unidos. Casi siempre por temporada podía venderle a cerca de 45 tiendas ‘high end’ como Eloise en Plaza Hotel en New York, que es una tienda de la elite neoyorquina. También vendí en Spring Flowers en Madison Avenue y en tiendas de Rodeo Drive en Los Ángeles”, recuerda.

En medio de todo el éxito de la marca, hace cinco años se le acercaron a Negrón dos importantes empresarios de la industria de la moda en Nueva York. Uno de ellos había sido CFO de Children’s Place y el otro uno de los dueños de la marca Adidas. La primera propuesta fue para representar la marca y cuando conocieron más a fondo la calidad con la que se confeccionaba, ambos empresarios quisieron comprar Reina Moda.

Pero el deseo de Negrón no era dejar ir su marca y llegaron un acuerdo para trabajar juntos la marca. Durante ese periodo Reina Mora tuvo sus oficinas en Times Square, una de las zonas más codiciadas por los empresarios en La Gran Manzana.

“Con el tiempo ellos quisieron crear una línea más módica. La calidad empezó a sufrir y yo lo que disfruto es las telas bonitas y buenas. No tengo la habilidad para trabajar con telas no muy finas, no me nace. Son unas personas muy buenas y honestas, pero lo que ellos querían al principio que era un ‘luxury brand’, fue cambiando. Decidí que no era lo que me apasionaba, no disfrutaba lo que estaba haciendo. Cuando la calidad empezó a sufrir, no firmé la renovación del contrato”, explica.

En ese momento, la diseñadora decidió tomarse un tiempo para renovar energía y ahora regresa con una propuesta muy completa, moderna y fiel al estilo de Reina Mora.

  • Compartir esta nota:
Volver arriba